Diario 5454 15.12.2018 | 03:33
Hosteltur: Noticias de turismo
Según se refleja en las estadísticas de Turespaña

El turismo de shopping atrae a España a los mercados emergentes

Rusos, polacos, latinoamericanos y asiáticos demandan las compras como actividad complementaria 10 noviembre, 2011
  • El emisor ruso, que ha duplicado este verano el número de plazas aéreas a nuestro país hasta superar el millón, ha incrementado su gasto un 92%

Los buenos resultados de la temporada de verano, que se ha cerrado con un incremento del 8,5%, no sólo se han debido a los efectos de la inestabilidad de los países del Norte de África (“Exceltur atribuye el 65% del crecimiento turístico en España a la primavera árabe”, según publicaba HOSTELTUR hace un mes), sino también al empuje de mercados emergentes como Rusia, Polonia, Latinoamérica y Asia, cuyos turistas demandan las compras como actividad complementaria del turismo cultural y de ciudad.

En el turismo de shopping en España los protagonistas indiscutibles son los clientes rusos, cuyo dinámico comportamiento responde a la espectacular recuperación de su economía de la recesión de 2009, gracias al aumento de los precios del barril de crudo Ural, según recoge Turespaña en su Informe de Coyuntura Turística Verano 2011.

El crecimiento económico ha repercutido directamente en el comportamiento turístico del mercado, que ha incrementado su gasto en nuestro país en un 92% en abril con respecto a un año antes, según las últimas estadísticas de Global Blue citadas por Turespaña; además de ampliar su interés por el turismo urbano entre un 15% y un 17%, según los turoperadores, y por las compras. De hecho, esta temporada alta se ha duplicado el número de asientos de avión a nuestro país hasta superar un millón de plazas, un 118% más que en el mismo periodo de 2010. El mercado ruso ha aumentado un 61% sus pernoctaciones en España este verano, según confirmaba Exceltur.

Por su parte Polonia, un mercado que ya demostró un buen comportamiento durante la crisis, crece de manera sólida, fundamentalmente por tres motivos: el impulso de la demanda interna, el estímulo que suponen los fondos estructurales de la UE y el buen ritmo de las exportaciones. En su caso aumentan los viajes individuales potenciados por las nuevas rutas de las aerolíneas de bajo coste, en los que las compras ocupan un papel preponderante. De hecho, para este verano se ha producido un incremento del 86% en la demanda de este país con respecto al verano de 2010.

Latinoamericanos y asiáticos

El turismo de shopping en España también despierta el interés en mercados lejanos como los latinoamericanos, donde se están consolidando nuevas clases medias que impulsan el crecimiento de viajes al exterior, especialmente a destinos de larga distancia liderados por nuestro país, e incrementan su gasto medio. Durante su estancia demandan productos relacionados con el patrimonio monumental y cultural del país, la gastronomía y las compras, y no tanto el sol y playa. Los turistas asiáticos, que cada vez más viajan de manera independiente aunque sigue siendo predominante el hacerlo en grupo, buscan este mismo tipo de oferta, sobre todo en Madrid y Barcelona, ciudades indispensables para ellos cuando visitan nuestro país.

Segmento desestacionalizador

El turismo de shopping facilita desestacionalizar la actividad turística, motivando las visitas en temporada media y baja, además de convertirse en un dinamizador de la economía local. De hecho, este verano Xavier Canalis se preguntaba “Turismo de compras y horarios non stop, ¿nuevo atractivo turístico de España?”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.