Diario 5434 21.11.2018 | 13:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Islandia advierte del potencial riesgo de emisiones de cenizas e inundaciones

Alerta naranja a la industria aérea por nuevas erupciones volcánicas

20 agosto, 2014

Islandia advierte a las aerolíneas del riesgo de una erupción del volcán Bardarbunga. La situación ha provocado temores de que se pueda repetir el caos aéreo de 2010, cuando miles de vuelos fueron cancelados en toda Europa, tras el cierre del espacio aéreo durante uan semana debido a la presencia de cenizas volcánicas en la atmósfera, procedentes del cráter del Eyjafjallajokull del mismo país. Aquella erupción generó la mayor crisis aérea en la historia de la aviación mundial.

La Oficina Meteorológica de Islandia ha elevado el nivel de riesgo para la industria aérea a naranja, el segundo más alto.

El volcán se encuentra en la región noroeste del glaciar islandés Vatnajökull y cualquier erupción podría causar inundaciones o una emisión de gas, dijo la Oficina Meteorológica.

El pasado 16 de agosto, comenzó en el volcán una intensa actividad sísmica que terminó en un fuerte terremoto durante la madrugada del lunes pasado, el más intenso registrado en la región desde 1996.

Alerta naranja a la industria aérea por nuevas erupciones volcánicasAlerta naranja a la industria aérea por nuevas erupciones volcánicas

"No hay signos de erupción en estos momentos, pero no se puede descartar que la actividad actual dé lugar a una erupción subglacial explosiva, dando lugar a una inundación y emisión de cenizas volcánicas", dijo la Oficina Meteorológica.
Una alerta naranja indica que un volcán está mostrando un “desorden creciente con un potencial de erupción aumentado”, o que ya está en erupción sin mayores emisiones de cenizas volcánicas en el momento.

Una alerta roja significa que una erupción es "inminente", o está en marcha con "emisión significativa de ceniza volcánica en la atmósfera".

Este año han entrado en actividad varios volcanes, lo que ha hecho saltar las alarmas en el sector.

El mayor caos aéreo

En abril de 2010, cuando comenzaban a registrarse las primeras señales de recuperación de una industria que llevaba dos años hundida, hizo su aparición en el cielo de Europa la gigantesca nube de cenizas que afectó durante siete días el espacio aéreo de una veintena de países del continente.

En buena parte, se consideró que la Unión Europea (UE) se había visto superada por los acontecimientos, ya que, ante el temor de que las cenizas volcánicas penetraran en los motores de los aviones y se produjeran accidentes aéreos de forma masiva, las autoridades comunitarias impusieron, sin más, restricciones totales o parciales del tráfico aéreo a unos 315 aeropuertos europeos, que se tradujeron en la casi paralización de la movilidad dentro del continente y hacia otras regiones del mundo por vía aérea, con la cancelación total de 102.099 vuelos, más del 53% de los programados entre el jueves 15 y el miércoles 21 de abril de 2010. Casi nueve millones de pasajeros, una media de 1,2 millones al día, se quedaron en tierra.

Según un informe de Oxford Economics las pérdidas superaron los 4.072 millones de euros a escala mundial y afectaron especialmente a las aerolíneas, sus pasajeros y los destinos turísticos, lo cual dejó una gran lección en el manejo de este tipo de situaciones.

Más información en: Cancelan el 60% de los vuelos previstos para hoy en Europa por la nube de cenizas volcánicas, El caos aéreo en Europa ya suma casi 7 M de pasajeros varados y más de 1.000 M € en pérdidas para el sector y La nube de cenizas volcánicas dejó a su paso pérdidas millonarias a las aerolíneas españolas.

Precisamente el impacto de tales crisis en los destinos y empresas turísticas fue un tema abordado en su momento por la revista HOSTELTUR.

En buena parte, se consideró que la Unión Europea (UE) se había visto superada por los acontecimientos, ya que, ante el temor de que las cenizas volcánicas penetraran en los motores de los aviones y se produjeran accidentes aéreos de forma masiva, las autoridades comunitarias impusieron, sin más, restricciones totales o parciales del tráfico aéreo a unos 315 aeropuertos europeos, que se tradujeron en la casi paralización de la movilidad dentro del continente y hacia otras regiones del mundo por vía aérea, con la cancelación total de 102.099 vuelos, más del 53% de los programados entre el jueves 15 y el miércoles 21 de abril de 2010. Casi nueve millones de pasajeros, una media de 1,2 millones al día, se quedaron en tierra. Según un informe de Oxford Economics las pérdidas superaron los 4.072 millones de euros a escala mundial y afectaron especialmente a las aerolíneas, sus pasajeros y los destinos turísticos.

n, Cancelan el 60% de los vuelos previstos para hoy en Europa por la nube de cenizas volcánicas

.mn. El caos aéreo en Europa ya suma casi 7 M de pasajeros varados y más de 1.000 M € en pérdidas para el sector

m,n.n. La nube de cenizas volcánicas dejó a su paso pérdidas millonarias a las aerolíneas españolas

. En concreto, las

Las compañías aéreas españolas perdieron entre 41 y 45 millones de euros por el cierre de aeropuertos en gran parte de Europa y los efectos en el tráfico de la nube de cenizas volcánicas, procedente de Islandia, entre los días 15 y 21 de abril, .

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.