Diario 6013 30.09.2020 | 21:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El coronavirus presiona sobre las expectativas

Globalia, con fusiones en tres frentes y muchas incógnitas por resolver

6 agosto, 2020
  • El grupo Globalia tiene pendientes para después del verano cerrar tanto la operación con Iberia como la de las redes minoristas con Ávoris
  • IAG trata de ejercer presión sobre el precio de compra para que se adapte a la situación pos COVID y se vale de sembrar la duda
  • La fusión con Ávoris era ya una operación complicada antes de esta crisis al tener que conjugar sus grandes redes minoristas

Análisis/ El otoño siempre se plantea como ese momento de volver a coger las riendas, y en el caso de Globalia son muchas las operaciones en marcha que estarían esperando ese nuevo impulso. El coronavirus, sin embargo, ha trastocado también los tiempos previsibles para cerrar las fusiones empresariales, impidiendo hacer planes a medio plazo. Todo apunta a que la venta de Air Europa podría concretarse antes de finalizar el año, con un precio adaptado a la nueva realidad, o que definir los detalles de la unión con Ávoris llegue incluso más allá. En juego en cada una de ellas la supervivencia, la caja y el liderazgo.

Quizá lo menos complicado sea el anuncio más reciente, la de la cadena hotelera que se resistía a vender y que finalmente podría tomar fuerza junto a Bluebay Hotels. Según Las cadenas Be Live y Bluebay Hotels estudian su fusión, supondría crear un grupo hotelero con casi 100 hoteles y 21.500 habitaciones. Y en un momento en que las concentraciones en el sector de alojamiento se presentan como una valiosa tabla de salvación (Ver: La pandemia acelerará la concentración hotelera... y ya hay movimientos)

A pesar de estar en una fase mucho más tempranas que las otras operaciones del grupo, parece tener claro el objetivo, crear un grupo fuerte para la expansión internacional. El propósito cobra en 2020 una dimensión distinta a periodos anteriores ante el sufrimiento que precisamente experimenta España como destino en el plano internacional (ayer mismo supimos que otro emisor, Suiza, pondrá en cuarentena a quienes procedan de nuestro país, y ya son 28, aunque no todos igual de importantes para el sector español).

El asunto del precio y el liderazgo

En los casos de la fusión con Iberia y Ávoris lo que está en juego es más complicado. Para la venta de Air Europa la clave es ahora el precio, esos 500 millones de euros que dan por probables algunos medios pero que nadie en el entorno oficial de Globalia confirma y que supone un desplome enorme del precio inicial de 1.000 millones de euros que se adelantó en noviembre pasado.

Iberia presiona con el precio y también sembrando dudas sobre si finalmente se va a producir la operación. El pasado viernes, tras su presentación de resultados, International Airlines Group (IAG) explicaba que continúa "activamente" las conversaciones con Globalia respecto a una "posible reestructuración" de la compra de Air Europa, teniendo en cuenta el impacto de la COVID-19, según Javier Ferrán presidirá IAG, lanzada a la compra de Air Europa, y para dejar claro la posición de la compañía en la negociación Willie Walsh añadía que "aún se está en negociaciones con Air Europa para la adquisición, por lo que aún no se ha llegado a ningún acuerdo formal".

"Si se llega a un acuerdo", remarcó por si no había suficiente zozobra, "es importante señalar que estamos obligados a seguir un proceso regulatorio formal; es decir, que aún hay varios pasos que seguir", afirmó. De su lado el CEO de Iberia, Luis Gallego, señaló que quiere tener una "solución a favor o en contra de hacer o no hacer la operación" antes del fin de año.

"Si llegamos a un punto de encuentro que sea bueno para ambas partes la haremos; si no, no la haremos", aseguró el viernes Luis Gallego, defendiendo que "se va a recuperar mejor el turismo español con una Air Europa dentro de IAG que fuera"

El negocio que realmente quedará

Si Iberia no deja lugar a dudas de que lleva la sartén por el mango, en la fusión con las áreas minoristas y de turoperación de Ávoris fue la definición de que sería el grupo Barceló el que llevaría el control de la sociedad el punto que retrasó varias semanas el visto bueno por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Al final, a comienzo de mayo Competencia autoriza la fusión entre Ávoris y Globalia y ahora se espera que Las agencias de viajes de Barceló y Globalia retomarán la fusión en otoño.

Los 3.700 millones de euros de facturación anual que sumaban conjuntamente las redes de Ávoris y Globalia quedarán muy lejos en 2020 y tener que fusionar todo el entramado a la vez que se realizan los recortes necesarios no será fácil

Aquí lo complicado no será solo la unión de 1.500 puntos de agencias de viajes, además de sus turoperadores, sus marcas online, receptivos e incluso un banco de camas, sino adaptar todo eso a la nueva realidad que quedará en el sector o que se irá perfilando a cada cambio.

Para todo será determinante la ayuda que la compañía pueda recibir del Estado. A mediados de julio se supo que Globalia negocia un rescate sin la entrada del Estado en su capital que ha solicitado ayuda del Gobierno para hacer frente a la crisis creada por la COVID sin que la Administración entre en su accionariado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.