Diario 6010 28.09.2020 | 04:54
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Sociología de las redes sociales

7 abril, 2009
El término "red social" está en todas partes. De pronto se ha convertido en un concepto comodín, sirve casi para todo. Es como el Ceregumil, igual te cura un constipado que da apetito al inapetente. Un chollo. Pero tal vez sería conveniente conocer un poco más qué es eso de la red social, cómo funciona y cómo se comportan sus miembros.
Lo que nos gustaría aquí sería ofrecer un completo y complejo manual del cómo, cuándo y por qué de las redes sociales, pero no tenemos ni espacio ni, lo que es peor, conocimientos para erigirnos en catedráticos de la conexión social, por lo que nos limitaremos a marcar unas pinceladas en torno al tema, tal vez con la esperanza de que el lector se sienta tentado de ampliar conocimientos y certezas (y si así fuera que nos las trasladaran a nosotros, que nunca está de más socorrer al necesitado, aunque sea de entendimiento).

El caso es que el termino ?red social? no es en absoluto nuevo, no ha sido creado por esos nuevos gurús del 2.0 que inauguran diccionarios en cada conferencia. Ni siquiera es un concepto propio del 2.0, posiblemente porque todo este entorno 2.0 no ofrece en realidad nada nuevo, sino la potencialización de una socialización ya existente, con las implicaciones que eso conlleva para el mundo económico, social, filosófico, político?, para la vida social, en fin.

Una definición

Pero si tenemos que partir de una definición previa de red social la que ofrece Ana Laura Rivoir en Redes Sociales: ¿Instrumento Metodológico o Categoría Sociológica?, es tan buena como cualquier otra. Dice Rivoir que las redes sociales son ?relaciones de carácter laxo, flexible, horizontal, los actores involucrados son múltiples y con débil o ninguna institucionalización?. Sin embargo esta definición tiene trampa: no se refiere al concepto tradicional de red social, sino al que se utiliza ahora.

El estudio de las redes sociales desde un punto de vista antropológico nace tras la Segunda Guerra Mundial, al mostrarse la necesidad de comprender los comportamientos de las sociedades que empiezan a adaptarse a su nuevo entorno y situación y a alejarse de las pautas culturales e instituciones sociales estáticas o fijas.

La red, definida en 1954

John Barnes propuso una primera definición de red en 1954: ?La imagen que tengo es de un conjunto de puntos algunos de los cuales están unidos por líneas. Los puntos de la imagen son personas o a veces grupos, y las líneas indican qué individuos interactúan mutuamente. Podemos pensar claro está, que el conjunto de la vida social genera una red de este tipo?. Barnes estudió tanto a la sociedad moderna como a la tradicional, y comprobó que esta última tenía un entramado de red más firme y compacto al estar formada por más sólidas relaciones entre parientes y amigos, y menos entre conocidos del entorno económico o social más genérico.

Podemos ver aquí una de las características de las redes sociales que se generan en Internet: la levedad de los vínculos. Aunque son entornos de socialización perfectamente estructurados y funcionales, en muchas ocasiones las relaciones que se crean necesitan un reforzamiento offline para fijar esa conexión. La utilidad de la comunicación es en muchos casos una razón fundamental para mantener una conexión dentro de esa red social, lo que hace que la fortaleza de esas conexiones sea cuando menos discutible.

Redes cerradas y abiertas

En 1957 Elizabeth Bott publicó un interesante estudio, Family and Social Network, en el que estudiaba el vínculo existente entre el marido y la mujer y su cambio de roles según el tipo de red social familiar. Lo que aquí nos interesa es la distinción que hacía entre red cerrada y red abierta. Para Bott una red cerrada era la formada cuando los miembros del matrimonio eran de la misma localidad y seguían viviendo allí una vez casados. Las redes abiertas eran, en cambio, las que se generaban cuando los miembros del matrimonio mantenían contactos con personas no vinculadas a su círculo social tradicional. En este caso se vio que las exigencias a los ?externos? eran menores, pero que se fortalecía el vínculo familiar al relacionarse con un entorno no habitual.

Las redes sociales de Internet funcionan así en cierto modo. Todos tenemos un ?núcleo duro?, un grupo de conocidos que forman nuestra ?familia? en la red, y una serie de conocidos que configuran la extensión de la red pero con los que no tenemos el mismo tipo de vínculos.

