Lleva más de un año fuera de servicio

Madrid desmonta la línea de tren al parque Warner que costó 85 M €

Su mantenimiento supone tres millones de euros al año y transporta una media de 190 viajeros al día

Tras más de un año fuera de servicio, la Comunidad de Madrid ha decidido desmontar la línea ferroviaria que unía la capital de España con el Parque Warner. Inaugurada en abril de 2002, la infraestructura costó 85 millones de euros y fue expresamente construida para facilitar el transporte a este parque de ocio.

Desde el 4 de abril de 2012, el tren de Cercanías que enlazaba Madrid con el Parque Warner está fuera de servicio por su falta de rentabilidad. Soportaba un coste anual de tres millones de euros para transportar una media de 190 viajeros al día. Un importe que asumía el Gobierno autonómico, pues aunque la explotación corría a cargo de Renfe, era la Comunidad de Madrid quien corría con el coste de su mantenimiento.

Se trata de un ramal de poco más de 15 kilómetros que unía la capital de España, a través del municipio de Pinto, con el Parque Warner y San Martín de la Vega, donde se ecuentra este centro de ocio.

El Parque Warner Madrid abrió en abril de 2002.El Parque Warner Madrid abrió en abril de 2002.

El operador ferroviario Adif, por orden del ejecutivo regional, según recoge el diario El Mundo, ha comenzado ya a desmontar algunos elementos de la línea como los postes o la catenaria, y en breve continuará con las vías e incluso el apeadero del propio parque y la estación del pueblo donde se ubica.

La Consejería de Transportes ha justificado esta decisión por los robos continuados que se vienen registrando en la línea. En los últimos meses han sustraído postes de hierro, cobre e incluso cables.

El Parque Warner Madrid abrió sus puertas en abril de 2002 como una de las grandes apuestas de la Comunidad de Madrid. De hecho, invirtió 100 millones de euros y fue titular del 46% del capital del parque. Con el propósito de construir en San Martín de la Vega uno de los grandes centros de ocio de Europa, en el que se invirtieron 390 millones de euros, se construyó dicha línea ferroviaria, que tuvo un coste 85 millones de euros, y una autopista que costó 25 millones.

Sin embargo, las positivas expectativas iniciales del parque no se cumplieron y fue acumulando pérdidas en los años sucesivos. En 2006, el Ejecutivo autonómico vendió su participación a la inmobiliaria Fadesa y el centro pasó a ser gestionado por la empresa Parques Reunidos.

Incluso el parque modificó su estrategia para adaptarse al público español, lo que le ha permitido mejorar su cifra de visitantes. Cambió su contrato con la empresa americana que le daba nombre y cambió su denominación inicial Warner Bros. Movie World Madrid por la actual.

En los últimos años ha introducido nuevas atracciones y anuncia otras nuevas para el próximo año: Parque Warner tendrá atracciones acuáticas en 2014.

Hace unos meses Hosteltur noticias de turismo publicó un amplio reportaje con el título Parques temáticos en España: las claves del éxito y del fracaso

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.