Un modelo en crecimiento

Todo incluido: ¿debe España regularlo o reinventarlo?

Canarias y Baleares, los top del todo incluido

Los buenos resultados de ocupación que están logrando los hoteleros españoles en los principales destinos de sol y playa durante este verano contrastan con la decepción mostrada por los empresarios de ocio, restauración y servicios, quienes advierten sobre una fuerte caída del gasto turístico. Y una de las razones principales de este descenso, aseguran estos últimos, es el auge del Todo Incluido, de ahí que pidan su regularización. Otras voces, en cambio, consideran que no toca regularizar esta oferta, sino reinventarla y adaptarla a España.

Todo incluido, la pulsera de la polémica.Todo incluido, la pulsera de la polémica.

Lo cierto es que la demanda del todo incluido no ha aflojado. En Reino Unido, la popularidad de esta fórmula está permitiendo que los paquetes turísticos se recuperen mejor que los viajes individuales, según el informe publicado por la consultora Mintel.

Y TUI Alemania, ha asegurado este verano que incrementará el todo incluido en Mallorca "porque hay mucha demanda". Concretamente, la intención de turoperador es pasar del 20% actual a un 33%, o lo que es lo mismo, alcanzar "el tercio de la oferta".

Piscina de un hotel Todo Incluido.Piscina de un hotel Todo Incluido.

Canarias es una de las comunidades autónomas donde más se ha extendido el Todo Incluido durante los últimos años.

En Fuerteventura, la Cámara de Comercio estima que más de la mitad de las plazas hoteleras ya corresponden a hoteles All Inclusive. En Tenerife, se estima que el número de hoteles que ofertan el régimen de todo incluido (además de otros) es de 94, el 35% del total, según el Cabildo. En Gran Canaria, el número de plazas comercializadas bajo este régimen llegaría al 25%.

Parrillas en la terraza de un hotel.Parrillas en la terraza de un hotel.

Caída del gasto turístico

Pero según expone la Federación Canaria de Ocio y Servicios (FECAO),  la expansión del All Inclusive ha supuesto una caída del 34% del gasto turístico en el archipiélago. Para estos empresarios, la citada modalidad y la reducción del gasto de los turistas "está repercutiendo directamente" en la restauración, el alquiler de coches, los supermercados, las excursiones y los locales de ocio, entre otros.

Por este motivo, FECAO ha solicitado al Ejecutivo autonómico regular la modalidad del Todo Incluido, "operando sobre las categorías, los equipamientos de ocio, el personal requerido para la prestación de los servicios ofertados, así como elementos de defensa del usuario turístico del todo incluido".

Sin embargo, el viceconsejero de Turismo de Canarias, Ricardo Fernández de la Puente Armas, ha evitado de momento entrar en el debate sobre la regularización o no del All Inclusive.

"El todo incluido es una forma de comercialización y no una tipología alojativa que da respuesta a una demanda de una parte de los turistas que llegan a Canarias. El sector debe atender a los gustos del cliente o estos buscarán otros destinos. Canarias tiene mucho que ofrecer al turista que nos elige, y debemos ser capaces de ofrecerle un producto atractivo”, apuntó el viceconsejero.

Por su parte, la sociedad de promoción Turismo de Tenerife, participada por el Cabildo y el sector privado, ha informado que la contratación del todo incluido se limitó al 18% del total de viajeros a la Isla en 2010.

"Los visitantes que se deciden por el todo incluido presentan un nivel de gasto diario en excursiones, compras y actividades de ocio superior a la media de turistas que pasan aquí sus vacaciones, lo que unido a su mayor tendencia a realizar actividades y visitas por la Isla, muestra que, contrariamente a lo que se pueda creer, son viajeros que no permanecen recluidos en el alojamiento durante su estancia", sostiene Turismo de Tenerife.

De acuerdo con los datos recopilados por Turismo de Tenerife, "el todo incluido es más utilizado por aquellos viajeros que llegan la Isla por primera vez pero no tanto por los repetidores; y se trata del régimen más extendido entre los turistas jóvenes (el 59% son menores de 45 años) y las familias".

Baleares

Por su parte, la asociación empresarial de la restauración PIMEM de Mallorca considera que el todo incluido no sólo reduce la actividad económica de la oferta complementaria sino que además está "acortando la temporada turística" en la isla.

"Desde Restauración-PIMEM entendemos que hace falta impulsar una renovación hotelera", asegura el líder de la patronal. Esta asociación es optimista ante la posibilidad de que se desarrolle en Mallorca la figura de los condohoteles, un modelo de alojamiento "que está orientado a un turismo familiar y que elude el todo incluido".

También la Asociación de Agroturismo de las Baleares sostiene que el crecimiento en la llegada de turistas no está impulsando la ocupación y que productos como el Todo Incluido y los cruceros “nos están haciendo mucho daño”.

