Un post de Esther Mascaró

Orizonia: muerte de un gigante

En dos meses se ha decidido su suerte

Orizonia, uno de los gigantes de la industria turística española, sucumbe en dos meses acuciada por las deudas (81 M €) y sin ningún salvador que ponga dinero sobre la mesa. Desde los primeros días de diciembre, en que parecía que Barceló adquiría la compañía, pasando por la brusca irrupción de Globalia en la operación, los acontecimientos se han precipitado terminando como ninguno de los actores imaginaba.

“He visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”. El monólogo del replicante Roy Batty en el mítico film "Blade Runner" es aplicable a lo que estamos viendo dentro del sector turístico español. Porque estamos viendo caer a algunos de los grandes.

Orizonia facturó en 2011 un 1% más que en el ejercicio anterior: 2.400 millones de euros. Su Ebitda (beneficios antes de impuestos) creció un 11%, hasta los 65 millones de euros. Su división minorista, Vibo, facturó el año pasado 833 millones de euros, un 15% más que en 2011; y su división hotelera, Luabay, facturó 54 millones de euros, un 46% más que el año anterior. Tras la estela de Carlyle y el nacimiento de la marca Orizonia nacieron también la división receptiva Smilo, el turoperador Kirunna Travel, y en junio de 2011 Orbest, para dar servicio aéreo a sus propios turoperadores, liderados por Iberojet, y a los de la competencia.

Y aún así, Orizonia está a unas horas del cierre definitivo y del concurso de acreedores, con un ERE que afectará al 75% de sus 5.000 empleados. 

La presentación de Vibo, antes Viajes Iberia.La presentación de Vibo, antes Viajes Iberia.

Una larga agonía

A principios de diciembre parecía inamovible la compra de Orizonia por parte de Barceló (Espectacular vuelta de Barceló a la primera línea del emisor), sin embargo irrumpió por sorpresa Globalia y se llevó el gato al agua: Globalia compra Orizonia ante el rechazo de los bancos a la oferta de Barceló y El 92% de los bancos acreedores respalda la compra de Orizonia por Globalia que inyecta 15 M €.

La operación era firme, y Globalia-Orizonia concentrará el 40% de cuota de mercado de turoperación y el 16% de agencias de viajes, algo que parece haber sido demasiado para la Comisión Nacional de la Competencia, que en ese mismo momento ponía en el punto de mira a las agencias independientes.

Hidalgo esperaba de Competencia una información que no llegó.Hidalgo esperaba de Competencia una información que no llegó.

En enero: el ERTE y Competencia

En enero llegaba el ERTE: Orizonia aplicará un ERTE similar al del resto de grandes grupos, ya que lo mismo habían anunciado Viajes BarcelóViajes El Corte Inglés y Halcón, y los criterios de Competencia ante los grupos de gestión generaban expetativa por la decisión que iba a tomar respecto a la compra de Orizonia: CEAV pide a Competencia que aplique igual criterio a la operación Globalia-Orizonia que a los grupos de gestión, y Grupos de gestión y concentraciones: ¿es competente Competencia?.

El 13 de febrero ya se hablaba abiertamente de "obstáculos" a la operación: Competencia ve "posibles obstáculos" en turoperación en la operación Globalia-Orizonia. Los principales motivos para seguir investigando los veía Competencia en la turoperación, pero también apreciaba otros posibles efectos “horizontales y verticales” que afectarían al resto de actividad. El contenido íntegro de la ‘nota sucinta’ que la CNC facilitó puede verse aquí: Globalia-Orizonia: detalle de los posibles efectos "verticales y horizontales" de la operación.

Globalia dice "prou"

Y ahí fue cuando Juan José Hidalgo dijo "prou" (basta). Globalia no estaba dispuesta a poner más dinero: Globalia da marcha atrás ante la decisión de Competencia y Orizonia: Globalia dice que no se retira pero no inyectará más dinero hasta el visto bueno de Competencia. Globalia había aportado 15 millones de euros en diciembre y estaba previsto que inyectara otros 25 millones cuando Competencia diera el visto bueno. El pasado viernes, día 15, Orizonia tenía que pagar al BSP de IATA: unos 10 millones de euros, que finalmente nadie pagó.

Globalia siguió esperando de Competencia los requisitos necesarios para que la operación fuera viable, pero a partir del viernes todo se precipitó.

Orizonia: muerte de un gigante. Trabajadores protestando ante la sede de Palma. Foto: Yanisleydis Hernández.Orizonia: muerte de un gigante. Trabajadores protestando ante la sede de Palma. Foto: Yanisleydis Hernández.

Orizonia, vendida por piezas si hay suerte

Orizonia decidía el martes por la tarde intentar la venta "por partes", ya que había algunas empresas interesadas, como  Barceló, en el "despiece" de una parte de la red minorista, Vibo, y en una parte de la aerolínea Orbest. Parece que esta venta se ha efectuado, lo cual salvará 800 empleos, aunque se mantiene en secreto el nombre del comprador.

El final de todo el proceso parece claro, y el martes por la tarde los trabajadores de Orizonia parecían ser quienes más claro lo tenían ya que hablaban abiertamiente de cierre, con un ERE colgando encima de ellos del 75% de los 5.000 empleados de la compañía, casi un millar de ellos en la sede central de Palma.

