Edición España. Caída de la demanda a causa de las restricciones para frenar a ómicron

Aerolíneas europeas están cancelando miles de vuelos para enero y febrero

10 enero, 2022

Aerolíneas europeas están haciendo drásticos recortes de sus programas de vuelo de invierno, particularmente de enero y febrero, debido a que las nuevas restricciones impuestas para contener la propagación de ómicron, la altamente contagiosa variante de COVID-19 detectada en Sudáfrica a finales de noviembre pasado, ha provocado una abrupta disminución en las reservas anticipadas para esos meses, después de una prometedora como engañosa temporada de otoño 2021 para el sector de los viajes. El Grupo Lufthansa, Ryanair y Wizz Air han hecho anuncios en este sentido, y algunas de las rutas eliminadas afectan a España.

El consejero delegado del Grupo Lufthansa, Carsten Spohr, afirmó hace días a la revista alemana Frankfurter Allgemeine: “Tenemos que cancelar 33.000 vuelos" –el 10% de su programa total- por la fuerte caída de reservas para el período entre mediados de enero y durante todo febrero, lo que incluiría a todas sus operadoras -Lufthansa, Swiss, Austrian Airlines, Brussels Airlines y Eurowings-.

“En el otoño, todavía nos sorprendió gratamente lo bien que había mejorado nuestro negocio. Pero desde mediados de enero hasta febrero, en realidad estamos viendo una fuerte caída en las reservas”, afirmó Spohr a la publicación alemana.

“Sobre todo, estamos perdiendo pasajeros en nuestros mercados nacionales de Alemania, Suiza, Austria y Bélgica, porque estos países han sido los más afectados por la pandemia”, ha agregado. Asimismo, debido a las reglas de franjas horarias del aeropuerto, manteniéndose en un 50% obligatorio para otoño/invierno, Spohr reveló: "Tendremos que realizar 18.000 vuelos adicionales e innecesarios, solo para asegurar nuestros derechos de despegue y aterrizaje”. Su filial Brussels Airlines informó de verse obligada a operar hasta marzo unos 3.000 vuelos con una ocupación insuficiente por conservar los slots.

Lufthansa no es la única compañía aérea europea que realiza reducciones. La aerolínea irlandesa de bajo costo Ryanair también está recortando su horario de enero en un 33% por las mismas causas: la caída en las reservas que la low cost irlandesa atribuyó a la variante ómicron y a las restricciones de viaje más estrictas en Europa.

Más sobre el tema

- Ómicron altera las previsiones de Ryanair en el último mes de 2021

- La capacidad ofertada por las aerolíneas cayó un 35% en 2021 frente a 2019

- ACI Europe: "No hay razón para que las aerolíneas operen vuelos fantasma"

Ryanair redujo su capacidad de enero de aproximadamente 10 millones de asientos a entre 6 y 7 millones de pasajeros. La aerolínea está en modo de espera para febrero y marzo. “A la luz de la incertidumbre actual sobre la variante ómicron... aún no se han decidido recortes de horarios para febrero o marzo de 2022. Estos cronogramas se revisarán en enero a medida que haya más información científica disponible sobre la variante ómicron”, dijo Ryanair en un comunicado sobre estos recortes de capacidad comunicado sobre las reducciones de enero.

La low cost húngara Wizz Air anunció que estaba cancelando para los dos primeros meses del año cerca de una treintena de rutas. Doce de los enlaces con salida desde Viena ya han sido eliminados: Alghero, Charleroi, Colonia, Dortmund, Eindhoven, Faro, Madrid, Menorca, Oslo, Skavsta, Tallin y Varsovia.

Un tercio de las cancelaciones afecta a destinos en Italia, pero también se han eliminado varias rutas a Chipre, Turquía o Noruega. Otros aeropuertos afectados incluyen Varsovia, Polonia (siete); Gdansk, Polonia (cinco); Eindhoven, Países Bajos (cinco); Dortmund, Alemania (cuatro); Sofía, Bulgaria (cuatro); y Zaporizhzhia, Grecia (tres); según recoge el portal húngaro dailynewshungary.com.

Las aerolíneas estadounidenses afrontaron a finales de 2021 y principios de este año la nefasta combinación de meteorología adversa con fuertes nevadas y un alto número de tripulaciones de vuelo contagiadas de ómicron, llevándolas a cancelar unos 19.000 vuelos antes de Navidad y, posteriormente, en Año Nuevo, cancelaron unos 10.000 vuelos los primeros días de 2022. El mismo problema afectó a las operadoras europeas a mediados de diciembre.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.