Estudio Deloitte-ALA

Lo que perderá España con las medidas fiscales para una aviación verde

La pérdida de 11 M de turistas internacionales y una reducción del PIB en 23.000 M€ son parte de los costes para el país

27 septiembre, 2022
Lo que perderá España con las medidas fiscales para una aviación verde
  • Un estudio de Deloitte ha analizado el impacto para España de las medidas establecidas para el sector aéreo por la Comisión Europea
  • La pérdida de 11 M de turistas internacionales, una consecuente reducción del 1,6% del PIB (23.000 M€) y 430.000 empleos menos en 2030
  • Solamente las medidas fiscales como un impuesto a los pasajes supondrían una caída del 0,9% del PIB y la pérdida de 236.000 empleos en 2030

La pérdida de 11 millones de turistas internacionales, una consecuente reducción del 1,6% del PIB (23.000 M€) y 430.000 empleos menos en 2030 podría suponer para España la aplicación de las medidas establecidas para la aviación por la Comisión Europea (CE) dentro de su paquete legislativo Fit for 55, destinado a ayudar a cumplir los objetivos de reducción de emisiones a largo plazo, junto a la posible introducción de un impuesto al billete incluido en el Libro Blanco de la Reforma Tributaria.

La Unión Europea se ha fijado el objetivo vinculante de lograr la neutralidad climática para 2050, que se ha propuesto acelerar con Fit for 55, presentado en julio del año pasado, a través de medidas dirigidas a adelantar para el año 2030 una recorte de las emisiones de CO₂ en un 55% desde los niveles de 1990, aprobando este año disposiciones específicas para el sector transportes y, dentro de este, la aviación, un sector difícil de descarbonizar. La nueva legislación europea cubre algunas áreas de políticas que tendrán un impacto importante en las operaciones: reformar el comercio de emisiones, la fiscalidad del combustible y los combustibles de aviación sostenibles (SAF). Adicionalmente, hay medidas fiscales que quieren aplicar los gobiernos como impuestos al combustible y a los billetes (pasajeros).

Las conclusiones del informe de Deloitte sobre el impacto de las medidas, “Volando hacia un futuro sostenible. Un análisis del coste socioeconómico para España debido al solapamiento de medidas sobre el sector aéreo”, fueron presentadas este lunes por Jesús Valero, socio responsable de Economics de Deloitte Financial Advisory, en un encuentro organizado por la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

Más información sobre el pacto verde europeo:

- El costoso vuelo a la aviación verde: sin vergüenza de volar

Jesús Valero, socio responsable de Economics de Deloitte Financial Advisory, presentó el informe

Las medidas

En su análisis del coste socioeconómico para el conjunto de la economía española en 2030, Deloitte destaca el impacto que tendrán las medidas contenidas en el paquete ‘Fit for 55’ dirigidas a la aviación y de la aplicación de un impuesto al billete en España:

  • El uso de una cuota del 5% de combustible sostenible en la aviación (SAF), entre 3 y 6 veces más caro que el combustible convencional, en función de si es de origen biológico o sintético, que establece el Reglamento europeo de Refuel.
  • La restricción de derechos de emisión de CO2, con el consiguiente encarecimiento de los mismos, como recoge la propuesta legislativa de modificación del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (ETS).
  • La aplicación de un impuesto al queroseno a la aviación de 7,53 euros/gigajulio que propone la reforma de la directiva de Fiscalidad Energética.
  • La posible aplicación de un impuesto al billete de 7,85 euros, como se propone en el Libro Blanco para la Reforma Tributaria.

Para las aerolíneas europeas, varias de estas medidas les restará competitividad frente a competidoras de otras regiones, sujetas a diferentes y menos exigentes políticas de sostenibilidad.

¿Qué perderá España?

El informe concluye que la aplicación simultánea de estas cuatro medidas en 2030 se traducirá en un mayor coste para viajar a España, con la consiguiente reducción en el número de turistas internacionales y el subsiguiente impacto económico. En concreto, Deloitte calcula que se perderían:

  • Más de 11 millones de turistas internacionales.
  • Más de 12 mil millones de euros de gasto, no sólo en el sector aéreo, sino en una variedad de sectores. Entre ellos, el sector del alojamiento (-3,6 mil millones de euros) y el sector alimentación (-3,2 mil millones de euros), ambos dependientes del turismo.
  • Más de 23 mil millones del PIB, es decir, el 1,6%, y 430.000 empleos respecto del tamaño de la economía en el caso base en 2030. La mayor parte de esta caída se debería a la aplicación del impuesto sobre el combustible y el billete. En concreto:
    • Las medidas fiscales provocarían una caída del 0,9% del PIB y una pérdida adicional de 236.000 empleos, magnitud similar al número de empleos prepandemia en las actividades inmobiliarias en España.
    • Las medidas medioambientales (SAF y ETS): supondría una caída del 0,7% del PIB en 2030 y una pérdida de 194.000 empleos, cifra equivalente al número de empleos prepandemia en el sector de la fabricación de vehículos de motor en España.

El informe señala que solamente las medidas fiscales para el sector aéreo supondrían una caída del 0,9% del PIB y la pérdida de 236.000 empleos en 2030

Javier Gándara, presidente de ALA, ha señalado en nombre del sector que están de acuerdo con las medidas medioambientales que contribuyen a alcanzar el objetivo de la neutralidad climática para 2050, como es el caso de la introducción de los combustibles sostenibles SAF y la aplicación de un sistema de derechos de emisión ETS.

"Estamos dispuestos a asumir un sobrecoste en la medida que contribuyen a la descarbonización del sector. Sin embargo, las medidas fiscales responden a un afán recaudatorio y no descarbonizan, generando un importante impacto en el sector turístico, pilar económico para España”

Recordó que la aviación es uno de los sectores de más difícil descarbonización, pero la solución pasa por invertir en tecnologías que efectivamente contribuyan a su reducción de emisiones de CO2 y huir de medidas recaudatorias que no descarbonizan.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha pedido prudencia y no poner en marcha nuevas medidas fiscales e impuestos que pueden suponer un importante lastre para la competitividad del sector aéreo, un sector sistémico y estratégico para la conectividad de España, pilar fundamental del turismo y generador de empleo y riqueza”.

Al evento han asistido además los máximos responsables de Iberia, Javier Sánchez-Prieto; Air Europa, Jesús Nuño de la Rosa; Air Nostrum, Carlos Bertomeu; e Iberia Express, Carlos Gómez, entre otros destacados asistentes del sector turístico y del tejido económico y empresarial del país

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.