Edición España. Informe Capital Markets Snapshot Q3 de Colliers International

Hoteles, activos estrella para los inversores en España

En el tercer trimestre la inversión hotelera ha superado los 1.200 millones de euros 25 octubre, 2021

El acelerado ritmo de vacunación en Europa y la relajación de las restricciones en la movilidad ha permitido que los inversores reactiven sus viajes y visiten los activos que están en el mercado, lo cual ha impulsado la inversión inmobiliaria europea. El último informe Capital Markets Snapshot Q3 de Colliers International destaca que si bien los inversores “siguen siendo cautelosos” con el retail y los activos hoteleros, en España los hoteles acaparan el mayor interés, con volúmenes de inversión que superaron los 1.200 millones de euros en el tercer trimestre del año.

Colliers International señala que en Londres, Milán, París y Frankfurt se han producido “relevantes operaciones” durante el tercer trimestre del año, principalmente en activos de oficina prime. Los activos logísticos también se mantiene como un área clave en toda Europa, gracias al crecimiento del comercio electrónico y a las limitaciones de la cadena de suministro evidenciadas por la pandemia.

“Si bien los inversores siguen siendo cautelosos con el retail y los activos hoteleros, por ahora los más afectados, la actividad está comenzando a repuntar con fuerza, especialmente en el sector hotelero y en países como España”, remarca el último informe.

Inversión hotelera en España

En España el tercer trimestre del 2021 “fue testigo de una competencia frenética” para ganar cuota en el mercado hotelero, sostienen desde la consultora.

Entre julio y septiembre los volúmenes de inversión superaron los 1.200 millones de euros

Aunque los data centers y los nuevos modelos de residencial también están tirando de la inversión inmobiliaria en España, son los hoteles el “activo estrella”. Se trata de un sector que ha demostrado su resiliencia y con el levantamiento de las restricciones de viaje en Europa y la recuperación del turismo extranjero, los inversores vuelven a poner el foco en los hoteles.

La consultora explica que “este repunte se puede atribuir a que los inversores han constatado que, a medida que los turistas y los viajeros de negocios vuelven a viajar, algunos activos hoteleros podrían estar por debajo de su valor y ofrecen una buena oportunidad de inversión en este momento”.

Imagen del restaurante Etxeko, del premiado Martín Berasategui en el Bless Hotel Madrid.

En el tercer trimestre se han llevado a cabo importantes transacciones hoteleras y solo en julio se cerraron operaciones por 880 millones de euros, como publicaba HOSTELTUR.

Una de las operaciones más relevantes del período analizado –y tal vez del año- fue la compra de la cadena Selenta, por parte la gestora canadiense Brookfield Asset Management. La operación de 440 millones de euros incluye el negocio de gestión y cuatro hoteles que superan las 2.200 habitaciones: Sofia y Expo de Barcelona, Don Carlos Resort & Spa de Marbella y Mare Nostrum Resort de Tenerife.

También destaca la compra del Bless Hotel Madrid por parte de RLH Properties, propietarios del Villa Magna, en una operación que ronda los 114 millones de euros y Meliá Hotels International se ha quedado con el Hotel Barcelona Apolo por unos 96 millones de euros.

Luego se han producido transacciones más pequeñas pero con interés, por los destinos en cuestión. Por mencionar algunas: Ikos compra el Blau Porto Petro, con el Grupo Roxa como socio minoritario y La propiedad de Playasol Ibiza Hotels se hace con el Beverly por 36 M €.

En el apartado dedicado a España, Colliers International deja en claro que "hay un gran optimismo en todo el mercado, gracias al levantamiento de la mayoría de las restricciones de la COVID-19 y a las buenas perspectivas económicas".

"La confianza está volviendo, sobre todo entre los inversores internacionales, con una fuerte demanda de inmuebles core y core plus con rendimientos estables"

Inversores atentos

Colliers International estima que de cara al último trimestre del año los mercados inmobiliarios en Europa mantendrán alta su actividad, con los inversores especialmente atentos a cualquier repunte de contagios por COVID-19 en los meses de invierno. Además, en el radar de inversión estará la situación política en países como Alemania o Republica Checa, que han celebrado elecciones recientemente o las regulaciones locales en mercados relevantes, como el sector residencial en ciudades como Berlín.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.