El pasado julio, apenas una semana después de haber tomado posesión de su cargo, el nuevo consejero de Turismo de Baleares, Carlos Delgado, reconocía públicamente, tras haber sondeado al sector: "Hay una cierta felicidad con la ocupación, pero no con el todo incluido”.

Reinventar el modelo, no regularlo

Según apunta Antonio Garzón Beckmann, profesional de la industria turística y autor del libro "Condicionantes de la competitividad turística grancanaria", una regulación del todo incluido que fijara mínimos en cantidad, tipos de alimentos o estándares de bebidas podría ser contraproducente.

"En la mayoría de los casos, el obtener un beneficio en el Todo Incluido (o el evitar pérdidas) es regulado a través del coste. ¿Y ahora pretendemos intervenir en el coste del empresario, regulando la oferta mínima, el ocio mínimo y la plantilla de personal mínima que ha de tener?" se pregunta.

"El todo incluido es un modelo vacacional que ha venido para quedarse, no es pasajero. Hay algunos segmentos donde se ha implantado de tal manera que ya forma parte de las líneas de productos definidas por los touroperadores, como es el caso del producto familiar", recuerda.

"La oferta del todo incluido se regula a través del mercado, no es necesaria su regulación. Si queremos intervenir en el proceso, debe ser en forma de inspección (altas laborales, normas higiénico-sanitarias, camas clandestinas...). El reto del All Inclusive para los próximos años no está en regularlo o intentar eliminarlo, sino más bien en aprender a gestionarlo y quizás en crear modelos diferenciados: Todo Incluido con actividades fuera del hotel, Todo Nutritivo, etc", concluye.

 

Comentarios 9

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Antonio Peraza24/08/2011 11:08:33

BUENOS DÍAS:
Turismo de Tenerife en la actualidad no tiene participación privada. La mayoría de sus acciones son del Cabildo de Tenerife y el resto de ayuntamientos.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Xavier Canalis24/08/2011 12:08:38

Estimados lectores, en nuestro texto decimos literalmente: “Por su parte, la sociedad de promoción Turismo de Tenerife, participada por el Cabildo y el sector privado, ha informado que....”

Mediante esta frase, queríamos decir que Turismo de Tenerife es una sociedad donde el sector privado participa activamente, consensuando decisiones.

Accionarialmente hablando, Turismo de Tenerife es una empresa pública participada mayoritariamente por el Cabildo Insular de Tenerife y por los principales ayuntamientos turísticos tinerfeños.

Según informa la propia entidad, "Su modelo de funcionamiento de empresa mixta, basado en el asociacionismo (cuenta con cerca de medio millar de empresas e instituciones asociadas), ha permitido crear una estructura empresarial ágil y, a un tiempo, participativa".

Sentimos la confusión. Gracias por la puntualización.

00 Más comentarios del lector Responder

Frank Schilling24/08/2011 16:08:24

La oferta del TI, en teoría, solamente debería de existir en casos especiales, por la situación del establecimiento y/o por la infrastructura turística del destino.

Si el TI ha llegado a ser la preocupación de los empresarios de la gastronomía (ante todo) en una zona turística, ello se debe a la falta de variedad, insuficiencia o inatractividad de la oferta local, al mal servicio prestado en un pasado y por haber cometido el error de haber actuado y haberlo dejado sentir al clienteque no tenía otra alternativa que aceptar el servicio, la calidad y los precios que en el lugar tenían a bién de presentar. Ahora se lamentan de sus errores del pasado y piden la regulación de una oferta objeto exclusivo de la decisión empresarial de cada uno que se ha visto obligado a mejorar la oferta local insuficiente para quedar con su establecimiento en el mercado.
Cuando ya no hay creatividad para modificar la oferta y mantenerse en el mercado se está buscando la ayuda de la burocracia que ha demostrado de sobra que no es capaz de solucionar ningún problema. Eso es ridículo! Hay que ser mejor y creativo y convencer con hechos, no con regulaciones al cliente.
Un atento saludo a todos.

00 Más comentarios del lector Responder

Cristina Venegas25/08/2011 10:08:44

Creo que estamos tratando un tema bastante delicado. Por un lado, hay que ser competitivo en la nueva situación del sector, y hay una gran parte de la población que prefiere disfrutar de todo lo que pueda con un gasto controlado; por otro lado, tenemos el ejemplo de lo que está pasando en Tenerife, donde los hoteles del sur de la isla están llenos, mientras los que fueron grandes destinos turísticos como el Puerto de la Cruz, pasa por uno de sus peores momentos desde hace años, teniendo un elevado número de parados.

