Diario 6064 29.11.2020 | 12:17
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Unos 57.000 empleados, según los cálculos de CEAV

El 90% de los trabajadores de las agencias se verá afectado por un ERTE

La Confederación reclama medidas para proteger el tejido empresarial ante el impacto del coronavirus 17 marzo, 2020

Ante la cuarentena que vive el turismo por el coronavirus, la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) calcula que cerca del 90% de los 63.000 trabajadores (casi 57.000 empleados) del sector podrían verse afectados por un ERE o un ERTE si no se toman medidas inmediatas. Precisamente este martes se espera que el Consejo de Ministros apruebe condiciones especiales para agilizar los Expedientes de Regulación Temporales de Empleo durante la declaración del estado de alarma, periodo durante el cual no se puede aplicar un ERE.

CEAV ha insistido en la necesidad "imperiosa" de que se apruebe por Real Decreto la regulación del "ERTE Express" y otras medidas laborales como la obligación por parte de los trabajadores de aceptar disfrutar del periodo vacacional mientras dure el estado de alarma con el máximo de 15 días; la suspensión del contrato; que el Fogasa asuma parte de los despidos que se produzcan por causas económicas.

Asimismo, pide bonificaciones a las cotizaciones de la Seguridad Social, a la fiscalidad o incluso reducción de impuestos, ayudas al sector y créditos blandos con el fin de paliar esta caída hasta el 31 de diciembre de 2020, como mínimo.

CEAV explica que el sector de las agencias de viajes emplea a unos 63.000 trabajadores de los cuales "van a ser incluidos en ERTES o ERES cerca del 90%, si no se toman medidas inmediatas".

Dentro de esos 63.000 trabajadores se incluyen tanto empleados del Régimen General como Autónomos, que en su caso están abocados al cese de actividad, por lo que la principal asociación del sector, ATA, ha pedido, entre otras medidas, que tengan derecho a una prestación, aplazamiento de impuestos o exención del pago de la cuota de la Seguridad Social.

Azul Marino anuncia el cierre de agencias, pero mantiene operativa su web y una línea telefónica.

Hay que recordar que ante el estado de alarma, todas las agencias de viajes se han visto obligadas a cerrar sus puertas de cara al público al no ser un comercio minorista esencial. Muchas agencias, como B the travel brand, Halcón Viajes o Azul Marino, han comunicado ya que clausuran de manera temporal sus oficinas aunque van a mantener operativos sus páginas web y líneas telefónicas para atender a los clientes.

Ante el temor de que se destruya el tejido empresarial de las agencias "a corto y medio plazo", CEAV cree que es necesario que, en el caso que los proveedores no hayan procedido a reembolsar, no se obligue a las agencias de viajes a efectuar el reembolso íntegro del viaje y que se habilite a las agencias la posibilidad de emitir bonos a los clientes.

También propone que se puedan emitir bonos de viajes para que no se obligue a las agencias a efectuar el reembolso íntegro de ese viaje y que se pueda disfrutar en otras fechas y evitar así la descapitalización de las empresas.

Desde CEAV solicitan que el Ministerio de Consumo también tiene que obligar a los proveedores turísticos, especialmente compañías aéreas y hoteles, a reembolsar los importes de los servicios que no hayan realizado.

Otra medida que sugieren para paliar los efectos del parón de la actividad es que las administraciones públicas abonen de inmediato a sus proveedores las facturas pendientes.

Avatar redactor José Luis Ortega Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.