Diario 5408 22.10.2018 | 10:45
Hosteltur: Noticias de turismo
Enfrentamiento abierto

Govern balear a los hoteleros: si no querías ecotasa, dos tazas

Llega el Decreto Ley de Medidas Urgentes en Materia Turística 13 enero, 2016

Tras poner en marcha la polémica ecotasa turística, el Gobierno de Baleares ha aprobado el Decreto Ley de Medidas Urgentes en Materia Urbanística, "que deja sin efecto los aspectos más urbanizadores de las leyes del suelo, turísticas y agrarias", según ha informado el Ejecutivo autonómico. La patronal empresarial de Baleares y los hoteleros de Mallorca se han opuesto de manera tajante al decreto.

Así, el decreto suspende artículos de las normativas sectoriales (Ley agraria y Ley turística) y territoriales de la anterior legislatura, "que han permitido amnistías para los infractores y han favorecido intereses determinados y sectores económicos concretos al margen de los procedimientos urbanísticos y territoriales que garantizan el interés general", según ha informado el Gobierno balear a través de un comunicado.

El Decreto Ley entra en vigor de manera inmediata y deja en suspenso hasta diciembre del 2017 totalmente, parcialmente o con modificaciones, cerca de medio centenar de artículos, disposiciones o puntos de la Ley del suelo, la Ley de suelo rústico, la Ley de turismo, la Ley agraria y la normativa que levantó la prohibición de construir en las ANEI de Ibiza y Formentera o la que dejó sin efecto el Plan Territorial de Menorca.

Efectos del nuevo Decreto Ley en la Ley turística

Según ha informado el Ejecutivo balear, el nuevo decreto Ley "reconduce la situación de discrecionalidad, permisividad, dispensas subjetivas y arbitrariedad que había incluido la normativa aprobada durante la pasada legislatura".

En este sentido, "los cambios introducidos buscan la racionalización de las actuaciones en los establecimientos hoteleros. Las mejoras en los establecimientos hoteleros o turísticos destinadas a incrementar la competitividad del sector se podrán efectuar con coherencia con la normativa urbanística y la fisonomía y naturaleza del suelo rústico.

Concretamente, los efectos del Decreto Ley en la Ley turística son los siguientes:

— "Se deja sin efecto la permisividad en los volúmenes máximos construibles en los establecimientos turísticos en suelo rústico, de manera que se autorizan reformas y ampliaciones, siempre que se ajusten a los parámetros establecidos en los instrumentos de ordenación territorial y en la normativa aplicable".

— "El Decreto Ley aprobado cierra expresamente la posibilidad de ubicar en suelo rústico nuevos campos de golf u otros grandes equipamientos deportivos, recreativos, culturales, y de cualquier otro uso, con alojamiento turístico asociado. Estos grandes equipamientos, sin alojamiento turístico asociado, se tendrán que someter a la normativa territorial general".

— "Se reanuda la obligatoriedad general de la declaración de interés general y de la evaluación de impacto ambiental para la ampliación o la creación de establecimientos hoteleros en suelo rústico, especialmente el protegido (de acuerdo con lo que determina la normativa urbanística general).

— La Administración turística no podrá aprobar el cambio de uso de un establecimiento turístico a residencial o a otro tipo. Los cambios de uso quedan sometidos, por lo tanto, a las posibilidades que establezcan los planeamientos municipales y las normativas urbanísticas".

— "Se cierra la posibilidad de autorizar proyectos “de autor” al margen de las exigencias normativas urbanísticas y turísticas vigentes, simplemente por el prestigio o reconocimiento del arquitecto, ingeniero o artista, por la conveniencia notoria del proyecto, como establecía la Ley general turística".

— "Se elimina la posibilidad de ubicar establecimientos turísticos con carácter general en edificios catalogados o protegidos (por ejemplo, faros) o militares si no lo contempla la normativa urbanística, territorial o de patrimonio".

— "El Decreto Ley limita el alcance de la disposición referida a las ampliaciones extraordinarias de los establecimientos hoteleros (la disposición adicional 4ª de la ley de turismo), que fijaba un incremento de la edificabilidad y del empleo de parcelas por encima de lo que permiten los parámetros de ordenación territorial y urbanística. Se reducen las posibilidades y se imponen condiciones:

  • En las ampliaciones de establecimientos hoteleros, los incrementos de superficie edificada y de empleo siempre tendrán que ser no superiores al 20 %. Queda eliminada la posibilidad que permitía la Ley general turística de llegar al 40 % para establecimientos de categorías no inferiores a cinco estrellas o en casos de proyectos singulares.
  • Las ampliaciones (máximo 20 % hoteles y 10 % otros establecimientos turísticos) únicamente serán posibles sobre la edificación legal. Se elimina la posibilidad de la anterior norma de ampliar sobre lo ilegal.
  • En cuanto a la posibilidad de ampliar establecimientos agregando la edificabilidad de otras parcelas, se elimina la posibilidad de hacerlo transfiriendo la edificabilidad de parcelas no adyacentes. Se mantiene la posibilidad de ampliar hoteles sumando la edificabilidad de parcelas adyacentes con la condición de que la parcela que se suma en ningún caso puede estar calificada como espacio libre, equipamiento público o suelo rústico.
  • Se impide el aumento del número de plantas: la altura no podrá exceder la existente o permitida (excepto para equipamientos de ascensores, escaleras de emergencia, climatización, telecomunicaciones, eficiencia energética y homogeneización de elementos en las cubiertas). Se elimina la posibilidad de aumentar dos alturas en las zonas hoteleras maduras.
  • Para el ámbito de la Platja de Palma, se adoptan medidas para hacer coherente la reciente aplicación del Plan de Reconversión Integral (PRI) con las posibilidades otorgadas por la disposición adicional 4ª.
  • Se elimina la posibilidad de que el Consell de Govern pueda prorrogar el plazo de vigencia de esta disposición que regula las ampliaciones excepcionales de establecimientos turísticos (que vence en el mes de julio del 2017).
  • Por seguridad jurídica, se incluye una disposición transitoria, que establece que las modificaciones de la disposición adicional 4ª no afectarán a los proyectos que ya han iniciado la tramitación ante la Administración turística.

