Diario 5329 23.07.2018 | 02:38
Hosteltur: Noticias de turismo
La resolución del ERE, en manos de la Autoridad Laboral

Binter Canarias y sus trabajadores rompen relaciones

23 diciembre, 2011
  • El Sepla apunta "una estrategia política empresarial global y común por parte de los operadores para 'lowcostizar' la navegación aérea"

Los colectivos afectados por el ERE en Binter Canarias y la empresa no llegan a un acuerdo, quedado en manos de la Dirección General de Trabajo de Canarias.

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) ha cuestionado incluso la legalidad de este Expediente de Regulación de Empleo (ERE), ya que considera que “no tiene justificación ninguna, excepto el negocio de algunas familias canarias” y “sólo busca acabar con los derechos de los trabajadores”. Espera que la Inspección de Trabajo “cumpla con su obligación y emita un informe contrario a la autorización del ERE y, en su caso, de entender que haya habido responsabilidad penal, remita las actuaciones al Ministerio Fiscal.

En octubre pasado, el Sepla denunció que Binter Canarias anuncia un ERE que supone la extinción de la empresa, ya que, la medida afectaría a 65 trabajadores, entre pilotos y auxiliares de vuelo, del total de 129 que existen en la actualidad y pretendía "limitar la producción de Binter Canarias a un solo avión, ocho pilotos y 10 tripulantes de cabina”.

El Sepla señala que, asimismo, la Dirección General de Trabajo de Canarias debe resolver la solicitud de autorización de ERE desestimándola y, de entender que hay responsabilidad penal alguna, remitirlo al Ministerio Fiscal.

El Sepla afirma que, una vez esté desestimado el ERE, estará a disposición de los responsables de Binter para iniciar una negociación que permita establecer condiciones laborables razonables, dado que el propio asesor jurídico de Binter rompió, según sus manifestaciones, las negociaciones del convenio, en una actitud totalmente opuesta.

Trasvase de producción

Según aseguran desde el Sepla, Binter Canarias lleva cuatro años traspasando su propia producción a otras empresas creadas por los propietarios del Grupo Binter que, en la actualidad, está integrado por Binter Canarias, Naysa y Canarias Airlines (Canair), la más nueva compañía de Binter Canarias.

“En estos cuatro años, la plantilla y la flota de Binter ha disminuido de forma proporcional al aumento de la plantilla y flota de Naysa, una compañía sin derechos laborales básicos asentados”, apuntan.

El ERE presentado por Binter, el pasado mes de octubre, se encontraría en “fraude de ley”, según el sindicato, ya que las causas económicas que alega la empresa para justificarlo "son contrarias al resultado de las cuentas del Grupo en 2010, cuyo balance ha sido positivo, hasta el punto de haberse repartido dividendos del 100%”.

Agrega que "una misma empresa ha movido a su plantilla con el único fin de acabar con el convenio colectivo y los derechos adquiridos de los trabajadores. En caso de producirse el ERE, Binter Canarias sería la primera víctima de lo que podría entenderse como una estrategia política empresarial global y común por parte de los operadores para 'lowcostizar' la navegación aérea y dejar a los tripulantes sin garantías laborales", ha puntualizado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.