Diario 5381 20.09.2018 | 16:53
Hosteltur: Noticias de turismo
Con los incentivos a la inversión extranjera y el avance del emisor de EEUU

La hotelería cobra protagonismo en la nueva Cuba

25 mayo, 2017
  • El crecimiento del emisor de Estados Unidos, que exige elevar los estándares de calidad para la nueva planta hotelera
  • Mediante la nueva modalidad de contratos de administración con financiación, las empresas hoteleras pueden aportar la inversión para la remodelación
  • En esta nueva revolución el empresariado español mantiene su especial relación con el país y no se queda ni mucho menos atrás

La planta hotelera de Cuba está siendo impulsada por la continuidad en el crecimiento del emisor de Estados Unidos, que exige elevar los estándares de calidad, así como por los incentivos a la inversión extranjera que facilita su Gobierno. La nueva Cuba toma cuerpo y centra el interés de todos.

Cuba mantiene su apuesta por el turismo y facilita la inversión de capital y de empresas foráneas en el desarrollo de proyectos de alojamiento, lo que supone dar pasos adelante en el camino hacia la calidad de la oferta, con la entrada de nuevos operadores y los acuerdos con las compañías que tienen una amplia trayectoria de presencia en el país.

A finales de marzo el Gobierno cubano anunció que tiene 110 nuevos proyectos en su cartera de oportunidades de negocios con inversión extranjera en el ámbito turístico. Así, mediante la nueva modalidad de contratos de administración con financiación, las empresas hoteleras pueden aportar la inversión que se destinará a remodelar el establecimiento antes de asumir su gestión.

Es el modelo adoptado por Iberostar para operar el hotel Habana Riviera. En diciembre la cadena española anunció en su convención global que había cerrado un acuerdo para gestionar 12 establecimientos en la isla, que irá sumando a su portfolio en los próximos años.

Una exigencia de los turoperadores

Durante 2017 se incorporarán más de 4.000 plazas hoteleras a las actuales 67.000 que existen en todo el país, pero con ese objetivo de aumentar el volumen de la planta hotelera bajo la premisa de alcanzar mayores estándares de calidad. Una necesidad sobre la que ya hace un año hablaron a HOSTELTUR varios turoperadores de Estados Unidos especializados en Cuba, con décadas de experiencia,

que veían cómo ante el aumento de la demanda iba a hacerse evidente la necesidad de un esfuerzo por cumplir con servicios que los viajeros estadounidenses iban a echar en falta. Y es que, a pesar de la llegada de Donald Trump a la presidencia del país del norte, el emisor de Estados Unidos sigue creciendo, registrando una subida del 118% entre enero y marzo de 2017.

Grandes cadenas hoteleras

Los turoperadores consideran que le llegada al país de grandes marcas hoteleras va a suponer un incentivo al incremento de la categoría de los hoteles, como ya se está demostrando en las aperturas que se han venido celebrando a lo largo del último año, y en los nuevos proyectos que se preparan.

A finales de junio pasado Starwood Hotels & Resorts Worldwide abrió el Four Points by Sheraton Havana, el primer hotel administrado por una cadena estadounidense en Cuba en más de 50 años, comenzó a operar entonces bajo la gestión de la cadena, hoy parte de Marriott International, que también había obtenido dos meses antes permiso para entrar en el país. Se trataba de un acuerdo de asociación con la empresa estatal cubana Gaviota. El hasta entonces Hotel Quinta Avenida formaba parte de un contrato firmado por Starwood y Cuba para operar dos hoteles en la capital, tratándose del primer acuerdo bilateral de ese tipo desde 1959.

Fue un anuncio muy significativo, pero el de este mes de abril, con todo lo que trae consigo la apertura del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, ha marcado un antes y un después. Es el primer hotel de 5 estrellas de la capital cubana, que traerá de la mano tiendas exclusivas como Versace, Armani, Montblanc y L’Occitane en Provence ubicadas en la primera planta del establecimiento.

El papel del empresariado español

En esta nueva revolución el empresariado español mantiene su especial relación con el país y no se queda ni mucho menos atrás en el esfuerzo por hacer brillar a la industria hotelera cubana. A finales de marzo, el Ministerio de Turismo de Cuba, Mintur, aprobó la primera empresa mixta con España para construir un complejo hotelero de lujo vinculado al golf en Punta Colorada, tras

el acuerdo con el grupo español La Playa Golf & Resorts. El Gobierno cubano también indicó que este año además está previsto dar luz verde a otro proyecto similar en asociación con el grupo español Globalia para edificar condominios y campos de golf en la playa El Salado. La participación extranjera de muy variada procedencia está presente en proyectos vinculados a este deporte, como aquellos en los que participa la china Beijing Entreprises Holdings Limited, que edifica junto a Cubagolf un hotel de lujo, apartamentos y casas en 336 hectáreas; o la británica Esencia Hotels and Resorts, inmersa también en una empresa mixta para un complejo que incluirá más de 1.000 unidades inmobiliarias, un hotel con un centenar de habitaciones y un campo de golf de 18 hoyos, con una inversión de 350 millones de dólares.

Renovaciones y aperturas

Entre las más recientes aperturas cabe mencionar la del Iberostar Bellavista Varadero, un hotel Premium Gold de categoría 5 estrellas propiedad de Gaviota, mientras la cadena también participa en la renovación de otro establecimiento histórico, el Hotel Packard, en La Habana. Además, proyecta extenderse próximamente a las ciudades orientales de Santiago de Cuba y Holguín, donde está prevista para este año la apertura del primer hotel administrado por Iberostar en Playa Pesquero.

En el caso de Globalia su gran apuesta es el Be Live Havana City Copacabana, en cuya renovación invertirá 5,6 millones de euros. Entre las incorporaciones recientes destacan los cuatro hoteles anunciados por Sercotel a final de año, y la apertura del segundo establecimiento de Valentin Hoteles en el país, mientras que Roc Hotels negocia su quinta unidad en la isla.

Todo ello prueba que las cadenas españolas van a estar presentes en la nueva Cuba, en la que la creciente demanda está abriendo también paso a las inversiones en turismo urbano. Y es que en un momento en que los emisores de América del Norte llegan pisando fuerte, igualmente se está avivando el interés de los europeos, con un nuevo tipo de viajero que aprecia especialmente sus tradiciones y su huella cultural, y quiere alojarse fuera de los polos turísticos tradicionales. El principal punto de mira seguirá siendo Estados Unidos, donde las reservas a Cuba no paran de crecer, pese a las restricciones.

Posteriormente a la edición de este reportaje, Meliá Hotels International ha anunciado también un fuerte incremento de su presencia en el país con ocho nuevos hoteles, que supondrán 931 nuevas habitaciones, según informó HOSTELTUR noticias de turimo en Meliá estará presente en Cuba con cinco marcas y potenciará los circuitos

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Oscar Serrano Oscar Serrano hace 1 año
Pregunta para el autor del articulo. Cuando Usted indica la "nueva" Cuba, a que se refiere, los hechos que relata no tienen nada de nuevo salvo el hecho en si: aperturas, reformas, empresas mixtas, nuevos proyectos, hoteles de 5 estrellas, clientes americanos....ahi no hay nada de nuevo, le agradezco si profundiza mejor o explicar mejor a que se refiere, gracias.