Reacción de las patronales turísticas

La patronal empresarial de Baleares y los hoteleros de Mallorca se han opuesto de manera tajante a este Decreto Ley del Govern.

Así, la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) considera que este decreto ley es "un desacierto y un paso atrás" en favor de la recuperación económica" y de la creación de empleo, que es "la máxima preocupación de los ciudadanos de nuestras islas".

Este decreto es un "desacierto", en opinión de la patronal empresarial, porque genera incertidumbre e inseguridad jurídica y porque "desincentiva absolutamente" la inversión.

"Sin inversión no hay competitividad y sin competitividad no es posible la mejora de nuestra economía y, en consecuencia, la creación de empleo", subraya la CAEB.

Los empresarios aseguran que están de acuerdo en proteger el medioambiente, pero la "realidad" del decreto ley es que "bloquea a dos sectores tan importantes y estratégicos para el futuro de la economía de Baleares como son el turístico y el agrario, que están necesitados de soluciones de futuro".

Además, la CAEB no entiende "la completa ausencia de voluntad de diálogo del Govern y que no se haya hablado con los sectores afectados".

Por su parte, la presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Inmaculada Benito, ha manifestado su oposición porque las modificaciones aprobadas por el Govern "denotan, una vez más, la ausencia de una política turística global en Baleares y una elevada improvisación, sin tener en cuenta las consecuencias que tendrán en la economía de Baleares y, por tanto, para el interés general".

La modificación de la Ley del Turismo "demuestra", según los hoteleros, "la falta de visión por parte del ejecutivo del sistema turístico y el no reconocimiento de la intersectorialidad que esta industria presenta".

Benito ha recordado que la Ley de Turismo tenía como objetivo incentivar el proceso de actualización de las infraestructuras turísticas, ligada a una mejora de producto a través de la calidad, recogiendo cambios importantes en las preferencias de la demanda turística a nivel mundial.

El impulso inversor y la "apuesta decidida" de los empresarios por Baleares está fundamentada en el consumo de territorio "cero" y, por tanto, en la rehabilitación, que unido a la declaración de zonas maduras, había permitido la mejora de la rentabilidad social y económica de la Playa de Palma y de Calviá, ha sostenido la presidenta de los hoteleros.

Este proceso, ha continuado, se verá "truncado" con las modificaciones introducidas donde se eliminan los incentivos que preveía la ley para la inversión en zonas maduras.

"Se trata de modificaciones incapaces de abordar de forma correcta la mejora de la competitividad del destino a medio y largo plazo" de Baleares, ha lamentado Benito.

Encuentro de los hoteleros de la ACH con el consejero responsable de política turística, Biel Barceló.Encuentro de los hoteleros de la ACH con el consejero responsable de política turística, Biel Barceló.

Por otra parte, la Asamblea de la Agrupación de Cadenas Hoteleras mantuvo este martes 12 de enero un almuerzo de trabajo con el Vicepresidente y Conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló.

En el trascurso de la reunión, los representantes de las cadenas hoteleras de las Islas Baleares se han sumado al posicionamiento de la FEHM rechazando la puesta en marcha del impuesto turístico y la modificación de la Ley del Turismo.

"Durante la reunión los miembros de la ACH han lamentado que el decreto aprobado hoy frene el proceso de reposicionamiento de las zonas maduras, trabajo que se venía desarrollando durante los últimos años y sobre el que había una apuesta importante por parte del sector empresarial habiendo conseguido cambios en las tendencias en las zonas maduras ya declaradas (Playa de Palma y Calvia)".

Según la ACH, “la apuesta debe seguir siendo la calidad y la satisfacción de los clientes”.

En relación a la tramitación parlamentaria del impuesto, "la ACH le ha trasladado al conseller que a través de la FEHM se intentará convencer a los grupos parlamentarios que la política turística de la comunidad no puede sólo concentrarse en el desarrollo de un nuevo impuesto y la eliminación de incentivos a la apuesta por la calidad del destino turístico".

Ver también Las cadenas hoteleras piden al Govern balear una política turística más allá de la ecotasa.

Oposición en Menorca

Por su parte, la Asociación Hotelera de Menorca también ha manifestado su oposición a la modificación de la Ley 8/2012del Turismo de las Islas Baleares.

Ashome "vuelve a remarcar la ausencia total de política turística menorquina, y sin un análisis de las consecuencias que va a tener en Menorca la paralización de nuevo de expedientes de reformas de una infraestructura turística que necesita ir reformándose y adaptándose al mercado turístico, lo que demuestra una vez más la falta de visión por parte del ejecutivo de la realidad turistica menorquina".

"El impulso inversor y la apuesta decidida de los empresarios menorquines está basado en el consumo de territorio 'cero' y por tanto en la rehabilitación de una planta hotelera y apartamental de los años 70 y 80, que habría permitido la mejora de la rentabilidad social y económica de algunas zonas turísticas", explica Ashome.

"Una vez más y de mano de un Decreto-ley, que no ayuda a la transparencia ni ayuda a dar seguridad jurídica al inversor, bajo una imposición sin ningún tipo de consenso con el sector, produciendo un elevado grado de incertidumbre legislativo".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.