Productos económicos y modelos surgidos al calor de las aerolíneas low cost

El low cost está presente en las estrategias de los TTOO

En la misma línea que las agencias de viajes, como informó HOSTELTUR noticias de turismo en No existen las agencias low cost aunque algunas se bauticen así, el low cost no es un modelo por el que hayan apostado mayoritariamente los turoperadores ni en España ni a nivel internacional. La tendencia global es más bien la contraria: los mayoristas están haciendo una apuesta decidida por productos diferenciados y exclusivos.

No obstante hay interesantes excepciones e incluso dentro de esos productos exclusivos también existe un hueco para el segmento económico. Es el caso de la marca Smartline de Thomas Cook, que fue lanzada por su turoperador Neckermann para el mercado alemán en 2012 y es uno de los productos que más ha crecido en la demanda del grupo en los últimos años. Se trata de un concepto de hoteles económicos que ofrece tanto en el Mediterráneo oriental como occidental y que incluye establecimientos de 3 y 4 estrellas con una oferta que define como “elegante y asequible”, con el que asegura que se ha reforzado el turoperador en el emisor alemán.

Otra tendencia en el sector internacional de los turoperadores es el hecho de que éstos están reduciendo el vuelo chárter precisamente por la abundancia de aerolíneas low cost, con los que están comercializando cada vez más paquetes dinámicos. Esto es algo por lo que han apostado tanto TUI Travel como Thomas Cook o turoperadores menores como los de Monarch Travel Group. Precisamente este año, por ejemplo, Thomas Cook ha eliminado los vuelos chárter hacia Alicante, lo que afecta a un destino tan importante como Benidorm, para sustituir los paquetes tradicionales por paquetes dinámicos que ofrece a través del motor de búsqueda Flexibletrips.

El director general de Jet2Holidays, Steve Heapy.El director general de Jet2Holidays, Steve Heapy.

De hecho, tanto Thomson, principal turoperador de TUI Travel en Reino Unido, como Thomas Cook han reducido sus vuelos chárter en los últimos años en el mercado británico. Por ejemplo, Thomson transportó 15,5 millones de pasajeros en 83.000 vuelos en 2005, mientras que en 2013 fueron 10,5 millones de clientes y 55.000 aviones, según datos de la Autoridad de Aviación Civil británica (CAA). Aunque esto no quiere decir que los vuelos chárter vayan a morir definitivamente -Thomson opera 60 aviones en esta modalidad y Thomas Cook vuela 30 aeronaves-, pero se señala una clara evolución negativa de un modelo operativo que reinó en los cielos europeos durante tres décadas, desde 1960 a 1990.

Aparte de estas tendencias, existen en el mercado otros turoperadores de mediano tamaño que sí han hecho una apuesta por el modelo low cost. Es el caso de Jet2Holidays y Lowcosttravelgroup.

En Jet2Holidays señalan que su modelo ha sido “un éxito” y que se ha afianzado como uno de los turoperadores británicos más importantes, que ha ido ganando cuota de mercado en los últimos años bajo el liderazgo de su director general, Steve Heapy, ya que el turoperador nació como forma de complementar el servicio que ofrecía la low cost del grupo Jet2.com. Además el crecimiento en España ha sido muy grande, siendo el principal mercado tanto para el turoperador como para su aerolínea “gemela”.

Aseguran que el crecimiento del turoperador ha sido no sólo consecuencia de la demanda de productos económicos sino también del crecimiento en toda Europa del número de rutas operadas por la aerolínea, cuya flota ha crecido un 70% desde 2010, hasta los 55 aviones. En el caso de España el éxito del turoperador está también muy relacionado con el ofrecimiento de rutas directas que otros turoperadores más grandes no ofrecen con algunos destinos. Así por ejemplo, Jet2.com y Jet2hollidays han anunciado este otoño que esperan conseguir un impacto de 280 millones de euros en la economía de Fuerteventura durante su primer año de operaciones en la isla.

Steve Heapy comenta a Hosteltur que el secreto del éxito del turoperador es que “nuestra obsesión es ofrecer el mejor producto posible al mejor precio posible a nuestros clientes en el norte del Reino Unido. No paramos de ampliar la oferta de destinos y hay un equipo que está constantemente escuchando a nuestros clientes sobre sus necesidades y gustos. Nuestra capacidad de reacción a este feedback es única”.

Por su parte, Lowcosttravelgroup se autodefine como nuevo modelo de turoperador low cost. Su director de Marketing y Ventas, Alex Gisbert, señala que el grupo “no se apuntó al modelo, el modelo lo marcó el cliente. La demanda del cliente en Europa es un modelo de flexibilidad, un modelo dinámico y a un precio asequible”. Añade que “en todo, sea tecnología, decisiones, reuniones o experiencia online, se premia más la velocidad que cualquier cosa. Entendemos que el cliente y sus hábitos de compra se están moviendo cada vez más rápido y por eso nos corresponde a nosotros ser más ágiles, más veloces y más flexibles. La gran dificultad para LCTG ahora es cómo operar en 47 países, con un equipo un 40% más grande que el año pasado y en 10 oficinas y mantener ese enfoque en la velocidad”.

Y algunos operadores indican que su estrategia se inspira en cierto sentido en el modelo low cost, como apunta el turoperador británico JacTravel.

Un mercado en el que han proliferado en los últimos años los turoperadores low cost ha sido en Rusia. Pero el sector apunta que precisamente son estos negocios -que han presionado mucho sobre los precios- los que han precipitado la cadena de quiebras que se produjo este verano en dicho país.

Este artículo forma parte del reportaje central que ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de diciembre y puede descargarse como pdf.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.