Diario 5720 23.10.2019 | 07:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Con casi 500 establecimientos adheridos

La categorización por espigas arranca en Cataluña

Podría ser un sistema extrapolable a otras comunidades 23 febrero, 2012
  • Hasta el momento hay establecimientos categorizados bajo todas las tipologías, excepto superior premiuim

La categorización por espigas arranca en Cataluña con 498 establecimientos rurales adheridos de los 2025 inscritos en el Registro de Turismo de Cataluña, lo que se traduce en un cuarto de la oferta.

La estructura de este sistema ya quedó determinada en 2010 cuando se presentó su conceptualización, tal y como recogió HOSTELTUR noticias de turismo en “La Generalitat oficializa la clasificación por espigas para el turismo rural catalán”, pero es “ahora cuando presentamos una realidad”, según han explicado desde la Direccion General de Turismo de Cataluña a este diario, que han añadido que “ya tenemos una base suficientemente sólida para lanzar la acción de promoción del turismo rural de Cataluña categorizado”, pudiendo así garantizar un estándar de servicios.

El sistema permite al turista identificar el grado de servicios y comodidades de un establecimiento rural, atendiendo al número de espigas que posee, de 1 a 5, correspondientes a las cinco categorías existentes: básica, confort, gran confort, superior y superior premium.

Hasta el momento hay establecimientos categorizados bajo todas las tipologías, excepto superior premiuim, por ser una categoría tremendamente exigente, que además de exigir que el edificio esté catalogado como bien cultural también cuenta con requerimientos de entorno que hacen que sea complejo encontrar establecimientos que cumplan con todos los requisitos. La categoría que cuenta con más establecimientos es la de 3 espigas, que vendría a corresponder en el sistema de estrellas para hoteles a las 3-4 estrellas, mientras que las 4 espigas corresponderían a un 4 estrellas superior o incluso 5 estrellas en hoteles.

Un elemento que distingue la categorización de los establecimientos de turismo rural con la de los establecimientos hoteleros es que las categorías de hoteleros se basan en elementos físicos y menos en cuestiones más intangibles como servicios, pero en en el nuevo sistema de espigas se ha cuidado que el elemento servicio tenga un peso específico determinado, así como también se vigilan los elementos de calidad del propio entorno y otros elementos que van desde el mobiliario al tipo de edificación. Son 170 los requisitos que chequea la Agencia Catalana de Turismo para acabar certificando la categoría que se merece cada establecimiento. Así lo han explicado a este diario los responsables de turismo de la región.

Se trata de un sistema de adhesión voluntaria, pero confían en que se adhieran la mayoría de los inscritos en el Registro de Turismo de Cataluña.

Modelo ejemplar

A nivel europeo el concepto espiga es un concepto razonablemente extendido, según han explicado las mencionadas fuentes a HOSTELTUR, y dentro de España Castilla La Mancha ya cuenta con un sistema de categorización equivalente. Lo ideal sería que "a corto plazo se convirtiese el sistema que prevalezca" y sirva de ejemplo para a otras comunidades del país. No obstante, desde Turismo de Cataluña han reconocido que las peculiaridades del turismo rural y su propia identidad hacen posible que los parámetros incluidos en este sistema no sean 100% exportables a todas las comunidades españolas, “pero creemos que en línea general algunos de los elementos vinculados a servicios y otros vinculados incluso a características técnicas del alojamiento podrían ser perfectamente compartibles”.

El proyecto es fruto del trabajo conjunto entre la Dirección General de Turismo y Concatur y Turalcat y como apoyo al proyecto se ha elaborado una guía de alojamientos rurales bajo la nueva categorización, guía que puede encontrar en el pdf adjunto a esta noticia.

Los agentes públicos y privados que han intervenido en este proyecto confían en que se convierta en una herramienta fundamental para la consolidación y el crecimiento de este segmento, “un sector plenamente implantado que contribuye a la dinamización económica del territorio, aportando un importante valor añadido al destino”.

Cabe recordar que ya en 2007 Asetur presentaba la primera clasificación para establecimientos rurales mediante espigas para valorar su calidad mediante unos criterios homogéneos en todo el territorio nacional.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.