Entrevista al alcalde del municipio, Pere Granados

El Orlando de Europa se construye en Salou

Las inversiones de PortAventura, FerrariLand y Hard Rock transforman el destino de sol y playa

Con dos millones de turistas al año que realizan más de ocho millones de pernoctaciones, Salou está considerado como uno de los grandes destinos de sol y playa del Mediterráneo y es además epicentro de grandes inversiones alrededor de PortAventura. Esta localidad forma parte de la Alianza de grandes municipios turísticos de España junto con Arona, Adeje, Benidorm, Calviá, Lloret de Mar, San Bartolomé de Tirajana y Torremolinos, que reclaman una mejora de la financiación local. En el Foro de Turismo de Maspalomas, que se celebró en Gran Canaria, tuvimos la oportunidad de charlar con el alcalde de Salou, Pere Granados.

¿Por qué esa alianza de municipios turísticos?

Las grandes administraciones públicas hablan mucho del turismo pero a la hora de la verdad no actúan a su favor.

Hay un gran déficit en la financiación de programas para la renovación y mejora de las instalaciones tanto públicas como privadas. Igual que se llevó a cabo la reconversión de los altos hornos, donde hubo una gran ayuda tanto estatal como europea, nosotros también reclamamos esas ayudas para renovar los destinos turísticos de la costa.

Si esas ayudas se aprobaran, quizá en otras partes del interior se sentirían discriminados....

Es evidente que el turismo aporta muchísima riqueza, muchísima, pero no solo a los municipios turísticos, también al interior. En 2017, cerca de 80 millones de turistas extranjeros han consumido productos de todo tipo en España y no los fabricamos nosotros, los municipios de sol y playa. Por eso creemos que tiene que haber una mayor implicación por parte de las administraciones superiores a la hora de financiar proyectos.

¿El gran objetivo sería reformar, de nuevo, la Ley de Haciendas Locales?

Sí, porque no se tiene en cuenta la población flotante a la que tenemos que dar servicios. Salou, por ejemplo, tiene 27.000 habitantes censados y una población flotante mensual de 92.000 personas, que requieren los servicios propios de cualquier otro ciudadano y los tenemos que prestar si queremos ser competitivos: en seguridad, limpieza, etc. Y eso tiene un coste. Siendo una ciudad de calidad para los residentes seremos un destino de calidad para los visitantes.

Pere Granados, alcalde de Salou, fotografiado en el Foro Internacional de Turismo de Maspalomas, Gran Canaria, donde tuvo lugar esta entrevista.Pere Granados, alcalde de Salou, fotografiado en el Foro Internacional de Turismo de Maspalomas, Gran Canaria, donde tuvo lugar esta entrevista.

¿Qué proyectos turísticos tiene Salou en marcha?

Tenemos 49 hoteles y hemos diseñado un plan urbanístico parcial en el que está prevista la construcción de 2.000 habitaciones nuevas con cuatro hoteles tipo resort, con grandes ofertas de atracciones de agua, que es lo que se está demandando.

¿En qué fase se encuentra el proyecto Hard Rock?

La inversión será de 2.000 millones de euros. Una primera fase empezaría con 650 millones de euros, en la que se incluye la construcción de dos hoteles de 500 habitaciones. Uno estaría gestionado por PortAventura y el otro directamente por Hard Rock. El proyecto también incluirá un casino.

¿Qué ganará el destino con este proyecto?

Llegar a nuevos mercados, por ejemplo el asiático, y seguir creciendo en el segmento MICE, donde ya contamos con el centro de convenciones de PortAventura. Además de hoteles y casino, este nuevo complejo de ocio contará con una oferta comercial formada por 75 establecimientos tipo La Roca Village, un gran auditorio para actuaciones en directo...

Si a esto le sumamos las sucesivas ampliaciones de PortAventura, el parque Ferrari Land abierto en 2017, los nuevos hoteles tematizados del agua, etc, podemos ver que se están poniendo las bases para hacer de Salou un Orlando a nivel europeo.

¿Salou no tiene miedo a crecer?

Estamos viviendo una transformación para renovarnos y somos un epicentro de grandes inversiones turísticas. En otros destinos turísticos se habla sobre "crecimiento cero", pero Salou tiene posibilidades de crecimiento hacia un objetivo que es la calidad y la búsqueda de nuevos mercados.

¿La incertidumbre política en Cataluña podría frenar todas esas inversiones?

Yo espero que no, porque el proyecto Hard Rock ya está concebido definitivamente, está aprobada la ley y el Plan Director que lo hace posible. Desde Salou vamos a facilitar la inversión. Creo que la incertidumbre puede afectar no solamente a Cataluña sino a todo el territorio español.

¿Han dejado de ir turistas españoles a Salou, por ejemplo del Imserso?

Tenemos las mismas plazas que el año pasado y el paquete empieza en el mes de febrero, como cada año.

El Saloufest ya no se organizó en 2017 gracias a un pacto de los hoteleros locales ¿Qué demostró esa iniciativa?

El Saloufest era un paquete privado de un turoperador que se ponía de acuerdo con un receptivo. Pero desde un sector importante de la hostelería y la propia administración siempre hemos intentado concienciar que esos paquetes turísticos no aportaban nada, que eran pan para hoy y hambre para mañana. Porque por cuatro días de trabajo y 8.000 personas, que venían después de Semana Santa, estábamos poniendo en riesgo nuestra marca turística de dos millones de visitantes. Agradecemos muchísimo la iniciativa de los hoteleros de Salou y con eso se acabó.

Hemos buscado otro tipo de paquetes turísticos para esos días en los cuales no hay tanta presencia de turistas y lo hemos logrado a través del turismo deportivo. Por ejemplo el Mundialito de fútbol base para niños de 6 a 12 años de edad procedentes de 50 países, un evento que a mediados de abril generó un gran movimiento de personas. Eso demostró que hay otras alternativas, a las que la prensa ya no hace caso, pero que evidentemente aportan mucho valor al destino turístico.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.