Prototipos de la marca

Siete innovaciones tecnológicas del laboratorio de pruebas de Starwood

Café recién hecho para despertarse o un camino iluminado para encontrar el baño en la oscuridad

Un tour por los nuevos conceptos de habitación de los hoteles de Starwood Hotels & Resorts Worldwide revela innovaciones tecnológicas que podrían ser desarrolladas como prototipos de la marca en un futuro no muy lejano.

Y es que la innovación tecnológica en los proyectos que está llevando a cabo Starwood va más allá del smartphone como llave de habitación de hotel, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo, y del peculiar mayordomo robot (‘Un robot entra en la plantilla del hotel Aloft Cupertino’).

Actualmente el sistema sin llave ya está disponible en hoteles Aloft y Element, y si la respuesta del cliente sigue siendo satisfactoria, se aplicará en todo el portfolio de Starwood; mientras que el robot reparte cepillos de dientes y toallas extra en una publicitaria prueba beta que incluye los establecimientos de Aloft en Cupertino y Newark, en California.

A pesar de que estas dos iniciativas son las más famosas, hay un gran número de proyectos con menos notoriedad con los que los ejecutivos de la cadena esperan potenciar su oferta de servicios selectos. Desde un café recién hecho a modo de despertador a un camino iluminado para encontrar el cuarto de baño en la oscuridad.

Teniendo en cuenta que los iPhones fueron un componente esencial para el acceso sin llave a las habitaciones del programa de fidelización Starwood’s Preferred Guest (SPG), no sorprende que las aplicaciones móviles jueguen un papel decisivo en muchos de estos avances.

Como ha destacado Brian McGuinness, responsable global de marcas especialmente seleccionadas, “con un servicio selecto en una industria tan competitiva como ésta, vemos este tipo de innovaciones como una manera de diferenciarse. Son llamativas y afectan directamente a la calidad de la experiencia del cliente en el hotel, algunas en modos que ya se esperaban y otras de forma totalmente inesperada”.

Los clientes de la marca Element podrán recargar sus dispositivos móviles bajo el toldo de paneles solares. Foto: Starwood Hotels and Resorts Worldwide.Los clientes de la marca Element podrán recargar sus dispositivos móviles bajo el toldo de paneles solares. Foto: Starwood Hotels and Resorts Worldwide.

Los siete principales proyectos en los que Starwood está trabajando incluyen:

1.- Mensaje electrónico de bienvenida

Después de abrir la puerta de su habitación en un Aloft, los clientes activarán un mensaje automático de bienvenida descargado en su smartphone que les presenta las principales instalaciones de su habitación. Diseñado para un huésped que disfruta de su primera estancia en el hotel (pero también para los repetidores, que así pueden recordarlo), el breve vistazo a la habitación permite a los clientes obtener el máximo beneficio de su experiencia. Si quieren conocer más detalles, las preguntas pueden enviarse directamente a recepción.

2.- Despertar al cliente con café

Pasaron los días en los que los clientes se levantaban con una llamada telefónica de recepción, aunque fuera automática. Pronto, de nuevo en Aloft, podrán programar a qué hora quieren que empiece a hacerse el café en su habitación. Si su olor no cumple su misión, pueden programar su playlist para que su música preferida les despierte.

De manera similar podrán programar los efectos de luz que quieren en su habitación a cualquier hora del día, por ejemplo una luz creciente simulando el amanecer.

Y es que cada vez más este tipo de upgrades cobran vida en la mente de los viajeros, como apunta McGuinness. “Conocen la tecnología y les gusta tener opciones cuando viajan. De hecho nuestros estudios indican que suelen estar más interesados en adquirir experiencias que cosas materiales”.

Hace una década el diseño residencial se veía como el líder en el caso de los hoteles, pero ahora esa dinámica se ha invertido, según ha señalado McGuinness: “visto de otra manera, los consumidores que tienen sofisticada tecnología en sus casas esperan disfrutar de las mismas comodidades cuando pernoctan en un hotel”.

3.- Recetas en una pantalla táctil

Cuando Starwood lanzó Element, se posicionó como una marca de alta gama para largas estancias; posicionamiento que aún continúa, aunque apoyado en la sostenibilidad. Por ello cada habitación cuenta con una cocina completa, que dispondrá de un libro de recetas en pantalla táctil en la pared. Para clientes de larga estancia que quieran preparar su propia comida, el libro les ofrecerá múltiples opciones. Los más expertos podrán también subir sus propias recetas favoritas para que las prueben otros.

4.- Recargar con comodidad

Los clientes de la marca Element podrán recargar sus dispositivos móviles mientras permanecen sentados bajo un toldo hecho de coloridos paneles solares. Este proyecto se ha puesto en marcha en fase piloto en el Element Dallas Fort Worth Airport.

5.- Baldosas inteligentes

En el suelo de las habitaciones de los Element se instalarán baldosas con tecnología de identificación de radiofrecuencia, de manera que cuando el cliente se levante de la cama y pise en el suelo, se encenderán las que le conducen al baño para evitar así que tropiece en la oscuridad.

6.- Pantallas grandes de televisión de lado a lado

Los planes de los ejecutivos para la marca Four Points by Sheraton incluyen el equipamiento de las habitaciones con dos televisiones de pantalla plana colocadas una junto a la otra en la misma pared. A los que viajen solos les permite ver dos eventos deportivos a la vez, por ejemplo. Y con cascos inalámbricos incluidos, cada miembro de la pareja puede ver su película sin molestar al otro.

7.- Espejos digitales

Espejos de la longitud del suelo en las habitaciones de Four Points podrán utilizarse como el periódico de la mañana al estar integrados con aplicaciones de pantalla táctil para ofrecer los titulares del día, así como el pronóstico del tiempo y los últimos resultados deportivos.

Para cuándo

Presionado sobre cuándo se harán realidad estos proyectos en sus respectivas marcas, y si acabarán siendo el estándar en las tres, McGuinness ha evitado ser muy específico. Algunas ya están en fase piloto, mientras otras aún tienen que ser adaptadas; algunas ya tienen partners para su desarrollo y otras están todavía en negociaciones en ese punto.

Como ocurre con cualquier producto estándar, una vez que se desarrolle la innovación se convierte en parte del prototipo para los siguientes hoteles. Eso quiere decir que los propietarios serán los responsables de pagar la cuenta cuando cualquiera de estos proyectos entre en la fase de producción. Es lo que requiere la consistencia de la marca.

No en vano, en palabras de McGuinness, “un cliente que pernocte en el Aloft de Silicon Valley, por ejemplo, debería encontrar los mismos productos y servicios que cuando lo haga en el Aloft de Nueva York”.

La información de referencia se encuentra disponible en HotelNewsNow.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.