Falta una semana según el plazo fijado en el acuerdo entre ambas aerolíneas para decidir su forma de asociación

Juan José Hidalgo se rebela mientras Iberia y Air Europa negocian fórmulas

25 enero, 2022

Falta una semana para que Iberia y Globaliaacuerden una nueva fórmula para la operación de compra de Air Europa -según el compromiso que ambas empresas se impusieron mediante un acuerdo firmado, de evaluar las alternativas a la fusión y otras estructuras de asociación y decidir la fórmula de compra antes de finales de enero de 2022-, tras notificar el International Airlines Group (IAG) a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que estaban negociando la rescisión del acuerdo de adquisición de la aerolínea, cuando el presidente del grupo turístico, Juan José Hidalgo, ha afirmado en declaraciones a medios de comunicación que él no está negociando nada ni su compañía aérea se va a trocear.

Esta declaración del empresario salmantino, recogida por la agencia española EFE es en parte en respuesta a las declaraciones de hace poco más de una semana de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, admitiendo que el Estado español no descarta la posibilidad de quedarse con una participación en Air Europa capitalizando el crédito participativo que concedió a la aerolínea a través de la Sepi, y que contempla la opción de convertirlo en acciones, lo que le permitirían alcanzar en torno al 40% en la propiedad de la compañía, después que las posibilidades de la aerolínea se reducían después truncarse la negociación.

El pasado 15 de diciembre, International Airlines Group (IAG) y Globalia confirmaron que estaban negociando, ya en una fase avanzada, rescindir el acuerdo firmado el 4 de noviembre de 2019 y modificado el 20 de enero de 2021, según el cual la filial de IAG, Iberia, adquiriría la totalidad de las acciones del capital de Air Europa.

IAG decidió pagar una prima superior por la suspensión del acuerdo (75 M€) que, de retomarse, se descontaría del precio final. Las aerolíneas prefirieron no esperar a la decisión de la Comisión Europea que tenía como nueva fecha el pasado 4 de enero, después de haberla extendido varias veces, confiando en nuevas propuestas de cesión de slots que despejaran sus preocupaciones por la competencia en torno a esta operación.

Grandes deudas

Después de que el Gobierno español aprobó en Consejo de Ministros, a principios de noviembre de 2020, el rescate de Air Europa de 475 M €, -prácticamente un año después de anunciar su venta-, el 19 de enero pasado, y tras más de un año de negociaciones retrasadas por la pandemia de coronavirus, IAG e Iberia firmaron con el grupo de los Hidalgo una modificación del acuerdo inicial de compra por 1.000 millones de euros fijando el nuevo valor de la transacción en 500 M € a pagar en cinco años, la mitad de la cifra inicial.

El caso es que, para IAG, el no poder renegociar los términos de las deudas de Air Europa con el Estado que aumentan en 475 el valor de la transacción de 500 millones de euros, que le sigue pareciendo alto por la situación de la aerolínea, teniendo en cuenta una deuda que roza los 900 M€ -sumando al préstamo de la Sepi los créditos con aval del ICO recibidos en 2020 para reforzar su liquidez y cerca de 200 millones de euros por un creciente impago de alquiler de aviones que se acumula, según fuentes del sector- y el tener que renunciar a pares de slots en 70 rutas, y en medio aún del impacto de la COVID-19 con la nueva variante ómicron, la compra no resulta tan beneficiosa, si bien sigue necesitando reforzar las operaciones del grupo en Madrid-Barajas.

Más sobre la mayor operación corporativa de la industria aérea española

- Iberia y Globalia tendrán una alternativa de asociación en un mes

- La compra de Air Europa se pone cuesta arriba, admite Iberia

- Los tres factores clave que determinarán la compra de Air Europa

- Iberia y Air Europa, bajo la lupa de la Comisión Europea

Iberia concluyó entonces: "Finalmente, ha sido imposible cerrar con éxito una operación tan estratégica para el futuro de la conectividad aérea de España, el reforzamiento del hub de Madrid, el desarrollo de nuestro turismo de calidad y la recuperación de la economía española. Por tratarse de una operación clave para el país y muy importante para ambas compañías, desde Iberia nos hemos comprometido a explorar distintas alternativas de estructuras accionariales para tratar de articular esta operación con Air Europa".

A todos los contratiempos y lo complicado que supone un acuerdo sobre alternativas de asociación, se suma ahora la acérrima oposición del patriarca Hidalgo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.