Diario 5454 14.12.2018 | 17:56
Hosteltur: Noticias de turismo
Declaraciones de Emin Capital, Hotusa y la FEHM

Moratoria turística de Barcelona: primeras reacciones de inversores y hoteleros

Los hoteleros de Baleares piden que se mantengan las inversiones y sean de entre 300 y 400 M anuales 14 julio, 2015

El anuncio de que Colau suspendía la concesión de licencias para alojamientos turísticos en Barcelona y que esa suspensión afectaría a unos 30 proyectos hoteleros en trámite, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo, obtuvo una tibia respuesta por parte del Gremio de Hoteles de Barcelona, que dio por bueno el anuncio de la moratoria. Inversores y hoteleros empiezan a reaccionar pidiendo excepciones, en el caso de Emin Capital, propietario de la Torre Agbar, o advirtiendo de que la decisión supone “traspasar las líneas rojas”, como ha señalado el presidente del Grupo Hotusa, Amancio López.

Y es que la suspensión de licencias supone de facto que Barcelona se quede fuera del mapa de inversión hotelera tras la moratoria, según apuntó Albert Grau, socio-director de Magma Hospitality Consulting. De hecho, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya ha afirmado que no impondrá moratoria turística para no ahogar la iniciativa privada.

Ante este panorama Emin Capital ha pedido a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que se replantee la suspensión de la concesión de licencias para alojamientos turísticos durante un año y considere excepciones, como la del hotel de lujo Grand Hyatt que acogerá la Torre Agbar.

“La moratoria no tiene ni pies ni cabeza”, ha sostenido el socio de Emin Capital Ángel Soler en declaraciones a la prensa tras participar en un debate sobre el impacto que puede tener esta moratoria en el turismo y la economía, organizado por la consultora Kreab.

“La moratoria no tiene ni pies ni cabeza”, según el socio de Emin Capital, Ángel Soler, fondo propietario de la Torre Agbar.“La moratoria no tiene ni pies ni cabeza”, según el socio de Emin Capital, Ángel Soler, fondo propietario de la Torre Agbar.

Así, ha defendido que no entiende que la moratoria sea generalizada, ya que ha defendido que el hotel de lujo en el que quiere convertir Emin Capital la Torre Agbar no genera problemas vecinales ni está en el centro de la capital catalana.

Las líneas rojas de Hotusa

Para el presidente del Grupo Hotusa, Amancio López, la decisión del nuevo Ayuntamiento de Barcelona supone “traspasar las líneas rojas” porque afecta a los proyectos que están en trámite.

Durante una mesa de debate en una sesión sobre 'La tercera revolución industrial: La nueva era', del ciclo Diálogos de Futuro de KPMG y Banco Sabadell con La Vanguardia, ha señalado que si la moratoria es “para hacer una reflexión y un plan estratégico, podría ser razonable”, pero no lo es que afecte a las licencias que ya estaban en fase de trámites administrativos.

Ha expuesto que hay que decidir entre un modelo reglado, básicamente hotelero, que garantiza una seguridad el cumplimiento de requisitos y normas, y que crea empleo, frente a otro modelo “que se llama colaborativo y que con frecuencia es sumergido, que no cumple normas, no crea empleo y contribuye a desplazar a la población local” y genera problemas de convivencia.

Ha destacado la importancia del sector turístico para la economía y ha agregado que tiene como preocupación la inestabilidad política, la seguridad jurídica y la seguridad fiscal: “En definitiva, que te cambien las reglas del juego”.

Mantenimiento de las inversiones en Mallorca

Por su parte, la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que las inversiones se detengan durante esta legislatura y ha pedido al Govern que se mantengan y sean de entre 300 y 400 millones anuales durante los próximos cuatro años.

Así lo ha revelado la presidenta de la FEHM, Inmaculada Benito, acompañada por el conseller de Innovación, Investigación y Turismo, Biel Barceló, tras un encuentro en el que el conseller les ha explicado que los posibles cambios en la Ley de Turismo de Baleares no pretenden “que se pare la inversión”, sino “evitar cualquier presión en el territorio, pero siempre garantizando la posibilidad de seguir invirtiendo”. (Más información en 'Baleares no descarta abrir el debate sobre la moratoria en la llegada de turistas').

“Todo lo que pueda generar inversión de mejorar del sector y de la planta hotelera nos interesa, ya que se generan puestos de trabajo en construcción orientada a la rehabilitación. Lo que impone el crecimiento en extensivo es lo que nos preocupa”, ha declarado.

Por otro lado, Barceló ha indicado que se debe regular el tema de los alquileres vacacionales ilegales, “pero con mucho cuidado porque puede tener implicaciones territoriales y urbanísticas”. Por ello, ha abogado por “hablar con todos los sectores afectados” para ver qué regulación se puede hacer. “El sector hotelero está preocupado porque duplicaría nuestra oferta turística y por las consecuencias que puede tener”, ha reconocido.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.