Análisis de Irea

Perspectivas de la inversión hotelera para 2016

Las Socimi, las operaciones de compra-venta de deuda y las de portfolio, las grandes protagonistas

La inversión hotelera continuará registrando una elevada actividad en 2016, según las previsiones apuntadas por el socio de la División de Hoteles de Irea, Miguel Vázquez. Éste será un año marcado por la aparición de al menos dos nuevas Socimi (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) hoteleras, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en ‘Madrid supera a Barcelona como primer destino urbano de inversión hotelera’, y las operaciones de compra-venta de deuda que incluyen activos hoteleros y que están siendo diseñadas por las entidades para ejecutarlas en 2016, aunque su número se reducirá para el siguiente ejercicio.

Éstas son las perspectivas para 2016 según Irea:

- Los mercados de capitales (tanto equity como deuda) cuentan con enormes volúmenes de liquidez destinados a invertir y financiar la adquisición de activos inmobiliarios.

- La demanda por invertir en hoteles se mantiene en niveles particularmente altos y España se ha consolidado como un destino preferente de la inversión.

- Madrid seguirá siendo objetivo principal de inversión este año. Los activos singulares podrían tener mucho protagonismo si se materializan las operaciones que están actualmente en el mercado, como el hotel Miguel Ángel, el Villa Magna o la sede de Caja Madrid en la calle Celenque ('Edificio histórico en el centro de Madrid a la venta podría convertirse en hotel'). “Será un año extraordinario para Madrid, puede que incluso mejor que 2015”, apunta Vázquez.

El hotel Villa Magna, junto con el Miguel Ángel y la sede de Caja Madrid, son las tres grandes operaciones pendientes en la capital para 2016.El hotel Villa Magna, junto con el Miguel Ángel y la sede de Caja Madrid, son las tres grandes operaciones pendientes en la capital para 2016.

- En Barcelona la inversión en inmuebles para su reconversión a uso hotelero seguirá “congelada” mientras se mantenga la moratoria turística. Por su parte, la inversión en hoteles existentes seguirá suscitando interés entre inversores aunque con un universo más reducido como consecuencia del actual contexto político. Desde Irea consideran probable que en 2016, de forma puntual, se alcancen cifras récord de precio por habitación en el destino ya que, según explica Vázquez, “tras la moratoria, quien tiene un hotel tiene un tesoro”. En cualquier caso, “la cifra de inversión en Barcelona será más moderada que en Madrid”.

- Los inversores institucionales seguirán jugando un papel muy importante y se mantendrá el apetito por operaciones de portfolio, esperándose algunas relevantes en fase de diseño en estos momentos. “Los fondos oportunistas dejan paso a estos inversores institucionales”.

- En 2016, y sobre todo 2017, empezará a dejarse notar de forma clara el efecto de las transacciones de hoteles con origen en la gestión de préstamos fallidos adquiridos por fondos oportunistas en 2013 y 2014, principalmente.

Por todo ello, concluye Miguel Vázquez, “el entorno continúa siendo favorable para la inversión hotelera, lo que permite anticipar un año de elevada actividad inversora, aunque será muy difícil que se vuelvan a repetir las cifras de 2015, lo que sería un ideal muy deseable”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.