Además, quedan por cuantificar las deudas que deja Orizonia y que afectarán a otras empresas del sector, como las cadenas hoteleras (Orizonia: Los hoteleros, preocupados por la deuda y la situación de las reservas), además de las cancelaciones que ya se están empezando a producir de cara al próximo verano.

Sí, hemos visto caer a algunas de las grandes empresas del sector (Terminal A, Spanair, Marsans, Talonotel, Nobeltours, Travelider...), y Orizonia se lleva con ella a algunas de las marcas más importantes de los últimos años. Es posible que vivamos los últimos coletazos de la crisis, pero están afectando de lleno al único sector que parecía intocable y que, a pesar de todo, sigue generando riqueza.

 

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Pepito Grillo20/02/2013 14:02:46

La muerte de Orizonia se empezó a fraguar en su nacimiento: El valor de transacción de Orizonia se sobrevaloró hasta los 900 millones, y este valor se transformó en una deuda con los fondos propietarios de unos 100 millones de euros anuales, de manera que toda la liquidez que generaba, era absorbida por la deuda.

Creo que Gabriel Subías no debía de haber permitido esta estructuración financiera, y haber planteado y negociado la operación en otros términos. Supongo que en su cabeza había un crecimiento que contemplaba internacionalización de la empresa, para incrementar el valor de la empresa, y reducir el impacto de la deuda.

En el momento que Carlyle no quiso hacer crecer la empresa internacionalmente, a través de la compra de CVC integrándola en Orizonia, fue también un golpe. La internacionalización habría reducido el riesgo comercial de depender prácticamente del comportamiento económico de un solo mercado emisor.

Este modelo de negocio ha sido insostenible, dado el escenario de recesión económica especialmente acentuada en España, principal mercado emisor de Orizonia, y si los fondos no hacían una quita e inyectaban capital, no podía seguir funcionando, como así ha sido.

Tras la salida de Subías, la entrada de Duato tampoco solucionó la situación, a pesar de que se estuvo trabajando duramente en ello buscando fondos y capital para intentar hacer una reestructuración financiera. Quizás habría sido mejor haber intentado negociar una quita, o cambiar las variables financieras de la deuda con los fondos propietarios.

El colmo de los despropósitos han sido las negociaciones existentes en los dos últimos meses, y los movimientos de José Duato. Primero, con la surrealista manera en la que se le "hizo la cama" a Barceló, introduciendo a Globalia en la negociación, a sabiendas de que con Globalia la operación tendría que pasar por el dictamen de la CNC, cosa que no habría sucedido cerrando la operación con Barceló. Supongo que egos y rencores personales (la historia de amor-odio entre Duato y Subías es de sobras conocida en el sector), así como proteger su sillón y el de los directivos puestos por Duato en Orizonia le habrá llevado a obrar de esta manera.

Finalmente,la guinda del despropósito ha sido la operación de venta de Luabay, con objeto de garantizar, o "avalar", la inyección de liquidez de 15 millones de euros realizada por Globalia. En este caso, el precio “de venta” de Luabay es muy inferior a lo que valdría la empresa en el mercado (mucho más de 15 millones de euros), y el hecho de que la venta se hizo sin una Due Diligence previa para analizar su valoración, hacen sospechar que José Duato haya podido no defender los intereses de la empresa cuyos intereses (y de los trabajadores, y de los accionistas propietarios) se le paga por defender, y que haya podido estar confabulado con José Hidalgo para beneficiar a Globalia.

De haberse hecho la Due Diligence, suponiendo que 2012 lo cerraran con un EBITDA de 7 millones, aplicando un multiplicador de EBITDA para este tipo de operación de 7, quedaría una valoración de Luabay de unos 49 millones de euros… y se han pagado 15…

En definitiva, se le ha regalado a Hidalgo una cadena hotelera muy rentable, a precio de ganga!!

Otra irregularidad más de esta operación?, quién ha consentido y autorizado malvender Luabay?, se depurarán responsabilidades de estos y otros despropósitos?

Seguramente, si se hubiera pagado por Luabay lo que realmente valía, habría habido dinero para pagar los lessors de Orbest, el BSP de la IATA para que Vibo siguiera vendiendo billetes de avión, y las nóminas de los trabajadores. Seguramente ahora no se estaría en esta situación…

En definitiva, un despropósito, en el que descaradamente se han beneficiado unos pocos, haciendo mal a muchos.

Esperemos que la justicia haga bien su trabajo, y finalmente se puedan demostrar y depurar responsabilidades...

190 Más comentarios del lector Responder

JUDITH20/02/2013 17:02:52

El discurso de Pepito Grillo me parece sublime. Pero yo me voy a expresar en términos más mundanos. En resumiendo, "la avaricia rompe el saco". Me da igual que se llame Marsans u Orizonia. Porque desde el punto de vista de la ignorancia, en qué cabeza cabe que Globalia (que se supone que tiene a V. Halcón en ERTE) vaya a comprar una macroempresa. ¿ Qué se puede esperar? ¿ Que se ve desde fuera? Se lo quitas a tus empleados y te compras una empresa. Vamos, primero limpia tu casa y luego deja entrar a los invitados, pues de lo contrario, tu fiesta no será agradable. He trabajado en grandes y pequeñas, y todas las grandes siempre dicen "somos los mejores del mercado", pero como todas dicen y hacen lo mismo, pues ahora van desfilando una detrás de otra. Reventó la burbuja inmobiliaria y ahora está reventando la burbuja turística. Y más que llegará. Al tiempo.

140 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.