Edición España. Entrevista a Willy Díaz, CEO 2028 y director de Ventas de Artiem

Empresas B Corp como Artiem implican a clientes para hacer un mundo mejor

B Corp “es una comunidad de empresas que piensan y actúan de forma similar para lograr un impacto positivo 360” 22 diciembre, 2021
  • Para que el efecto crezca exponencialmente la clave está en implicar a clientes en ese cambio de perspectiva y lograr ser mejores personas
  • Las B Corp adquieren un compromiso público de transparencia y gobernanza para ser mejores empresas para el mundo
  • La herramienta que pone B Corp en su web a disposición de los interesados es totalmente gratuita; sólo hay que pagar para conseguir el sello

Entrevista/El creciente peso de la sostenibilidad -en su triple pata medioambiental, económica y social- entre las prioridades de empresas y clientes ha provocado la proliferación de un ingente número de sellos y certificaciones en el sector. Entre ellos se abre paso B Corp que en realidad, como ha aclarado en esta entrevista Willy Díaz, CEO 2028 y director de Ventas de Artiem, “es una comunidad de empresas que piensan y actúan de forma similar para conseguir un mundo mejor, para lograr un impacto positivo 360”. No en vano, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo, Artiem se ha convertido en la primera cadena europea en certificar su impacto positivo. Pero para que el efecto crezca exponencialmente la clave reside en implicar a los clientes en ese cambio de perspectiva y lograr así ser mejor empresa, pero también mejores personas, para el mundo. Díaz explica cómo.

¿Qué diferencias hay entre B Corp y otros sellos que certifican la sostenibilidad de la actividad de las empresas?

Aparte de las características ya señaladas, lo primero que tiene que hacer una empresa que quiera ser B Corp es modificar sus estatutos para incluir en ellos su compromiso con el medioambiente, con la sociedad y con la economía; que esa empresa, aparte de trabajar para su rendimiento económico, se comprometa a hacerlo también para generar un rendimiento medioambiental y social. De este modo adquieres un compromiso público, no solamente ante tus accionistas, de transparencia y de gobernanza para ser una mejor empresa para el mundo.

Más información sobre Artiem en:

- La sostenibilidad gana enteros entre las exigencias de la demanda pos-COVID

- El compromiso social como eje para la recuperación sin dejar atrás a nadie

- Artiem Madrid aúna teletrabajo y bienestar en su producto Workbeing

- Voluntad de continuar, clave del plan de resistencia de Díaz Montañés

¿Cómo se lleva a cabo ese proceso de certificación?

Es un proceso muy exigente que incluye más de 200 preguntas sobre tu gestión y operaciones que debes contestar aportando evidencias, cualificando cosas que no teníamos y que podíamos tener. Pero no sólo has de contestar a esas cuestiones, sino que te asignan un analista que te va guiando y estudian todas las evidencias que les envías: desde el consumo de agua por persona y día hasta intentar trazar las emisiones de CO2 de tus proveedores o cómo les ayudas a mejorar en la eficiencia de esas emisiones. Es un enfoque muy amplio. Tanto es así que nosotros completamos el proceso en ocho meses, ya que empezamos el 14 de diciembre de 2019 y lo conseguimos el 12 de agosto de 2020.

Claro, porque no sólo se valora vuestro impacto, sino también el de vuestros proveedores, empleados y clientes, ¿no?

En inglés tiene más sentido porque las palabras se parecen mucho: no sólo se ocupa de los shareholders (accionistas) sino de todos los stakeholders (grupos de interés) de la cadena de valor de la empresa. Por eso es tan transversal y tan 360, porque además es en relación a las tres patas de la sostenibilidad.

Willy Díaz ha reconocido que "siempre hemos sido bastante tímidos a la hora de comunicar ciertas cosas y la estrategia de hecho para el año que viene es mejorar ese punto, centrándonos en qué estamos haciendo y por qué para que nuestros clientes también puedan aportar".

