Tras la agresión rusa a Ucrania, el combustible está ejerciendo una fuerte presión en los costes de las compañías aéreas, según la IATA

Recargo por combustible en los pasajes, impacto del asalto ruso a Ucrania

13 marzo, 2022

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) prevé que las sanciones resultantes de la agresión militar de Rusia a Ucrania, así como los cierres de espacio aéreo, tengan un impacto muy negativo en los viajes, principalmente entre países vecinos y en los mercados entre Europa y Asia y Asia y Norteamérica. Asimismo, ha señalado que el repentino aumento de los precios del combustible ha comenzado a ejercer una importante presión en los costes de las aerolíneas. El director general de la organización, Wilie Walsh, ha precisado que, desde el 4 de marzo, el combustible para aviones se cotiza a más de 140 dólares el barril, un golpe masivo en los costes muy duro de absorber por una industria que aún está luchando por reducir las pérdidas ocasionadas por la crisis de COVID-19 de dos años. De hecho, algunas compañías están anunciando que vuelven a aplicar en pocos días el recargo por combustible.

La principal patronal aérea mundial suministró estos datos:

  • El mercado de Ucrania representó el 3,3% del tráfico de pasajeros europeo y el 0,8% del tráfico mundial en 2021.
  • El mercado internacional ruso representó el 5,7 % del tráfico europeo (excluyendo el mercado interno de Rusia) y el 1,3 % del tráfico mundial en 2021.
  • Los cierres del espacio aéreo han dado lugar a cambios de ruta o cancelaciones de vuelos en algunas rutas, principalmente en el mercado de Europa-Asia, pero también en el mercado de Asia-Norteamérica. Este impacto se mitiga debido a la gran disminución de la actividad de vuelos desde que las fronteras en Asia se cerraron en gran medida debido a COVID-19. En 2021, los RPK volados entre Asia-Norteamérica y Asia-Europa representaron el 3% y el 4,5%, respectivamente, de los RPK internacionales globales.

Además de las interrupciones de vuelos y rutas, el aumento repentino en los precios del combustible está ejerciendo presión sobre los costes de las aerolíneas, incrementando las pérdidas dela industria para este año.

El director general de iATA, Willie Walsh, ha referido que cuando la organización hizo su pronóstico financiero de la industria más reciente, el otoño pasado, previeron que la industria de las aerolíneas perdiera 11.600 millones de dólares (10.640 M€) en 2022, con el combustible para aviones a 78 $ por barril, lo que derivaba a que el combustible represente el 20% de los costes.

"A partir del 4 de marzo, el combustible para aviones se cotiza a más de 140 $ el barril. Absorber un golpe tan masivo en los costes, justo cuando la industria está luchando por reducir las pérdidas a medida que emerge de la crisis de la COVID-19 de dos años, es un gran desafío. Si el precio del combustible para aviones se mantiene tan alto, con el tiempo, se reflejará en los rendimientos de las aerolíneas”, agregó Walsh

Los más altos desde 2008

Después de la invasión rusa de Ucrania, el precio del petróleo subió esta semana a su nivel más alto desde 2008. El Brent, la referencia internacional en especial para Europa, superó brevemente los 139 dólares el barril, lo que se sumó a los costes de las aerolíneas en un momento en que las aerolíneas han estado luchando para recuperarse de un colapso de la demanda relacionado con la pandemia de coronavirus.

Los precios del petróleo ya comenzaban a fortalecerse debido a la escasez de suministros mundiales, pero las sanciones occidentales a Rusia por su invasión de Ucrania dispararon los precios, debido a que el país agresor es un importante proveedor de petróleo.

El precio del combustible para aviones del noroeste de Europa en el mercado al contado se disparó un 85% desde el 25 de febrero a 1.649 dólares la tonelada el pasado miércoles, aunque volvió a caer a 1.007 dólares el viernes, según recoge la agencia británica de noticias Reuters.

Malaysia Airlines dijo el viernes que implementaría un recargo por combustible para algunos mercados a partir del 23 de marzo y administraría la capacidad para reducir las rutas no rentables ante el desmedido aumento de los costes del combustible.

Su rival low cost AirAsia introdujo el 5 de marzo recargos por combustible en sus billetes de avión por primera vez desde 2015. Mientras tanto, las aerolíneas chinas también están incrementando los recargos por combustible en las rutas nacionales, al igual que recientemente lo hicieron las japonesas del ANA Holdings y Japan Airlines y Emirates.

Algunas aerolíneas tienen coberturas de petróleo que ayudarán a compensar parcialmente el aumento de precios, según refiere Reuters, pero otras compañías no tienen cobertura, incluidas las grandes estadounidenses United Airlines, American Airlines y Delta Air Lines, esta última con refinería de petróleo, dado que, ante las caídas de los precios en los años recientes por debajo que los estipulados en las coberturas, han preferido prevenir futuras pérdidas si los precios vuelven a bajar.

Además de las razones económicas derivadas de la pandemia y la agresión rusa, para algunas operadoras ha aumentado el consumo por la necesidad de volar rutas más largas para evitar el espacio aéreo ruso y ucraniano.

Entre coberturas y recargos

Las aerolíneas están intentando equilibrar sus costes con malabarismo entre las coberturas y los aumentos por combustible en sus tarifas, según han ido informando al mercado durante sus más recientes presentaciones de resultados, según datos de Reuters.

IAG está protegido contra la volatilidad de los precios del crudo durante dos años, según su CEO, Luis Gallego, y alrededor del 60% para todo 2022. Con base en un escenario de precio del combustible de 900 $ por tonelada, la compañía estaría pagando 690 $ por tonelada en el primer trimestre después de cubrir el 70% de su combustible y divisas. En el segundo trimestre, el precio subiría a 750 $, después de cubrir el 65% de combustible y divisas.

Lufthansa tiene una cobertura del 63% en 2022 a un precio de equilibrio de 74 dólares el barril.

Air France KLM ha cubierto el 72% del consumo de petróleo para el primer trimestre y el 63% para el segundo trimestre a 90$ por barril, con porcentajes de cobertura inferiores para el segundo semestre.

EasyJet cubrió el 60% del combustible en el año fiscal hasta el 30 de septiembre a unos 504$ por tonelada métrica.

Ryanair tiene cubierto el 80% del combustible hasta 2023, pero el aumento de los precios aún le costará al grupo unos 50 millones de euros durante los próximos 12 meses, según el presidente del grupo Michael O'Leary, precisando que Ryanair no introducirá cargos por combustible para este verano.

Wizz Air ha cubierto el combustible para los próximos cuatro meses con coste cero. Para marzo ha cubierto la mitad de sus necesidades con un precio tope de 1.172 dólares la tonelada y el 40% de sus necesidades de su primer trimestre fiscal hasta junio a 1.142 dólares la tonelada.

Air New Zealand ha cubierto 1,34 millones de barriles de petróleo en el primer semestre y 707.500 barriles en el segundo. A finales de febrero aumentó las tarifas internacionales en alrededor de un 5% por el aumento de los precios del petróleo y la inflación general de costes.

Cathay Pacific Airways ha cubierto todo su consumo del primer trimestre y aproximadamente la mitad del previsto para el segundo trimestre, y cantidades menores hasta finales de 2023.

Qantas Airways tiene más del 90% de su combustible cubierto durante el primer semestre del año y el 50% del tercer trimestre.

Singapore Airlines que tiene cubierto desde 2021 el 30% de sus necesidades hasta el 31 de marzo, ha cubierto a un precio promedio del crudo Brent de 60 $ por barril, el 40% de sus necesidades durante los siguientes cinco trimestres.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.