Contra el turismo de excesos sexuales que ha saltado a las redes sociales

Magaluf: Gabriel Escarrer dice que es hora de actuar legal, administrativa y penalmente si hace falta

Confía en la reconversión del destino y recuerda las inversiones llevadas a cabo en la zona

Gabriel Escarrer Jaume, vicepresidente y CEO de Meliá Hotels International, aboga por un cambio de modelo turístico en Magaluf, Mallorca, y por la renovación del destino como destacaba hace unos días el Financial Times, con un reportaje titulado "Magaluf Repackaged" y en contra del turismo basura de borracheras y sexo que ha aparecido estos días en medios y redes sociales.

Y no es raro que sea así porque Meliá Hotels International se ha ocupado de la reconversión de la zona en los últimos tres años, en un proyecto imulsado junto al Govern balear y el Ayuntamiento de Calviá bajo la denominación de "Calviá Beach", y en cuyo marco, como recuerda Escarrer Jaume, "ya hemos renovado cuatro hoteles e invertido más de 80 millones de euros. Un proyecto actualmente en su tercera fase, a la que deben seguir las fases cuarta y quinta, atrayendo mayor inversión, mejora de la oferta y equipamientos, y creación de empleo".

Las noticias aparecidas estos días en las redes sociales y medios de comunicación sobre prácticas sexuales cuestionables ligadas al turismo de borrachera en Magaluf han conmocionado al sector en Mallorca. Gabriel Escarrer asegura en un comunicado que "no es la cuenta de resultados de los hoteleros la única que sufre por su deterioro, sino toda una sociedad, que se vé arrastrada a un círculo vicioso de menos trabajo, temporadas más cortas, menor o nula rentabilidad e inversión, menor salubridad y seguridad, pérdida de la reputación, y en fin, abandono de la esperanza en un futuro más próspero".

Escarrer Jaume recuerda que gracias al esfuerzo de muchas empresas, "Magaluf cada vez es “menos” Punta Ballena", ya que se está invirtiendo dinero en "hoteles extraordinarios y alternativas de ocio de calidad, atrayendo a otro tipo de clientela, que paga y que exige, haciendo una promoción también de calidad, y con apoyo de la inversión pública que en unos meses habrá transformado la segunda línea de playa con un espectacular paseo peatonal".

Gabriel Escarrer, empresario del año en Baleares por su proyecto de Calvià Beach.Gabriel Escarrer, empresario del año en Baleares por su proyecto de Calvià Beach.

Paradigma del turismo "más detestable, sucio e insano"

Las redes sociales han actuado de altavoces multiplicadores de las "noticias" aparecidas estos días sobre Punta Ballena, una zona que según recuerda Gabriel Escarrer no ocupa ni el 5% de Magaluf y que "con una aportación de riqueza insignificante en el conjunto, se empeña temporada tras temporada en arrastrar nuestra reputación, nuestra imagen, nuestros negocios, e incluso nuestra convivencia, por el fango más repugnante. Excesos de alcohol, sexo y drogas que en la sociedad digital se convierten en “trending topics” tan sugerentes como “Mamading en Magaluf”, “Balconing en Magaluf”, o “Shagaluf”, y que convierten a este destino a los ojos del mundo entero, en el paradigma del turismo más detestable, sucio e insano".

Para Escarrer "se ha tocado fondo", y añade que "si “eso” se ha convertido en el nicho de mercado elegido por una serie de empresarios para pasar una temporada más a costa del perjuicio de todos, pueden llevarse su nicho, y su patético “expertise” a otro lado". El CEO de Meliá Hotels International aboga por un modelo de empresa y de turismo sostenible y de futuro y considera que "es hora también de actuar" para no dar opción a quienes buscan ese modelo de vacaciones basura. "Actuar legal, administrativa, y penalmente si hiciera falta. Y es, por supuesto, hora de contrarrestar con una activa campaña informativa y de relaciones públicas de parte de Magaluf, y de toda Mallorca, que Mallorca no es eso, que Magaluf no es eso, y que trabajamos para erradicarlo. Sin esperar a que acabe la temporada", expone.

Gabriel Escarrer y el presidente de Baleares visitando el Sol Katmandu Park and Resort de Calviá Beach.Gabriel Escarrer y el presidente de Baleares visitando el Sol Katmandu Park and Resort de Calviá Beach.

Gabriel Escarrer Jaume finaliza su escrito pidiendo que "la codicia y ausencia de escrúpulos de unos pocos empresarios, si es que se les puede llamar así, no arruinen la reputación de Mallorca, especialmente en un mercado tan importante con el británico, ni la oportunidad histórica que tiene Magaluf para recuperarse de unos años de desgracia. No nos dejen solos".

El esfuerzo por "limpiar" la imagen de Magaluf ha sido grande en los últimos años por parte de varias empresas. Les dejamos aquí algunos titulares:

- El municipio mallorquín de Calviá renueva su planta hotelera

- Cursach Hotels abrirá el B-Hotel en Magaluf en 2015

- Reconversión de destinos maduros: cambio de paradigma

- El modelo de Calviá Beach Resort podría extrapolarse a otros destinos maduros

- Gabriel Escarrer, Empresario del año en Baleares por su proyecto de Calvià Beach

- La reconversión avanza en Calvià, que ya suma 7.000 plazas hoteleras renovadas

- Los hoteleros de Palmanova-Magaluf invertirán este invierno 41,5 M € en reformas

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

David Oneil Sanchez5/07/2014 11:07:52

Sres.,
Hace más de treinta y tres años que vivo en Magaluf, me establecí aquí porque era un lugar fantástico, no había ruido ni borrachos ni sexo y tampoco drogas. Lo sé porque yo tan solo 18 años, y lo conocía muy bien. Punta ballena no tiene nada que ver con lo que es ahora, prácticamente no había nada. Sin embargo, todo se ha desmadrado. La culpa la tienen los que han extendido la mano, estos ya se saben quienes son. Yo conozco personalmente algunos de ellos, y he visto los sobres que se les entregaban en su momento.
Lo peor de todo, son los inocentes, chicas y chicos jóvenes que al ver tanto desmadre creen que todo vale, y que no importa el mañana. Así pues, dan el paso que jamás deberían haber dado, alcohol, sexo y drogas. De ahí, derivan las violaciones, las peleas, las desapariciones de personas e incluso las muertes. He visto muchas cosas desde mi terraza y he socorrido a más de uno, pero no puedo hacer mucho más, mi invalidez por saltar desde un balcón a una piscina me lo impide. Si lo que han oído, yo también me convertí en un juligan. Ahora el estado paga mis gastos, no sirvo para nada y algunas veces pienso que no debería seguir en este mundo. Dav.

40 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.