Edición España. El ex secretario general de la OMT responde en una carta a los representantes de los países miembros

Frangialli pide a Pololikashvili que aclare sus acusaciones y no mienta más

Zurab Pololikashvili acusó de irregularidades a los firmantes de la carta abierta que pedía a los países miembros reconsiderar su reelección como secretario general 23 noviembre, 2021

Francesco Frangialli, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT) entre 1996 y 2009, responde en una carta a los representantes de los países miembros de la organización, a las acusaciones vertidas por el actual secretario general Zurab Pololikashvili. Éste escribió a los países miembros asegurando que algunos de los ex altos cargos de la OMT que habían firmado una carta cuestionando su gestión y pidiendo a los países el voto secreto en la Asamblea, habían "cometido irregularidades" en el ejercicio de su cargo, aunque no concretaba más. Frangialli le responde en este escrito exigiéndole todos los detalles y acusa al georgiano de hacer "juicios estalinistas".

Francesco Frangialli, ex secretario general de la OMT, rechaza en su carta a los países miembros de la OMT las acusaciones hechas por el actual secretario general, Zurab Pololikashvili, quien decía que "durante el mandato de los ex representantes de la OMT (firmantes de la carta abierta), se cometieron irregularidades y muchos estados miembros importantes se retiraron", y añadía: "una situación que la organización ha estado intentando remediar desde entonces".

Frangialli asegura que cuando uno habla de "irregularidades" no puede ser así de vago. "Cada irregularidad debe ser identificada", afirma, pidiendo a Pololikashvili que diga cuándo se cometió cada una, quién fue el responsable y qué país se fue como consecuencia de todo ello.

"Si no -añade Frangialli- es exactamente lo que se llama un juicio estalinista. Cuando yo era secretario general ningún país importante dejó la organización", concluye

En segundo lugar, afirma Frangialli, "no puedo estar de acuerdo en asumir que, como fue algo aprobado por el Consejo, el procedimiento de la nominación del candidato al puesto de secretario general fue correcto transparente y democrático. Nada de eso".

Dudas sobre la legitimidad del proceso electoral

Frangialli sigue explicando que junto con su sucesor, Taleb Rifai, y "sin interferir de ninguna manera en la decisión que debía ser tomada", avisamos de la manera debida del riesgo que conllevaba el calendario propuesto por el secretario general-candidato y aceptado por el Consejo Ejecutivo en su 112 sesión en Tiflis (Georgia)". Y añade: "Si se hubieran escuchado entonces nuestras voces, la duda que ahora afecta a la legitimidad de todo el proceso electoral no existiría".

Francesco Frangialli, secretario general honorífico de la OMT.

Y se refiere a esa decisión del Consejo Ejecutivo diciendo: "Reunirse en el país de origen del candidato en un momento en que muchos miembros del Consejo no podían viajar a causa de la pandemia, y cuando muchos de ellos eran representados por las embajadas en Georgia, claramente introduce un sesgo".

Y continúa: "El Consejo aprobó un calendario que hizo imposible que potenciales candidatos se postularan como tales, obtuvieran el apoyo de sus gobiernos y elaboraran e hicieran circular su programa, y además, realizaran con normalidad su campaña".

Frangialli considera, además, que celebrando en Madrid la elección por parte del Consejo se favoreció también al secretario general, Pololikashvili, quien había sido embajador de Georgia en España.

"Todo ello dio al candidato titular una ventaja competitiva injusta sobre sus posibles competidores", asegura

Acusa al secretario general de haber engañado a los estados miembros al decirles que se avanzaba a enero su elección por parte del Consejo para hacerla coincidir con Fitur, porque estaba claro para todos, dice Frangialli, que a causa de la pandemia la feria no tendría lugar en enero. Tal y como él y Taleb Rifai dijeron en ese momento en su carta, lo lógico, dadas las circunstancias sanitarias, hubiera sido posponer el Consejo hasta la primavera, fecha en la que suele celebrarse, o incluso dejarlo para la Asamblea General. "En esas circunstancias -acusa Frangialli- avanzar la fecha fue solo hacer trampa".

Lo último sobre la OMT y el intercambio de cartas:

- Ex altos cargos de la OMT proponen que no sea ratificado Pololikashvili

- Costa Rica pide el voto secreto para ratificar o no a Pololikashvili

- "Necesitamos a un secretario general de la OMT plenamente legitimado"

- "Estoy profundamente triste", dice Pololikashvili a los países de la OMT

Frangialli recuerda que en su carta a los países miembros, Pololikashvili, a quien nombra como "secretario general saliente", asegura que el procedimento seguido fue "estrictamente legal" y estaba dentro del ámbito del propio Consejo Ejecutivo. "Esto es totalmente correcto", confirma Frangialli, pero añade que "legalmente no es suficiente". "Uno puede ser, a la vez, legal e inmoral manipulando el proceso", afirma.

"El procedimiento electoral puede estar formalmente en concordancia con los Estatutos, pero al mismo tiempo ser injusto y no igualitario. Al final, no habrá sido ético"

Y cita a Sófocles: "Hay un punto a partir del cual incluso la justicia se convierte en injusta".

Frangialli termina su carta diciendo que espera que la Asamblea General, como órgano supremo de la OMT, "hará lo que es necesario para asegurar una elección justa en Madrid y el retorno a una buena gestión en la organización".

Francesco Frangialli no fue uno de los firmantes de la carta abierta de ex altos cargos de la OMT, porque consideró que como ex secretario general, no debía interferir en un debate interno de la organización. Sin embargo, sí que mostró su apoyo al contenido de la carta, que proponía varias cosas:

  1. Reconsiderar, a la luz del informe de la Oficial de Ética, si hay que ratificar o no a Pololikashvili
  2. Pedir que la votación para ratificarlo o no en la Asamblea sea secreta, o sea, ni electrónica ni por aclamación, sino mediante votos, papeletas y escrutinio (cosa que ya ha hecho Costa Rica)
  3. No votar la ratificación de Pololikashvili a la luz de las previsibles conclusiones
  4. Forzar así un nuevo proceso electoral
  5. Pedir una investigación interna para determinar posibles responsabilidades

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.