Diario 6031 21.10.2020 | 17:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista a María Frontera, presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca

FEHM: "Es imposible resistir sin ingresos y con la carga fiscal intacta"

La patronal hotelera reclama que los gobiernos "se dejen la piel" en restablecer corredores sanitarios 23 septiembre, 2020
  • La cuarentena de Reino Unido y la recomendación de Alemania "estrangularon" cualquier posibilidad de actividad, asegura María Frontera
  • La FEHM pide un "escudo de protección" para las empresas y activar medidas de apoyo más allá de los ERTE
  • "Los corredores verdes se demostraron efectivos y hay que dejarse la piel para restablecerlos", dice la presidenta de FEHM

Este año no se puede hablar de una temporada de verano sino de “unas semanas de actividad” que se interrumpieron por las políticas implantadas por Reino Unido y Alemania, principales emisores hacia las Islas Baleares. En una entrevista a HOSTELTUR, María Frontera, presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), reconoció que las ocupaciones estuvieron por debajo del escenario de optimismo moderado, planteado tras la prueba piloto con el mercado alemán, y que de cara al futuro inmediato se necesitan medidas para “garantizar la supervivencia de las empresas turísticas y del empleo”. Ha cuestionado que las reivindicaciones para rebajar cargas fiscales hayan sido ignoradas y que se mantengan “como si no hubiese habido una pandemia mundial y siguiese habiendo ingresos”.

¿Qué balance hace FEHM de la temporada de verano?

Técnicamente creo que este año no podemos hablar de una temporada de verano como tal, simplemente de unas semanas de actividad. En el caso de Mallorca se iniciaron a mediados de junio gracias al plan piloto que nos permitió establecer un corredor seguro con Alemania y que sin duda, ayudó para que el gobierno de España decidiese, una semana más tarde, eliminar las cuarentenas a los turistas procedentes de otros países a su llegada a España y reiniciar la actividad turística. Fueron unas semanas de actividad que se interrumpieron por las decisiones del Reino Unido de imponer cuarentenas y 15 días más tarde se produjo la recomendación de no viajar de Alemania, medida que se extendió por el resto de países europeos estrangulando prácticamente cualquier atisbo de actividad.

¿Cómo se ha comportado la ocupación?

Las ocupaciones en nuestras zonas turísticas fueron irregulares en función del perfil tipo del cliente y por supuesto de los mercados predominantes que operan en ellas. La ocupación no ha sido la habitual ni mucho menos y ha estado muy condicionada por la situación, tanto económica como anímica, de los turistas y a consecuencia de las restricciones impuestas por los principales mercados emisores. Esto motivó que las ocupaciones fuesen más bajas aún de lo previsto en un escenario de optimismo moderado, planteado después de la prueba piloto.

¿De qué forma ha repercutido la baja ocupación en las tarifas?

Los precios se vieron afectados después de los anuncios de Reino Unido y Alemania al llegar la cascada de cancelaciones y cambiar totalmente la situación del sector turístico. Por lo tanto, la valoración no puede ser buena. En el futuro, se trata de seguir buscando un equilibrio y continuar apostando por crecer más en valor que en volumen.

Después de los anuncios de Reino Unido y Alemania llegaron las cascadas de cancelaciones y cambió la situación del sector turístico

¿Cree que los ganadores de la temporada han sido los hoteleros que no abrieron?

Cada empresa toma decisiones en función de sus circunstancias. Hay empresas que no abrieron y se mantuvieron en una posición más conservadora porque no veían viable la actividad. Otras estimaron que podrían intentar abrir sus establecimientos, por supuesto pensando que la tendencia sería positiva y no como ha sucedido finalmente. Hay que apoyar a todas las empresas, sea cual sea su decisión, además era evidente que no habría actividad para todos, por tanto cualquier decisión es respetable y tienen tanta necesidad de apoyo unas empresas como otras. Los datos corroboran la evidencia de que es imprescindible adoptar medidas urgentes para garantizar la supervivencia de las empresas turísticas y el empleo futuro.

"Lo importante era, y así lo defendimos siempre, que el destino esté en el mercado, abierto, y aprovechar las oportunidades que se puedan dar", dice Frontera

Lo importante era, y así lo defendimos siempre, que el destino esté en el mercado, abierto, y aprovechar las oportunidades que se puedan dar. No sólo por la viabilidad de las propias empresas, sino por la generación de rentas que supone también para otros sectores ligados al turismo y por su repercusión en el conjunto de la sociedad.

