Un análisis de Vivi Hinojosa

Barceló-Occidental, crónica de una operación anunciada

En tres meses se prevé que se cierre definitivamente el acuerdo

Análisis/El Grupo Barceló anunció ayer por fin que será el propietario único de Occidental Hotels, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo. Y digo por fin porque era la conclusión de una operación largamente esperada, sobre todo después de que Barceló se hiciera con el 42,5% de Occidental de los socios minoritarios, aunque en las últimas semanas el BBVA empezó a impacientarse, se plantó y puso fecha límite a las negociaciones.

Un ultimátum que ha dado resultado vista la rapidez con la que finalmente se ha cerrado la operación, que ha pillado por sorpresa a los trabajadores de Occidental Hotels & Resorts, muchos de los cuales se han enterado de la compra por la prensa. Y no es una frase hecha.

Ahora se abren tres meses de incertidumbre para estos trabajadores, el periodo estimado por Barceló para obtener la autorización de Competencia mexicana, aunque los expertos señalan que es un mero trámite. Mientras tanto, aseguran, continuarán desarrollando su labor en el día a día de la empresa sin saber si ante la nueva situación cuentan o no con ellos.

Otra de las dudas cruciales que genera la operación es si Barceló optará por mantener la marca una vez que absorba sus activos. Desde la cadena compradora ya afirmaban hace sólo una semana que, de llegar la operación a buen puerto, la marca “tendría que revisarse y analizar su ensamblaje con la de Barceló”; aunque reconocían que era “pronto para decidir si se conservará la marca Occidental o las diferentes submarcas que coexisten como Royal Hideaway, Allegro, etc.”.

Sin embargo, según han informado a este diario fuentes del sector, los directores comerciales de cada área venían anunciando en las últimas semanas a los turoperadores europeos y rusos que Barceló se haría con el 100% de Occidental antes de final de año (al final ha sido bastante antes) y que una vez incorporada su oferta al portfolio de la cadena la marca desaparecería, extremo desmentido desde Barceló, donde aseguran que aún no hay nada decidido.

El Occidental Grand Aruba Resort supondrá la entrada de Barceló en este destino de gran potencial.El Occidental Grand Aruba Resort supondrá la entrada de Barceló en este destino de gran potencial.

Si finalmente adoptaran esta decisión, supondría renunciar a un reconocimiento de marca muy bien afianzado en el Caribe, donde los Allegro gozan de un gran posicionamiento en el mercado estadounidense; además de abandonar una estrategia basada en las distintas marcas que representan cada tipo de oferta, ya que no existe un 100% de homogeneidad entre sus hoteles.

Lo cierto es que, según opinan las mismas fuentes, hacía falta que un hotelero cogiera las riendas de Occidental porque hasta ahora había estado en manos de un socio mayoritario financiero que ha conseguido revertir la situación que atravesaba la cadena y, una vez que ha sido rentable, ha optado por salir de su capital.

Y es que en el último año Occidental Hoteles incrementó su Ebitda un 4% y redujo un 7% su deuda, después de regresar a beneficios en 2013 por primera vez desde 2005. Pero el banco no quería vender a cualquier precio. De hecho el criterio económico fue siempre el que más pesó en la elección de comprador, en un proceso en el que al principio hubo seis candidatos para la compra pero en unos meses Barceló y Posadas se perfilaron como finalistas, aunque Barceló siempre estuvo más cerca de hacerse con la cadena.

Desde luego no ha sido un proceso fácil, ya que Occidental Hotels & Resorts llegó a suspender su proceso de venta a finales del pasado año, y también supuso su salida de Cuba, sólo dos meses antes del restablecimiento de relaciones entre los gobiernos de la isla y de Estados Unidos.

Oferta en el Caribe

Ahora con el cierre de la operación sus 4.000 habitaciones distribuidas en 11 hoteles en propiedad en México, República Dominicana, Costa Rica y Aruba, además de otros dos en régimen de gestión en Colombia y Haití, se sumarán a la oferta de Barceló en la región.

La cadena a finales de 2014 contaba con 91 establecimientos y más de 24.000 habitaciones en el extranjero, que la colocan en la cuarta posición del Ranking Hosteltur de presencia internacional, aunque sólo 25 de ellos se encuentran en el Caribe, por lo que la incorporación de los activos de Occidental supondrá un refuerzo importante de su oferta en la zona.

Allí cuenta con 13 hoteles en México, siete en República Dominicana, tres en Costa Rica y dos en Cuba; a los que se añaden en Centroamérica dos en Nicaragua y uno en Guatemala. Todos ellos suman casi 12.500 habitaciones, siempre al cierre de 2014.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.