En mi opinión, lo que hay que hacer es reinventar el concepto, ya que como bien dice el Sr. Garzon Beckmann éste ya se encuentra regulado por el mercado, e intentar dar algún tipo de valor añadido a toda esa infraestructura hotelera, que no está preparada para ofertar el Todo Incluido. Estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Schilling que es una cuestión de creatividad y no de burocracia, qué bastante lío tenemos ya con las competencias de las comunidades autonómas en materia de turismo.

Desde luego, es todo un reto para los profesionales del sector turístico.

Saludos a todos.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Jesus Felipe Gallego25/08/2011 14:08:59

Desde hace algún tiempo, algunas voces claman por regular la oferta del "todo incluido" en los hoteles. Hace años, cuando el "all inclusive" era un producto cualitativo dirigido a un público que pagaba su justo valor por los servicios que se ofrecían, tanto de habitaciones, comidas y bebidas y animación, nadie se le ocurrió hablar de regulación. Era una oferta para un nicho de mercado que disfrutaba con las "pulseras", la hospitalidad y entretenimiento ofrecido por los "anfitriones, G.O", además de actividades de todo tipo durante el día y la noche, etc.
Hace ya muchos años conocí por primera vez un "todo incluido" en la isla D´Jerba (Túnez) del Club Mediterranée, uno de los pioneros en este tema. Una oferta de calidad, cinco estrellas, sin discusión y no regulada. Luego, he ido viendo como, en la determinados casos , perdían su clase y estilo.
Con el paso del tiempo la oferta se fue degenerando pero ha habido hoteles vacacionales que vieron un filón para llenar sus alojamientos. La filosofía era "dar mucho y cobrar menos que el vecino". Los TT.OO se frotaron las manos y consiguieron ir llenando sus charter. Pero, cuando "tanto va el cántaro a la fuente que termina rompiéndose" la cosa se ha tornado diferente y eso es lo que, en muchos casos, está empezando a suceder.
Los clientes del "todo incluido" (turismo de masas) está feliz y contento. Comida a lo largo del día (mucho cerdo, mucha pasta, mucha ensalada y mucha fritura congelada...etc.), bebida sin y con alcohol en abundancia y animación (bailes, juegos, actuaciones teatrales, etc.,) que termina con la traca final de todos los días. Todo está muy bien pero a qué precio.
La oferta complementaria del entorno se queja de que no venden pues los clientes de los hoteles no salen y si lo hacen gastan poco o nada.
¿Quien va a regular el "todo incluido"?. ¿Por qué no se regula de paso la pensión completa o el desayuno que, en algunos hoteles, es incomestible?.
La regulación es buena para otra cosas .Para temas de seguridad, de educación, etc. pero creo que esta oferta quien la debe regular son los propios hoteleros o ¿van a poner inspectores de la administración autonómica?. Los hoteles igual que entraron en esta oferta que se salgan si no les interesa

00 Más comentarios del lector Responder

fernando valeron31/08/2011 9:08:07

Hace tiempo que sigo esta comunidad pues soy del sector y pienso que juega un papel muy importante, al menos para los profesionales o que nos interesa el mundo turistico por las causas que sean. Lamento no tener la facilidad para expresarme ni el timpo disponible, como los que aquí escriben pero aportaré mi granito de arena cuando como en este caso, me parezca que el tema es importante.
El TI lo es pero tambien muy complejo, se lleva hablando años y años sin que nadie aporte ideas o soluciones que ayuden a mejorar los resultados, sobre todo de la oferta complementaria que sin duda es la más perjudicada.
Aquí mismo Jesus Felipe Gallego y otros exponen la cruda realidad pero no se dice ni sugiere ¿Que hacer?, tampoco a mi, al menos ahora mismo tampoco se me ocurre ninguna idea pero seguro estoy que entre los comunitarios hay personas con suficientes conocimientos para empezar a ofrecer algunas y seguro estoy que serán bien recibidas por el sector...¿Alguien se atreve?.
Propongo que si el tema es realmente interesante HOSTELTUR estimule esas ideas ofreciendo un premio a la que reciba más votos....De verdad pienso que el tema -tan bien presentado por Xavi y ya comentado por varios- no debe quedar en el olvido.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

Carlos Hernández31/08/2011 12:08:41

Estimado
6 fernando valeron
En primer lugar agradecerte tu consideración, el seguirnos y el que además destaques a COMUNIDAD HOSTELTUR.
Como uno de los responsables de esta red social para profesionales, le comento que el tema del TODO INCLUIDO ha sido tocado en muchas ocasiones dentro de COMUNIDAD, y siempre aportando una visión nueva en algún aspecto.
Mi sugerencia, -y permitame que no esté de acuerdo con usted cuando dice que no se comunica bien, porque lo hace usted perfectamente-, sería que iniciase usted este debate, y nosotros le ayudaríamos con algunos puntos de vista.
Para ello cuenta usted con la hemeroteca de HOSTELTUR.com,donde encontrará toda la información, y con nuestro apoyo.
Sin más, y agradeciéndole su tiempo, reciba un saludo.