Y luego supongo que tienen alguna manera de ir controlando que vais cumpliendo con vuestros compromisos y que realmente estáis trabajando en ello…

Una vez pasas el proceso de certificación y consigues entrar en esta comunidad B Corp, publican tu resultado en el directorio de empresas de su página web para que todo el mundo pueda ver tu puntuación. Has de tener un mínimo de 80 puntos y nosotros conseguimos 83 en las distintas áreas de impacto. Cada tres años tienes que recertificar, pero el objetivo no se limita a eso, sino a mirar dónde tienes mayor oportunidad de mejora para crecer y ser mejor B Corp, si cabe, dentro de esos tres años. Luego además todos los meses hacemos encuentros. De hecho Artiem se convirtió en anfitriona del primer encuentro de las empresas B Corp españolas. O sea, es una comunidad muy activa, en la que el verdadero valor para nosotros es la cantidad de networking, de ideas y propuestas que surgen.

Todo ese networking que se genera también es beneficioso para aplicar buenas prácticas de otras empresas incluso de otros sectores, ¿no?

Claro, es que hay multitud de sectores. De hecho hoteles, por desgracia, de momento hay muy pocos. Estamos el Sleep'n Atocha, que en mayo de 2020 se convirtió en el primer alojamiento en España en obtener la certificación, y Artiem como primera cadena hotelera. Y es que esto va de aprender unos de otros, de retroalimentarnos y de coger ejemplos. Al final todo es aprender de los demás y también ayudar a los demás.

El regalo de Navidad de este año de Artiem es el resultado de la colaboración con otra empresa B Corp, Sheedo, que ha revolucionado el sector con su papel plantable de semillas.

¿Y habéis percibido si hay alguna otra cadena u hotel que se haya interesado por aplicar estos principios y os haya preguntado?

Nos han preguntado muchos hoteles. Además lo bueno de B Corp es que la herramienta de su web que ponen a disposición de los que estén interesados es totalmente gratuita. Sólo tienes que pagar si quieres optar a obtener la certificación, pero usarla para medirte y valorarte es gratis. En España más de 5.000 empresas en el último año la han usado para evaluarse y sólo unas 50 o 60 han conseguido certificarse, entre ellas Artiem. Pero es una muestra de la gran notoriedad que está cogiendo este modelo de medición de impacto para conseguir ser mejores. Porque ahora está en boca de todos el mensaje de “soy el más sostenible” y el peligro que corremos es deteriorar la imagen de los que de verdad estamos trabajando en ello. Pero para eso nos sirve este tipo de herramientas que pone sobre la mesa qué es reamente lo que hay: esto es lo que hacemos, cómo lo hacemos, por qué lo hacemos y para qué lo hacemos. Y me atrevería a decir que a nivel del triple impacto de la sostenibilidad, B Corp es la que tiene los estándares de exigencia más altos.

Comentabas la notoriedad que estaba adquiriendo B Corp. ¿Qué arraigo tiene en todo el mundo y también en España?

Empezó en Estados Unidos pero ya está prácticamente extendida en todo el mundo. Donde está menos presente es en África y Asia, pero en Europa ya está muy arraigada, en empresas de todos los tamaños. Aquí en España tenemos grandes empresas B Corp como Central Lechera Asturiana, MásMóvil, Isdin, Grupo Consorcio, etc. Poco a poco va ganando en reconocimiento, porque confiamos en que ése es el camino a seguir, que el crecimiento sostenible de cualquier economía sea mirar por lo mejor para todos.

“José Guillermo Díaz Montañes, CEO de Artiem, lo dice mucho: Hay que intentar hacer la tarta más grande para todos, no coger el trozo más grande de la tarta. Porque al final la tarta se acaba, pero si la haces más grande hay más facilidades para todos”, en palabras de Willy Díaz

¿Y en qué iniciativas en concreto estáis trabajando?

