Perspectivas de Irea para 2015

El mercado de inversión hotelera acogerá nuevos compradores y más desinversiones

Las positivas previsiones para el negocio hotelero revertirán en el mercado transaccional

“La mejora de las condiciones de financiación, la previsible tendencia de mejora de la concesión de crédito por parte de las entidades financieras y las perspectivas de evolución de los tipos de interés a medio plazo tendrán un efecto positivo en la inversión inmobiliaria”, según ha destacado el socio y director del área de hoteles de Irea, Miguel Vázquez. La entrada de nuevos perfiles de compradores provocará además un efecto llamada de más desinversiones. De hecho la inversión hotelera en España creció un 37% en 2014 hasta los 1.081 millones de euros, según ha publicado HOSTELTUR noticias de turismo.

Y es que, según explica Vázquez, “además de los inversores que se han mostrado activos durante 2014 y que todavía se encuentran en el ciclo de inversión, se sumarán nuevos potenciales compradores al mercado como nuevas socimis, inversores internacionales, family office nacionales, y cadenas hoteleras saneadas que seguirán realizando operaciones durante 2015”.

Todo ello provocará, añade, “un efecto llamada entre propietarios hoteleros que pueden ver en este nuevo contexto de mercado el momento para llevar a cabo desinversiones de activos hoteleros que no han podido acometer durante los años de crisis”.

En cuanto a “las operaciones de cartera de deuda cerradas en 2014, se transformarán con mucha probabilidad en operaciones de compra venta de activos, bien a través de acuerdos de dación en pago con los deudores o como resultado de procesos de liquidación. En este sentido entendemos que las operaciones de naturaleza distress seguirán siendo protagonistas durante todo el año 2015 y siguientes”.

Este año probablemente se formalizará la venta de entre seis y ocho hoteles vacacionales de Meliá a Starwood Capital, así como de una cartera de 16 de Barceló. #shu#Este año probablemente se formalizará la venta de entre seis y ocho hoteles vacacionales de Meliá a Starwood Capital, así como de una cartera de 16 de Barceló. Imagen Shutterstock

Por otra parte, según afirma Vázquez, “a la vista del pipeline con que arranca el presente ejercicio, las operaciones de inversión en portfolios hoteleros tendrán un papel importante durante 2015. Es probable que se cierren operaciones cuyo estado de negociación era avanzado a finales del año pasado pero que no han llegado a formalizarse, como es el caso de la venta de un conjunto de entre seis y ocho hoteles vacacionales de Meliá Hotels International a Starwood Capital. También parece avanzar el proceso de venta una significativa cartera de 16 hoteles vacacionales (6.000 habitaciones aproximadamente) de Barceló Hotels & Resorts”.

Por el lado de las operaciones de cartera de deuda, “también esperamos este año una elevada actividad. Entidades como Bankia o la Sareb podrían sacar a la venta nuevas carteras de préstamos garantizados por hoteles para aprovechar el elevado apetito inversor. No es descartable que otras entidades financieras sigan los mismos pasos y se decidan a poner en el mercado carteras similares durante 2015”.

La previsión de Irea para este ejercicio, concluye Miguel Vázquez, es por tanto “positiva y creemos que será también un año de extraordinaria actividad, tanto en lo que respecta a la inversión directa en hoteles como en transacciones de compra-venta de deuda hipotecaria garantizada con activos hoteleros”.

Perspectivas positivas

A ello contribuirán las positivas perspectivas que presenta el negocio hotelero en España en 2015, como consecuencia de las previsiones de crecimiento de la economía española y de la economía mundial.

Adicionalmente, señala Vázquez, “hay factores externos concretos que apoyarán esta tendencia positiva: la bajada del precio del petróleo, que afectará positivamente al transporte, y la debilidad del euro, que reforzará la competitividad de los destinos nacionales frente a mercados emisores importantes como el Reino Unido y Estados Unidos”.

Es previsible, indica, “una progresiva mejora en los segmentos MICE, de negocios y de ocio nacional, que tendrán un efecto positivo en los destinos urbanos en mayor medida, aunque también se dejarán notar en los vacacionales más expuestos al turismo nacional y que comenzarán a recuperar la pérdida de demanda que han experimentado durante los años de crisis”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.