Los cinco grandes aeropuertos alemanes presentan decenas de cancelaciones y anulaciones

Los pilotos del grupo aéreo alemán Lufthansa iniciaron esta medianoche la mayor huelga en la historia de la compañía aérea, con un paro total de cuatro días que dejará en tierra la mayor parte de los aviones de la aerolínea y de su filial la low cost Germanwings, tal y como se había anunciado el jueves pasado. Los cinco grandes hubs de Alemania ya registran los primeros efectos de la acción emprendida por 4.500 tripulantes técnicos que causará a la aerolínea pérdidas de 25 millones de euros diarios.

Decenas de anulaciones y cancelaciones de vuelos programados reportaban desde las primeras horas de la mañana los aeropuertos de Frankfurt, Düsseldorf, Munich, Hamburgo y Berlín, que afectan fundamentalmente a rutas interalemanas, aunque también, en menor medida, extranjeras.

La propia compañía aérea calcula que solamente hoy se suspenderán unos 800 vuelos por la huelga convocada por la asociación Cockpit, que ha movilizado a los 4.500 pilotos del mayor grupo aéreo alemana.

El ministro alemán de Transportes, Peter Ramsauer, intentó hasta última hora el domingo, aunque sin éxito, mediar entre los pilotos y la compañía para evitar la huelga, que puede alcanzar unas pérdidas de 25 millones de euros diarios para Lufthansa.

La huelga de los pilotos de Lufthansa, que afecta a sus filiales Germanwings y Lufthansa Cargo, es fundamentalmente para exigir garantías para sus puestos de trabajo e impedir que la compañía alemana contrate parte de sus vuelos con otras empresas extranjeras y con pilotos que trabajan con tarifas más bajas.

Ante el inicio de la huelga decidida por votación el pasado miércoles y anunciada al día siguiente, Lufthansa ha trasladado una parte de sus compromisos con sus pasajeros a los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn, así como a otras compañías del grupo Star Aliance.

La dirección de Lufthansa, que ha reiterado su disposición al diálogo, y los pilotos se acusan mutuamente de bloquear las negociaciones con exigencias inaceptables.

La compañía aérea alemana considera además que la huelga declarada por sus pilotos es ilegal, mientras la patronal germana considera irresponsable el paro cuando el país hace frente a la más grave crisis económica desde hace décadas.

Lufthansa transporta diariamente una media de 150.000 pasajeros y la suspensión prevista para hoy de 800 vuelos supone las dos terceras partes de su programa.

Por su parte, Germanwings se ha visto obligada a suspender 200 vuelos y ha establecido un programa de vuelos alternativo que reduce de 600 a 400 las conexiones que operará la compañía durante estos cuatro días.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
 
LUFTHANSA FINGER dentro 351.JPGLUFTHANSA FINGER dentro 351.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.