Edición España. Es suficiente con que lo pida un solo país para forzar la votación secreta

Costa Rica pide el voto secreto para ratificar o no a Pololikashvili

Esto es lo que sugerían en una carta abierta varios ex altos cargos de la OMT, entre los cuales está el ex secretario general Taleb Rifai 18 noviembre, 2021

Costa Rica ha sido el primer país en pedir que la votación para ratificar o no al secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, se realice en secreto. Y con una sola petición ya es suficiente. Esta posibilidad era apuntada en la carta abierta publicada esta semana por un grupo de ex altos cargos de la OMT, que ante la deriva ética en la gestión del actual secretario general, pedían a los países miembros tres cosas: que reconsideraran la ratificación de Pololikashvili a la luz del informe de la Oficial de Ética; que pidieran voto secreto para la ratificación; y que forzaran al Comité Ejecutivo a abrir un nuevo proceso electoral. También proponían la apertura de una investigación interna para revelar posibles irregularidades. Esta carta abierta fue firmada por el ex secretario general Taleb Rifai y obtuvo el apoyo de otro ex secretario general, quien manifestó "apoyar y compartir" su contenido, Francesco Frangialli.

Se acerca la Asamblea General que la Organización Mundial del Turismo (OMT) celebrará en Madrid a finales de mes, y la situación dista mucho de ser un mar en calma.

El informe que la Oficial de Ética de la organización llevará a la Asamblea encendió todas las alarmas de unas presuntas irregularidades en la gestión de los Recursos Humanos que hasta entonces eran conocidas solamente dentro de la propia institución. A ello se añaden las denuncias de presuntas irregularidades en la reelección de Zurab Pololikashvili por parte del Comité Ejecutivo el pasado mes de enero.

En ese momento, dos ex secretarios generales, Taleb Rifai y Francesco Frangialli, ya pedían que la reelección del secretario general no se forzara a principios de año, estando como estaba prevista para la primavera, sino que, o bien se mantuviera para el mes de mayo o bien se retrasara hasta la Asamblea General. Sin embargo, el Comité Ejecutivo reeligió a Pololikashvili en enero, dejando su posterior y necesaria ratificación para la Asamblea de noviembre, que inicialmente debía tener lugar en Marrackech.

Costa Rica pide votación secreta

De momento, Costa Rica ha sido el primer país en responder y pedir, efectivamente, que la votación sea secreta, por medio de una carta firmada por el ministro de Turismo, Gustavo Segura, quien pide "que el nombramiento del Secretario General para el período 2022-2025 se realice por votación secreta de todos los miembros presentes y efectivos de conformidad con las normas vigentes que rigen la relación Estados/OMT".

Así pues, la votación tendrá que ser secreta porque es suficiente con que lo pida uno solo de los países asistentes y con derecho a voto, ya que no tienen derecho a voto los que no pagan su contribución anual a la Organización

Con esta petición Costa Rica rompe la costumbre de que el secretario general sea elegido por aclamación en la Asamblea, y obliga a votar su ratificación.

De hecho, la votación secreta viene recogida en el Art. 43 de las normas de la Asamblea General, que prevé que "todas las elecciones y el nombramiento del secretario general se harán por votación secreta". La cuestión es que no termina de haber plena confianza en la votación electrónica, que el secretario general quiere adoptar como un medio habitual más allá de las restricciones que ha habido en el pasado por la pandemia.

La petición de Costa Rica es importante no tanto por el secretismo del voto en sí, sino por el medio en que se vaya a votar, ya que las papeletas y las urnas de toda la vida reducen considerablemente la posibilidad de amañar los resultados. Una garantía que no todos los países miembros tienen clara cuando se trata del voto electrónico, que no puede ser auditado.

Una de las propuestas que el secretario general lleva a la Asamblea es, precisamente, adoptar el método de votación electrónica en la misma Asamblea, que no viene especificado en los reglamentos. La votación electrónica "parece ser fiable", dice el texto de la propuesta, que se justifica porque "parece reducir significativamente el tiempo necesario para contar los votos por llamamiento nominal y las papeletas".

La deriva ética en RRHH

La página 17 del informe de Recursos Humanos que llevará a la Asamblea la Oficial de Ética, dice textualmente, en sus "Consideraciones finales" (página 17):

47. La función de ética en las organizaciones de las Naciones Unidas está diseñada para cultivar y alimentar una cultura de la ética, la integridad y la rendición de cuentas, y para promover la formulación y la aplicación de las más altas normas éticas por parte de los miembros del personal en el desempeño de sus funciones.

48. Lamentablemente, tres años después del establecimiento de la función de ética interna, la alta dirección no ha prestado una atención seria ni un mínimo apoyo a esta función. La falta de compromiso se refleja claramente en la persistente falta de recursos, necesarios para fortalecer progresivamente el control interno y fomentar la rendición de cuentas y la integridad a nivel organizativo e individual.

49. Con más de 35 años de servicio bajo seis secretarios generales de la Organización, de los cuales más de 20 años han estado dedicados a la ética y la responsabilidad social, la Oficial de Ética interna es actualmente la funcionaria con más años de servicio en la Organización. Por ello, ha podido observar con creciente preocupación y tristeza que las prácticas internas transparentes que existían en anteriores administraciones, entre otras cosas, en materia de ascensos, reclasificaciones de puestos y nombramientos, se han interrumpido repentinamente, dejando amplio espacio para la opacidad y para una gestión arbitraria.

50. A la luz de la aparente inviabilidad de una función de ética interna que funcione adecuadamente, debido, supuestamente, a restricciones presupuestarias, la Oficial de Ética interna insta encarecidamente a regresar a la fórmula anterior y a externalizar esta función delicada y compleja a un oficial de ética profesional de un órgano similar de las Naciones Unidas, así como a acelerar a la vez la conclusión del acuerdo para contar con una oficina de supervisión (OSSI) externa con el fin de abordar las investigaciones internas.

Lo último sobre la OMT:

- Repensando (anónimamente) la OMT con ánimo constructivo

- Repensando la Organización Mundial del Turismo (con ánimo constructivo)

- Ex altos cargos de la OMT proponen que no sea ratificado Pololikashvili

El secretario general de la OMT puede no tener tan segura su ratificación.

La carta abierta

Recogiendo la preocupación de la Oficial de Ética, un grupo de ex altos cartos de la OMT, entre los que figuran el español Carlos Vogeler -director Regional para las Américas desde 2007 y adicionalmente, director Ejecutivo de la OMT hasta diciembre de 2017-, y los dos ex secretarios generales Rifai y Frangialli, proponían esta semana a los países miembros que parasen el proceso de ratificación de Pololikashvili.

Su propuesta tenía varios ámbitos:

1. Reconsiderar, a la luz del informe de la Oficial de Ética, si había que ratificar o no a Pololikashvili

2. Pedir que la votación para ratificarlo o no en la Asamblea sea secreta

3. No votar la ratificación de Pololikashvili

4. Forzar así un nuevo proceso electoral

5. Pedir una investigación interna para determinar posibles responsabilidades

Visiones en torno a la OMT:

- Frangialli: "No sabemos si la OMT cumple con objetivos que no están claros"

- Taleb Rifai: "No creo que la OMT esté cumpliendo con sus objetivos"

- España solo necesitaría 53 votos para sustituir a Pololikashvili en la OMT

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.