Este verano los hoteles dieron lo mejor de sí para garantizar la seguridad

Estoy muy orgullosa del sector al que represento porque la implementación de protocolos y medidas higiénico-sanitarias de prevención por parte de los establecimientos hoteleros ha sido total y eficaz, tal y como han reconocido las autoridades sanitarias de las Islas Baleares. Los clientes las han asumido y se han sentido seguros, incluso más que en sus propios países. Esta implementación efectiva por parte de las empresas, trabajadores y proveedores, ha sido clave para que prácticamente no se hayan producido contagios dentro de la cadena de valor turística y en este sentido, estamos preparados para seguir recibiendo visitantes. Las medidas existen, la formación también y las iremos adaptando en función de la evolución de las circunstancias. Si queremos recuperar la actividad debemos controlar la pandemia. Lo que urge es seguir reduciendo el nivel de contagios y saber trasladar adecuadamente a los principales mercados emisores la intensa labor llevada a cabo por el sector.

María Frontera, presidenta de FEHM.

¿Cómo se recupera la confianza y la imagen de los destinos?

Hay que rebajar la curva de contagios y mejorar los datos sanitarios para volver a estadios positivos y reforzar el mensaje de destino seguro. Está en juego la imagen de España como destino turístico. Hay que poner en valor la fortaleza del sistema sanitario público y privado que en Mallorca es muy robusto, y en general mejorar la comunicación de los datos que, sin duda, no ha sido adecuada. Para recuperar la confianza de los mercados es esencial, una vez reconducido el tema sanitario, un plan de comunicación y promoción. Internamente, en nuestra propia comunidad, son necesarios mensajes claros de cuánto afecta esta situación a la economía y explicar la estrategia de testeo y otros datos que no se han tenido en cuenta para lograr más concienciación.

Para recuperar la confianza de los mercados es esencial, una vez reconducido el tema sanitario, un plan de comunicación y promoción

¿Qué estrategias empezarán a aplicar los hoteles para llegar a la próxima temporada?

Desde el primer momento en la patronal hotelera de Mallorca siempre hemos defendido que, a pesar de las dificultades, hay que trabajar para mantener una cierto nivel de actividad turística. Pero, además del esfuerzo empresarial, debe de haber un escudo de protección para las empresas y activar medidas de apoyo más allá de los ERTE. Las reivindicaciones para rebajar cargas fiscales a las empresas han sido ignoradas de forma reiterada por todas las administraciones y ciertas medidas adoptadas por algunos ayuntamientos son más bien simbólicas.

Nuestros establecimientos no escatimarán en esfuerzos por garantizar en sus instalaciones la seguridad de los clientes y estamos atentos a las novedades y mejoras que se pueden implementar para minimizar la exposición a los posibles riesgos y también para hacer que los cambios no repercutan en la experiencia del turista. Al margen de lo económico, no debemos olvidar que Mallorca tiene un excelente producto de temporada media y baja, por el que hemos trabajado mucho, y hay que ponerlo en valor y mantenerlo. El segmento deportivo, cultural, gastronómico o de naturaleza son perfectamente válidos para estos meses, igual que lo han sido en años anteriores.

¿En qué consiste ese escudo de protección que reclama FEHM?

Hemos insistido siempre en la protección de las empresas para no destruir tejido empresarial y consecuentemente empleo. Pero con la carga fiscal e impositiva prácticamente intacta, como si no hubiese habido una pandemia mundial y siguiese habiendo ingresos, es muy difícil poder resistir un largo plazo de inactividad. Además, se necesita alargar las carencias de los préstamos y facilitar el acceso a los créditos en condiciones ventajosas para poder afrontar una nueva temporada. Dependemos de la situación sanitaria, de la estabilidad en la contención de la pandemia, de las vacunas o de los tratamientos que puedan surgir y de poder seguir garantizando la seguridad. Los corredores verdes se demostraron efectivos y hay que dejarse la piel para restablecerlos.

"Los corredores verdes se demostraron efectivos y hay que dejarse la piel para restablecerlos"

Urge mayor altura de miras en el plano político, planes de contención a corto, medio y largo plazo. Activar políticas de demanda y paralelamente políticas de oferta. Hay que seguir siendo ambiciosos y continuar con la transformación que ya iniciamos en Mallorca y poder acceder a las ayudas de los Fondos Europeos para la Reconstrucción y Resiliencia, y fiscalizar las inversiones para que sean productivas y multipliquen sus efectos. La formación, sostenibilidad y digitalización son hitos a abordar. Todos juntos podemos establecer estrategias de futuro, pero no bastará que sean solo las empresas privadas quienes tiren del carro.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.