00 Más comentarios del lector Responder

jose manuel31/08/2011 23:08:24

Estimados Fernando Valeron y Carlos Hernandez, muy interesantes vuestros comentarios y propuestas, intentare yo tambien aportar mi granito de arena en el debate.
Bien es cierto que el TI tiene una gran complejidad, nos sorprenderiamos las razones primigenias que han llevado a cada establecimiento la orientacion al TI, por tanto no puede haber una regulacion sobre algo que emana de muy diversas y complejos entornos, se habla de cifras y estadisticas, los numeros representan porcentajes , pero no nos dan ninguna informacion relevante de los porques ,de los comos, que seria necesario desmenuzar para empezar a crear las bases de un debate profundo.

Dos ejemplos :

El caso de Fuerteventura y su alto porcentaje en el TI proviene de en su momento de la escasa oferta extrahotelera de todo tipo, por ello los hoteles se convirtieron en oasis en los que los clientes no tenian mayores posibilidades que permanecer en el establecimiento hotelero, en este caso, fue en su momento el entorno lo que produjo la orientacion al TI.

En el caso del Puerto de la Cruz , zona turistica deprimida por la incompetencia de nuestros gobernates, fue una necesidad con el proposito de conseguir un puñado de euros mas con los cuales poder cubrir nuestros costes estructurales , en este caso no ha sido el entorno,que es rico en posibilades e todo tipo, fue empujado debido a un entorno turistico deprimido en el cual los touroperadores negociaron a la baja los precios y por tanto la rentabilidad de los complejos hoteleros se vio muy mermada.

Sirvan estas dos realidades para determinar que la oferta del TI viene motivada por distintas realidades que seria muy dificil de regular , y que seriamuy enriquecedor analizar en profundidad, ya que el entorno, la oferta del destino, el grado de cualificacion del personal, la ejecucion de politicas coherentes por parte de las Administraciones Publicas,etc tienen mucho que ver en el tema que estamos tratando.
Un saludo cordial.

00 Más comentarios del lector Responder

Usuario

ramon4/09/2011 10:09:28

Enhorabuena por este interesantísimo debate.

Yo soy director de hotel, por tanto mi respuesta no es imparcial. A lo largo de mi carrera he dirigido varios establecimientos que operaban en esta modalidad y siempre la he defencido (siempre y cuando se ofrezca un producto digno).

Desde el punto de vista hotelero, creo que la situación está clara:

- el TI es una modalidad muy demandada por clientes vacacionales (porque les permite tener un presupuesto cerrado para sus vacaciones) y, por tanto, el hotel está en su derecho de aprovechar esta demanda y adaptar su oferta.

- el hotel es un negocio, y como tal, su misión principal es obtener beneficios. La modalidad de TI permite al hotelero garantizar un mayor gasto del cliente en su establecimiento, me explico:
- el hotelero puede vender su habitación con régimen de desayuno a 70€ pero no se asegura de que el cliente haga alguna consumición en el bar o restaurante del hotel.

- o puede venderla a 130€ en todo inlcuido y le ofrece desayuno, almuerzo, cena y las consumiciones que quiera.

- como el hotel no es una ONG y tiene que obtener beneficios, si este no tiene viabilidad económica tiene que cerrar las puertas, y entonces ya no vienen más clientes, ni para el hotel, ni para la oferta complementaria.

- la oferta complementaria de los destinos maduros como Baleares o Canarias, durante años se han beneficiado de los clientes que se alojaban en los hoteles cercanos sin contribuir en los costes de promoción y comercialización en los que había incurrido el hotelero para atrerlos, simplemente abrían las puertas y esperaban a que el cliente entrara.

Creo que es el propio mercado de la oferta y la demanda la que regula el sector.

Creo que, al igual que, por desgracia, van a tener que desaparecer una serie de hoteles en los próximos años (por obsolescencia y exceso de oferta), un número de bares y restaurantes que ofrecen fórmulas que ya no funcionan hoy en día tendrán que cerrar también...o eso o la reconversión, una reconversión dura y cara para poder afrontar los retos del nuevo turismo.

Creo que en momentos de crisis hay que agudizar el ingenio, y trabajar más para ganar menos. Se pueden buscar soluciones imaginativas como que bares y restaurantes se asocien entre sí o con hoteles para que, de alguna manera los clientes de los hoteles puedan consumir en ellos (una especie de externalización de los servicios de A y B fuera del hotel...¿por qué no?.

Un cordial saludo.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.