Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. "Si el gobierno quiere información adicional para la secuenciación genómica, debería pagar por ella"

WTTC exige que Reino Unido pague las pruebas PCR de los vacunados  

Pide que la PCR del segundo día sea reemplazada por un test de antígeno 10 agosto, 2021 Premium
  • "El paralizante costo adicional de las pruebas de PCR innecesarias marca la diferencia entre poder viajar o no", asegura WTTC
  • WTTC plantea que si el gobierno británico no asume el coste de las PCR "al menos" debería reemplazarlas por test de antígenos
  • "Si el gobierno quiere información adicional para la secuenciación genómica, debería pagar por ella", asevera el organismo turístico

El Secretario de Salud de Reino Unido, Sajid Javid ha solicitado a la Autoridad de Competencia de Mercados (CMA) que lleve a cabo una investigación por los precios de los test PCR, afirmando que las familias “deberían poder irse de vacaciones sin temer por las tarifas excesivas”. El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) ha aprovechado ese cuestionamiento y ha pedido que sea el gobierno quien asuma el coste de las pruebas para aquellas personas que, pese a haber recibido la pauta completa de vacunación, deben presentar dos pruebas negativas al regreso de sus viajes. Según los empresarios esa “enorme carga financiera” está impidiendo la reactivación del turismo internacional.

Los turistas doblemente vacunados que viajen a destinos verdes o ámbar no deben realizar una cuarentena al regreso, pero sí deben realizarse dos pruebas PCR (una antes de salir del destino y otra al segundo día), lo que supone un importante incremento en el coste total del viaje, ya que el precio promedio es de 75 libras (88,5 €) aunque varía dependiendo el proveedor y llega incluso a las 400 libras (472 €) en el caso de los PCR express con resultado en 90 minutos.

“Las personas deberían poder irse de vacaciones, ya sea para ver a la familia o simplemente para relajarse, sin temer tarifas excesivas por las pruebas de PCR”, comenta el Secretario de Salud, agregando que por esa razón ha pedido a la CMA investigar para poder tomar “medidas enérgicas contra las prácticas desleales del mercado”.

“Está claro que muchos adultos británicos no pueden permitirse viajar al extranjero si tienen que pagar el costo excesivo de las pruebas de PCR", reconoce Virginia Messina, vicepresidenta sénior y directora ejecutiva de WTTC.

"Para muchas personas, especialmente familias y pequeñas empresas con un presupuesto limitado, el paralizante costo adicional de las pruebas de PCR innecesarias marca la diferencia entre poder viajar o no”

Por esa razón, WTTC ha planteado que es tiempo de que el gobierno británico se comprometa a pagar las pruebas PCR para los doblemente vacunados, ya que eso “eliminaría la enorme carga financiera, que está deprimiendo la demanda de viajes, deteniendo efectivamente la reactivación de los viajes internacionales”.

Los británicos deben hacerse dos test al regresar de su viaje internacional, pese a estar vacunados. (Foto: Prasesh Shiwakoti (Lomash) on Unsplash)

Si no asume el coste de las pruebas PCR “al menos debería reemplazar la necesidad de las pruebas de PCR del segundo día de los países verdes y ámbar por pruebas de antígenos asequibles y efectivas, para viajeros completamente vacunados”

El organismo que reúne a las principales empresas turísticas del mundo recuerda que el gobierno recopila los datos de secuenciación genómica de las pruebas de PCR para identificar rápidamente las variantes de interés, comprender la transmisión y ralentizar la propagación y por eso, WTTC considera que no son los viajeros quienes deben pagar por esa información.

“Si el gobierno quiere información adicional para la secuenciación genómica, debería pagar por ella. Si no pagan, los consumidores evitarán los viajes internacionales por completo, lo que dañará aún más al sector de viajes y turismo del Reino Unido, que ya está en dificultades”, sostiene Messina.

Una encuesta realizada por EsasyJet, el 83% de los consumidores británicos considera que habiendo recibido las dos dosis de la vacuna deberían ser libres de viajar a los destinos en verde y en ámbar sin tener que hacerse pruebas PCR al regreso.

Una investigación realizada por YouGov, antes del comienzo del verano, mostraba que casi la mitad de los británicos (el 47%) consideran que el costo financiero de las pruebas COVID-19 es una de las barreras principales para los viajes internacionales. Y el 53% de los adultos reconoció que esas pruebas tendrán un "impacto significativo" en su presupuesto si viajan al extranjero este año.

WTTC ha estado cuestionando las decisiones del gobierno británico respecto a los viajes internacionales, de hecho días atrás tildó de "dañino" el sistema de clasificación de destinos y ha planteado que es necesario eliminar el ámbar del "confuso" semáforo inglés, reemplazándolo por reglas más comprensibles (verde o rojo) para que los viajeros doblemente vacunados puedan tomar decisiones fácilmente.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.