Diario 5968 10.08.2020 | 01:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Encuesta de la IATA a los pasajeros

Miedo a volver a los aviones: ¿qué preocupa a los viajeros?

10 julio, 2020

Los riesgos y el temor a contagiarse de la COVID-19 durante el vuelo afectan la voluntad de viajar de los pasajeros y debilitan la demanda del transporte aéreo, según la investigación de opinión pública realizada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en torno a sus principales preocupaciones para viajar durante la fase de transición pospandémica. Alrededor del 58% de los encuestados dijo que estaba evitando los viajes aéreos y el 33% sugirió que evitará viajar en el futuro como una medida continua para reducir el riesgo de contagio. La encuesta pone también de relieve la necesidad de restablecer la confianza de los pasajeros en algunas áreas clave, cuya mejora depende de una información más eficiente por parte de la industria aérea.

La encuesta fue realizada en 11 países durante la primera semana de junio de 2020, enfocada a evaluar las preocupaciones de los viajeros durante la pandemia y los posibles plazos para su regreso al viaje.

Los viajeros están tomando precauciones para protegerse de la COVID-19: el 77% dice que se lava las manos con más frecuencia, el 71% evita las reuniones grandes y el 67% usa una mascarilla facial en público.

Puntos calientes

La encuesta identifica tres putos especialmente preocupantes para los viajeros:

En el aeropuerto

  1. La aglomeración en el autobús/tren durante el traslado al avión (59%)
  2. Las colas en mostrador de facturación/control de seguridad/fronteras o embarque (42%)
  3. Uso de aseos/baños (38%)

A bordo de un avión

  1. Sentarse al lado de alguien que pueda estar infectado (65%)
  2. Uso del aseo/baño (42%)
  3. Respirar el aire en el avión (37%)

Al pedirles a los encuestados que clasificaran las tres medidas principales que les harían sentirse más seguros, el 37% mencionó la detección del COVID-19 en los aeropuertos de salida, el 34% aprobó el uso obligatorio de mascarillas y el 33% se refirió a medidas de distanciamiento social en los aviones.

Los pasajeros manifestaron, además, su deseo de participar de forma activa para mantener la seguridad durante los viajes aéreos a través de:

  1. El control de temperatura (43%).
  2. Utilizar mascarilla durante el viaje (42%).
  3. Realizar el check-in online para reducir las interacciones personales en los aeropuertos (40%).
  4. Realizar test de diagnóstico del COVID-19 antes de viajar (39%).
  5. Desinfección de las zonas de asientos -bandeja, parte trasera del respaldo anterior y la propia butaca (38%).

“La gente está claramente preocupada por COVID-19 cuando viaja, pero también se tranquilizan con las medidas prácticas introducidas por los gobiernos y la industria bajo la guía de despegue desarrollada por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Estos incluyen el uso de máscaras, la introducción de tecnología sin contacto en los procesos de viaje y las medidas de detección. Esto nos dice que estamos en el camino correcto para restaurar la confianza en los viajes. Pero llevará tiempo. Para tener el máximo efecto, es fundamental que los gobiernos implementen estas medidas a nivel mundial", dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

La encuesta pone también de relieve la necesidad de restablecer la confianza de los pasajeros en algunas áreas clave, cuya mejora depende de una información más eficiente por parte de la industria.

Principales preocupaciones

Calidad del aire de la cabina. La encuesta no desveló una posición predominante respecto a lo que piensa los pasajeros de la calidad del aire de la cabina: mientras que el 57% de los viajeros piensa que es peligrosa y hay riesgo de contagio, el 55% respondió que entendía que el aire es tan limpio como en el quirófano de un hospital, mostrando que ha penetrado el mensaje de la industria aérea. Las aerolíneas han ven ido informando en las cabinas se recicla cada 2-3 minutos, mientras que el aire en la mayoría de los edificios de oficinas se intercambia 2-3 veces por hora. Además, los filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) capturan más del 99,97% de los gérmenes, incluido el coronavirus.

Distanciamiento social. Los gobiernos recomiendan utilizar mascarilla cuando no sea posible guardar distancia entre los pasajeros. Esto se alinea con la guía experta de despegue de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Además, mientras los pasajeros están sentados muy cerca a bordo, el flujo de aire de la cabina es del techo al piso, lo que limita la posible propagación de virus o gérmenes. A lo que se suman otras barreras específicas en un avión para la transmisión del virus a bordo como la orientación hacia delante de los pasajeros (que limita la interacción cara a cara), los respaldos de los asientos que limitan la transmisión de fila a fila y el movimiento limitado de pasajeros en la cabina.

En ello coinciden las autoridades del sector como la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA), la OACI y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), organismo que ha asegurado que no hay registro en el mundo de un solo caso de contagio a bordo de un avión. Adicionalmente, de Juniac ha recordado las capas adicionales de protección como la detección a través de tests antes del vuelo y las mascarillas. “Y debemos asegurarnos de que los viajeros lo entienden”.

Sin solución rápida

Si bien casi la mitad de los encuestados (45%) indicaron que regresarían a viajar a los pocos meses de la disminución de la pandemia, esta es una caída significativa del 61% registrado en la encuesta de abril (ver: Confianza, un factor crucial para la recuperación de la operativa aérea).

La mayoría de los viajeros encuestados planean volver a viajar para ver a familiares y amigos (57%), para vacacionar (56%) o para hacer negocios (55%) tan pronto como sea posible, después de que la pandemia disminuya. Pero el 66% dijo que viajaría menos por placer y negocios en el mundo posterior a la pandemia, mientras el 64% indicó que pospondrían los viajes hasta que mejoraran los factores económicos (personales y más amplios).

Llevará tiempo antes de que los pasajeros vuelvan a sus viejos hábitos de viaje. Muchas aerolíneas no planean que la demanda regrese a los niveles de 2019 hasta 2023 o 2024. En general, los resultados de la encuesta demuestran que las personas no han perdido el gusto por viajar, pero hay bloqueadores para volver a los niveles de viaje anteriores a la crisis.

Uno de los mayores bloqueadores para la recuperación de la industria es la cuarentena. Alrededor del 85% de los viajeros reportaron preocupación por estar en cuarentena mientras viajaban, un nivel de preocupación similar al de aquellos que temen contraer el virus cuando viajaban (84%). Solo el 17% está dispuesto a someterse a cuarentena.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.