Diario 5327 19.07.2018 | 14:04
Hosteltur: Noticias de turismo
El 40% de las pernoctaciones procedieron de business travel y MICE

Palma apuesta por hoteles urbanos para diferenciarse del resto de Mallorca

Actualmente se construyen tres establecimientos bajo este segmento 17 mayo, 2012
  • Frente a buenas ocupaciones en verano, la ciudad sufrió el peor invierno de los últimos seis años

A pesar de estar enclavada en uno de los destinos vacacionales estrella de España, Palma de Mallorca mantiene una firme apuesta por convertirse en un destino urbano, diferenciado del destino de playa que representa Mallorca.

El presidente de la Asociación de Hoteleros de Palma de Mallorca (Ashopama), Javier Vich, apunta que, en términos de producto hotelero, es un destino altamente competitivo: cuenta con una planta hotelera de calidad, de la que el 70% son establecimientos de 4 y 5 estrellas.

En total, Palma ciudad -sin contar zonas de playa que pertenecen al municipio de Palma y que son incluidas como “Palma” en las estadísticas del sector, a pesar de tratarse de una oferta distinta- dispone de 43 hoteles que suman 7.454 plazas.

La ocupación media el año pasado fue del 58%. Entre los meses de julio y septiembre, la temporada estival, registró lógicamente los mayores niveles, con índices del 77,50%, 81,70% y 78,60%. Sin embargo, durante el último trimestre del año, cayó en picado hasta un 18,90%, “el peor invierno de los últimos seis años”.

En 2011, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros alcanzaron la cifra de 1.578.011, un 12,18% más que en 2010, de las que un 60% corresponde al segmento vacacional y un 40%, al segmento de business travel y MICE.

En la actualidad, según información de Ashopama, se están construyendo tres hoteles urbanos: un establecimiento 3 estrellas de 50 habitaciones; un 4 estrellas de 40 habitaciones y el hotel anexo al Palacio de Congresos, de 4 estrellas y 268 habitaciones.

Vich señala que se han solicitado permisos para hacer, fundamentalmente, hoteles boutique en el centro de la ciudad, los de mayor crecimiento en los últimos años: “hoteles de 5 estrellas pequeños, de pocas habitaciones, pero con mucho encanto y de alta gama, que le aportan muchísimo valor al destino. Hay dos solicitudes para próximas aperturas”.

Roles entremezclados

Miguel Salom y Bernat Cañellas, de la consultora Hotel Factory, apuntan que, efectivamente, en los últimos años se han inaugurado hoteles boutique basados en reconversiones o reformas de edificios singulares o palacetes en el centro de Palma, fundamentalmente en el casco antiguo.

Salom explica que en ocasiones un proyecto que en otro momento habría sido residencial, a causa de la debilidad de este sector, habría llevado al promotor a un cambio a uso hotelero. Se trata de “establecimientos de entre 12 y 35 habitaciones que muchas veces no se han desarrollado tanto por obtener una alta rentabilidad, sino porque reconvertirlos en hotel boutique les permite conservar el patrimonio en buen estado y afrontar las reformas estructurales que serían muy costosas y no se podrían amortizar con un alquiler, ni está el mercado para a venta de activos”.

Ambos consultores apuntan que en Palma ciudad la propiedad es básicamente local y a menudo se observa que los roles están muy entremezclados: el propietario lleva las finanzas, la construcción, la comercialización o la operación, cuando cada función tiene sus habilidades y aptitudes específicas. “La industria hotelera está evolucionando a pasos agigantados…. La tendencia es ir al modelo anglosajón de diferenciación clara de roles”.

Por su parte, la Asociación hotelera de Palma cada año elabora un plan de márketing para promocionar la ciudad y su oferta alojativa. El de 2012-2013 plantea promocionarla como ‘The Urban Beach City’, un concepto que servirá para impulsar los diversos subproductos: turismo de shopping y gastronómico, city breaks, turismo cultural, deportivo, náutico y de golf. Vich destaca que el nuevo concepto engloba “todo lo que puede ofrecer Palma a ese turista que se hospeda en la ciudad pero también se va a las playas, más allá del turista propiamente urbano, o de Business y de MICE”. Otro de los grandes proyectos para este año es consolidar los eventos náuticos para la proyección de la ciudad.

Iniciativas estratégicas

Vich reconoce que queda mucho por hacer para colocar a Palma en el mapa del turismo urbano pero por primera vez se están dando pasos estratégicos como la creación de la Fundación Palma 365 o la apertura de los comercios y restaurantes el fin de semana.

Las principales empresas turísticas y las autoridades locales se han unido en torno al mismo objetivo a través de la Fundación: promocionar turísticamente la ciudad y alargar la temporada todo el año, si es posible, aunque comenzarán por los meses de octubre, noviembre y marzo, a través de nueve productos: gastronomía, shopping, wellness, cultura, congresos, actividades náuticas, golf, cruceros y deportes.

Según destaca el informe de Hotstats, Palma de Mallorca se está “reinventando”. El año pasado, el RevPAR fue de 101 euros con un incremento de algo más del 8%. Palma está apostando igualmente por el sector corporativo “con la construcción del Palacio de Congresos de Palma, que sin duda potenciará el sector negocios”, concluye dicho informe.

Este artículo pertenece al tema de portada de la revista HOSTELTUR de mayo, Hoteles urbanos: radiografía de un sector en transformación, que describe la hotelería de ciudad en España, centrándose en seis puntos: Madrid (Hoteles en Madrid: suben ocupaciones pero no aumentan los precios), Barcelona (Hoteles en Barcelona, un sector en ebullición), Valencia (La sobreoferta es uno de los principales problemas de la hotelería en Valencia), Bilbao (Los hoteles de Bilbao tiran de precios para conseguir rentabilidad), Sevilla (Demanda internacional: clave para los hoteles de Sevilla) y Palma de Mallorca.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.