Diario 2032 27.05.2019 | 11:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Llegó el primer Boeing de la aerolínea gestionada por trabajadores

“Lo más emocionante fue cuando la torre de control nos recibió como Alas Uruguay”

12 marzo, 2015

Alas Uruguay, la aerolínea uruguaya “atendida por sus propios dueños”, ya cuenta con un avión en Montevideo que luce su identidad corporativa y que permitirá avanzar en el proceso de certificación como operador aéreo a la asociación civil integrada por ex funcionarios de Pluna: el objetivo es comenzar a volar cuanto antes, probablemente cuando se estén cumpliendo tres años desde el cierre de la aerolínea de bandera.

"Lo más emocionante fue cuando la torre de control nos recibió como Alas Uruguay", dijo tras la llegada del avión el directivo Nicolás de los Santos, una de las caras visibles en la elaboración del proyecto de los trabajadores que se está concretando mediante el apoyo estatal, con una línea de crédito especial (del Fondo para el Desarrollo, Fondes) y seguros de desempleo extendidos para decenas de funcionarios.

El Boeing 737-300, del año 1999, matriculado CX-OAA, fue usado por la compañía Ukrane International Airlines. Es arrendado a Aergo, una compañía irlandesa especializada en el leasing de aviones, indicó Sabrina Acevedo, gerenta comercial de Alas Uruguay.

Esperado por unas 250 personas –empleados de Alas y ex funcionarios de Pluna junto a sus familias, allegados, prensa y autoridades de gobierno y del Frente Amplio- el despegue desde Porto Alegre se retrasó casi dos horas por temas de documentación aduanera.

Los invitados aguardaban junto a un hangar donde se encontraban dos de los siete aviones Bombardier que integraban la flota de Pluna y que fueron objeto de una fallida subasta organizada por el gobierno. Pudieron ser vendidos el año pasado a un precio muy inferior al esperado en 2012 y luego de haber generado altos costos de mantenimiento.

El nuevo avión ofrecerá mayor comodidad que el promedio de las aeronaves que operan en la región, debido a la mayor distancia entre asientos.
El nuevo avión ofrecerá mayor comodidad que el promedio de las aeronaves que operan en la región, debido a la mayor distancia entre asientos.

Finalmente, el nuevo avión se dejó ver en el cielo y despertó aplausos. Tras un vuelo rasante sobre la pista aterrizó en Carrasco a la hora 19.23. Fue un momento celebrado con emotiva expresividad por quienes llevan casi 1.000 días trabajando en el proyecto de refundar una aerolínea uruguaya sobre las cenizas de Pluna.  Decenas de banderas uruguayas y las estrofas del Himno Nacional dieron un tono más patriótico al acontecimiento.

El avión con 132 asientos en una única clase Económica es una configuración que permite una distancia entre asientos de 32,5 pulgadas, más de un 10% de mayor confort para el pasajero, ya que el promedio de los operadores aéreos que operan en la región se sitúa en 29 pulgadas, detalló Portal de América.

El Boeing 737-300 –otra nave similar está en Porto Alegre- tiene una autonomía de vuelo de cerca de 5.000 kilómetros y los dirigentes de la empresa destacaron la capacidad de carga de 5.740 kilos como un diferencial que les permitirá explotar también ese segmento.

"Con este avión vamos a hacer vuelos de demostración y pruebas de evacuación para obtener la certificación de protocolo aeronáutico. Una vez obtenido ya se podrá volar en chárter para posteriormente poder iniciar los vuelos comerciales", explicó Nicolás de los Santos. Ver: Alas Uruguay: “Apostamos a un nuevo modelo de gestión”

El último proceso de "acreditación de la empresa" llevará "unos 20 días", indicó, y señaló que "antes de dos meses" esperan comenzar a operar, incluso en su primera ruta regular que será Montevideo-Asunción.

El arribo y bautismo en el Aeropuerto de Carrasco fue celebrado con emoción por trabajadores y sus familiares, que preparan el proyecto desde hace casi tres años.
El arribo y bautismo en el Aeropuerto de Carrasco fue celebrado con emoción por trabajadores y sus familiares, que preparan el proyecto desde hace casi tres años.

La ministra de Turismo, Liliam Kechichian, presente en el aeropuerto, destacó que la incorporación de la aerolínea significa mayor conectividad, especialmente con un mercado estratégico que es el sur de Brasil.

“Creo que el conjunto de trabajadores ha peleado mucho por esto, han puesto sus bienes de respaldo y harán un esfuerzo enorme para que funcione”, indicó.

En el plan de negocio de la aerolínea está previsto que en el primer año haya vuelos a Buenos Aires, Sao Paulo, Asunción, Santiago de Chile y Rio de Janeiro, para posteriormente volar a Porto Alegre, Rosario, Córdoba y Curitiba, según consignó la agencia Efe.

También se proponen volar regularmente entre Buenos Aires y Punta del Este.

Alas Uruguay se propone completar una mini flota de tres Boeing 737-300 activos y un cuarto de respaldo para no afectar la regularidad de los vuelos.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, quien no asistió a la ceremonia en la que fue recibido el avión, dijo a La Diaria que comparte “la alegría de la llegada del primer avión” y señaló que el proyecto “es muy valiente y asume enormes riesgos”. “Sería muy bueno que fuera exitoso, para ellos [por los integrantes de Alas Uruguay], pero mucho más para Uruguay”, dijo al periódico.

Ver también: Alas Uruguay: “Con 10% del mercado fluvial duplicamos la cuota del puente aéreo”

“Lo más emocionante fue cuando la torre de control nos recibió como Alas Uruguay”

 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.