Diario 5383 24.09.2018 | 13:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Si la OACI logra un acuerdo global que beneficie al clima

Europa, dispuesta a cambiar el impuesto sobre emisiones

Flexibiliza su postura ante la oposición de China y EEUU 2 abril, 2012
  • La próxima reunión se celebrará en junio
  • En caso de una reiterada desobediencia de la norma, la UE puede prohibir a esas aerolíneas que operen en los aeropuertos europeos

La comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, ha reconocido que la Unión Europea “está dispuesta” a cambiar el impuesto a las aerolíneas sobre emisiones (ETS), siempre que la OACI logre un acuerdo favorable para el clima.

La comisaria europea ha señalado en una entrevista en el diario francés Le Monde que Estados Unidos mantiene una voluntad de entablar un “diálogo constructivo”, y que con ese objetivo se están celebrando conversaciones en el seno de la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional).

A este respecto, Hedegaard celebra que los países hayan vuelto a la mesa de negociación y ha recordado que está prevista una nueva reunión para el mes junio, aunque reconoce que no sabe en qué concluirá este encuentro y si “será suficiente y ambicioso. Pero está claro que, en caso de compromiso en este organismo, Europa estaría dispuesta a modificar su legislación. Todo dependerá de lo que se ponga sobre la mesa para llegar a un acuerdo favorable sobre el clima”.

En este sentido, ha incidido en que la UE está abierta a otras posibilidades, pero advierte que no será suficiente el objetivo de obtener un acuerdo “a cualquier precio, sin importar su contenido”. En su opinión, el texto deberá contribuir “realmente” a la reducción de las emisiones de CO2.

Desde el pasado 1 de enero

De acuerdo con la legislación europea, desde el pasado 1 de enero todas las aerolíneas que utilicen los aeródromos europeos serán gravadas con un impuesto previsto en el Plan de Emisiones por el Comercio. La medida ha suscitado la polémica, entre el sector, pero principalmente entre las aerolíneas chinas y estadounidenses.

De hecho, Obama ya se manifestó en contra de la tasa europea por emisiones de C02 y China prohibió a sus aerolíneas pagar el impuesto de emisiones a la Unión Europea. Fue un paso más allá y China inició la guerra comercial contra Europa por el impuesto a las emisiones, de manera que aerolíneas y fabricantes de flota europeos están siendo víctimas de represalias por la tasa de CO2, según ha publicado HOSTELTUR noticias de turismo.

Las sanciones rondan los 100 euros por tonelada de dióxido de carbono emitida para aquellas compañías aéreas que no quieran hacer frente a este impuesto. En caso de una reiterada desobediencia de la norma, la UE tiene la potestad de prohibir que esas aerolíneas operen en los aeropuertos europeos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.