¿Quién tiene el poder?

Sería también interesante comentar los distintos trabajos en torno a las relaciones de poder que se establecen en las redes sociales o la conceptualización de la ciudad como una red de redes, pero tal vez será mejor que lo dejemos para artículos posteriores.

Desde un punto de vista puramente sociológico las redes sociales se han utilizado como instrumento de fortalecimiento de la sociedad civil. En este sentido se establece una cierta regulación para potenciar sus características integradores. Desde este punto de vista la red social tiene una serie de características que bien podrían ser extensibles a las redes sociales de Internet, como son: horizontalidad, es decir, democracia; creatividad gracias a la capacidad de participación que ofrecen, y solidaridad.

En este sentido Raúl Motta habla de redes sociales informales y dice: ?La Red Social Informal (RSI) corresponde a una organización pluralista y descentralizada, y es un sistema de organización cuyo lazo solidario no se construye ni a través de la coacción ni a través de la culpa. El encuentro y el entre-tenimiento como sistema es el que reemplaza en la red a la coacción y a la culpa como formas de nexo?.

Se puede descubrir aquí una definición que podría identificarse perfectamente con la de las redes sociales de Internet. Y no es de extrañar, puesto que como hemos dicho al principio, las redes sociales de Internet no tienen por qué diferenciarse en su naturaleza de las que se desarrollan offline.

El deseo de socialización

Hablamos por tanto de comportamientos que no hacen sino reflejar la socialización analógica del individuo. Y es tal ese deseo de socialización que llega a crear redes sociales online con un volumen de miembros como el que se refleja en el diagrama adjunto. La pregunta sería ¿por qué tienen tanto éxito este tipo de redes? Y las respuestas pueden ser varias.

Podríamos hablar de un claro componente político-social cuando hablamos del éxito de QZone. QZone es la red social líder en China. La posibilidad de experimentar un cierto sentimiento de libertad, de socialización no vigilada, aunque no sea cierto, puede estar detrás del éxito de la red social en China.

La posibilidad de una red global, que llegue a todo el planeta también está detrás de ese éxito de las redes sociales. Sentir que ese sentimiento innato de exhibicionismo que poseemos puede ser potenciado es muy tentador, como lo es la posibilidad de multiplicar el escenario del cotilleo, de la observación. Del exhibicionista al tímido, todos tienen cabida en las redes sociales online.

"Grandes países" online

Duncan J. Watts, Sociólogo de Yahoo! Research, dice que las redes sociales se comportan como países. Desde luego población tienen para ello, como demuestra el cuadro adjunto. Hay unas reglas de convivencia que todos deben asumir y un entorno de relaciones que no hacen sino reflejar las que aceptamos fuera de la Red. Sin lugar a dudas una mejor comprensión del concepto ?red social? parece fundamental para entender mejor la sociedad en que vivimos y su configuración.

Posiblemente la mayor diferencia de las redes sociales offline y las online sea quién tiene el control de las mismas. En las analógicas todos los agentes sociales están representados de uno u otro modo, desde los ciudadanos hasta los organismos públicos pasando por las empresas. Las redes digitales son de momento propiedad de los ciudadanos, lo que ha hechos que desarrollen un lenguaje propio, más directo, conversacional, además de establecer unas pautas de comportamiento donde las empresas han de coger el rol del usuario, del ciudadano, para comunicarse con él, cosa que no ocurre en las redes fuera de Internet, donde cada actor tiene y conoce su papel.

El término ?red social?, en definitiva, no es nuevo, lleva decenios siendo utilizado por las ciencias sociales, y su inclusión en Internet como forma de relación natural no ha hecho sino aumentar el espacio de aplicación, no crearlo. La capacidad multiplicativa que tiene la Red puede dar una nueva perspectiva a estas formas de relación social, pero de momento no han hecho sino asumir las características de las redes analógicas. Como configuremos las redes en un futuro va a depender principalmente de sus usuarios, pero sería bueno que entre ellos se incluyeran las empresas, organismos oficiales y otros agentes sociales. Pero para eso han de ser capaces de comprender el lenguaje de este tipo de redes.

Juan Sobejano (juan.sobejano@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.