Como es 360, ahora estamos trabajando en muchísimas cosas. Por ejemplo, en nuestra política de compras para hacerla más estricta y concienzuda, intentando que todo sea lo más local posible, y si no se puede, que provenga de una empresa que genere el menor impacto negativo posible o intentar que sea positivo. Estamos desarrollando bastantes colaboraciones con otras B Corps, por ejemplo ampliando el alcance de la Habitación Solidaria que pusimos en marcha el año pasado con Cáritas y CaixaBank coincidiendo con la reapertura de nuestros hoteles (El sector turístico sigue mostrando su faceta más solidaria) y a la que ahora se ha adherido la AEHM, la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (Las iniciativas solidarias de hoteles y cadenas se refuerzan por Navidad). Ahora estamos trabajando con la Fundación Triodos de Triodos Bank, que es otra B Corp, a la que hemos cedido 550 habitaciones solidarias, con un valor aproximado de 85.000 euros, para incentivar la participación en su plataforma de crowdfunding y de matchfunding para financiar proyectos con carácter benéfico. Artiem pone a su disposición las habitaciones solidarias y si donan más de 150 euros pueden disfrutar de una noche y si son 290 euros son dos noches. Ya hemos generado en estos seis meses de colaboración más de 10.000 euros. Y con la iniciativa de la Habitación Solidaria en su conjunto estaremos ya cerca de los 55.000 euros, pero lo importante no es que los estemos destinando nosotros, sino que estamos consiguiendo que la gente los aporte.

En el Artiem Madrid (imagen) sugieren a sus clientes llevar una vida saludable con el fin de que lo apliquen a su día a día.

Porque lo importante entonces es implicar a los clientes en este tipo de iniciativas, ¿no?

Es que somos conscientes de que nosotros como empresa tenemos un impacto limitado, porque somos una empresa familiar, con cinco hoteles en tres ubicaciones distintas, pero tenemos miles de clientes durante todo el año de todos los países del mundo, prácticamente. Entonces por qué no poner las herramientas necesarias para que nuestros clientes puedan contribuir a generar ese impacto positivo y hacerlo crecer así de forma exponencial. De este modo no solamente estás ayudando a mejorar tu entorno, sino también a cambiar la vida de muchas personas.

“Thomas Kolster, un conferenciante danés que ha escrito un libro sobre greenwashing, “La trampa del héroe”, ahora que muchas empresas van de héroes en este ámbito, recomienda no sólo pensar en por qué haces las cosas, que sí, sino en qué tipo de persona vas a ayudar a tu cliente a que se convierta, a ser una mejor o peor persona. Porque si les ayudas a convertirse en mejor persona, el impacto es imparable. Ya no es sólo lo que nosotros podamos hacer, sino lo que nuestros clientes pueden hacer”

¿Y lo comunicáis de alguna manera al cliente?

Sí que es verdad que siempre hemos sido bastante tímidos a la hora de comunicar ciertas cosas y la estrategia de hecho para el año que viene es mejorar ese punto, centrándonos en qué estamos haciendo y por qué para que nuestros clientes también puedan aportar.

¿Y con los proveedores también estáis trabajando en ello?

También. De hecho estamos trabajando con algunos en Menorca para ayudarles a reducir la huella de carbono, con algo tan sencillo como pactar la reducción de las entregas semanales y en lugar de que vengan todos los días, que lo hagan dos veces en semana y así nos ahorramos seis viajes, tres de ida y tres de vuelta. Son cosas sencillas pero que tienen su impacto. También trabajamos en pequeños decálogos para mejorar la eficiencia energética del hotel con medidas muy básicas, recordando a clientes y a nuestros propios equipos por ejemplo que deben apagar las luces cuando salgan de la habitación o de cualquier espacio. Porque si se acostumbran a hacerlo en nuestros hoteles, también lo harán luego en su casa y en cierto modo les estás ayudando a reducir su factura eléctrica.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.