Diario 5327 19.07.2018 | 23:32
Hosteltur: Noticias de turismo
Impuestos al turismo

Baleares estrena la nueva ecotasa

El tributo que deben pagar los turistas oscila entre 0,5 euros y 2 euros 1 julio, 2016
  • El nombre oficial de la ecotasa es "Impuesto del Turismo Sostenible"
  • La anterior ecotasa balear, de 2001, solo estuvo vigente un año
  • Las patronales hoteleras han criticado la implantación del nuevo tributo

Los turistas que visiten a partir de hoy Baleares pagarán cada día un impuesto de entre 0,5 y 2 euros. En total, el gobierno autonómico prevé recaudar este año unos 40 millones de euros, que destinará a inversiones en medio ambiente, patrimonio, turismo e investigación.

El "Impuesto de Turismo Sostenible", nombre oficial del gravamen conocido popularmente como "ecotasa", es una medida dirigida a incrementar los ingresos autonómicos que se contempla en el acuerdo de gobernabilidad entre Podemos, MÉS y PSOE, por el que los dos últimos gobiernan en coalición en las islas.

El primer Gobierno de izquierdas de la comunidad, que presidió el socialista Francesc Antich en coalición con los nacionalistas del PSM, ya implantó una ecotasa en mayo de 2001 que fue derogada por el PP cuando recuperó la mayoría parlamentaria un año más tarde.

Rechazo de las patronales turísticas

También en esta ocasión las patronales hoteleras y la oposición del PP han rechazado la nueva tasa. Ver también Govern balear a los hoteleros: si no querías ecotasa, dos tazas así como Las cadenas hoteleras piden al Govern balear una política turística más allá de la ecotasa.

El pasado 12 de enero, tuvo lugar un encuentro de la Agrupación de Cadenas Hoteleras con el consejero de Turismo de Baleares, Biel Barceló. Dicha entidad se sumó al posicionamiento de la FEHM de rechazo al nuevo impuesto turístico.El pasado 12 de enero, tuvo lugar un encuentro de la Agrupación de Cadenas Hoteleras con el consejero de Turismo de Baleares, Biel Barceló. Dicha entidad se sumó al posicionamiento de la FEHM de rechazo al nuevo impuesto turístico.

El año pasado visitaron Baleares, según datos oficiales, 14 millones de turistas, lo que se tradujo en 54,3 millones de pernoctaciones en alojamientos reglados.

Un estudio encargado por el Gobierno balear presentado esta semana pone de manifiesto que en el peor de los escenarios considerados, en el que la demanda turística se retraería un 0,8% por la implantación del impuesto, la caída de ingresos y del empleo compensaría con la actividad generada por la inversión surgida del impuesto. El saldo sería de un crecimiento del PIB del 0,2 % y del empleo de un 0,3 %.

Este análisis también tiene el cuenta, según el ejecutivo, el posible impacto del "brexit" sobre la libra, cuya depreciación afectaría al poder adquisitivo de los turistas británicos, el segundo mercado para Baleares. Ver también El Govern balear prevé que la ecotasa aportará 16 M € al PIB.

Método de cobro

Corresponde cobrar el impuesto a las empresas titulares de hoteles, apartamentos turísticos, alojamientos rurales, albergues, hostales, pensiones, cámpines, cruceros que hagan escala en las islas y viviendas que se alquilen a turistas, estén registradas legalmente o no.

Este último sector, en rápido auge en los últimos años debido a las plataformas de alquiler en internet, ha sido objeto de polémica por la disputa sobre si la Ley de Arrendamientos Urbanos ampara cualquier alquiler sin servicios añadidos al margen del tiempo que se prolongue y la actividad fuera de la vivienda del arrendatario.

En el reglamento del impuesto aprobado por el Gobierno se determina que todo alquiler de menos de dos meses es de uso vacacional, por lo que el arrendador tiene la obligación de tributar por la ecotasa si no se demuestra que el inquilino no es turista.

Ver también Cataluña, Baleares y Madrid, las CCAA más caras en economía colaborativa.

Cantidades a pagar

Se repercutirá a cada turista entre 0,5 y 2 euros por día en función de la modalidad y categoría del alojamiento en la temporada alta, que va del 1 de mayo al 31 de octubre, mientras que el resto del año el gravamen se reduce a la mitad.

Están exentos del pago los menores de 17 años, los viajeros en programas del Imserso o similares y los ciudadanos de Baleares desplazados por razones sanitarias, pero sí tendrán que abonarlo los residentes en las islas que hagan turismo interior.

Los propietarios de los establecimientos turísticos escogerán entre aplicar el impuesto de forma directa en la factura de cada turista o mediante una estimación por módulos en función de las características del alojamiento.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.