Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El Grupo alemán ofrecerá hasta el 70% de su capacidad en el corto plazo este año

Lufthansa, lista para atender el rebote de la demanda tras perder 6.725 M €

4 marzo, 2021 Premium
  • Lufthansa Group se prepara para un fuerte rebote de la demanda en 2021 después de una pérdida operativa de 5.500 M €
  • El Grupo alemán ofrecerá hasta el 70% de su capacidad previa a la pandemia en el corto plazo este año
  • El grupo asegura que la crisis ha acelerado su transformación y a su regreso será “más pequeño, más ágil y más sostenible"

El Grupo Lufthansa ha cerrado el año 2020 con una extraordinaria pérdida de 6.725 millones de euros y pérdidas operativas (EBIT ajustado) de menos 5.500 millones de euros, a pesar de las rápidas y amplias reducciones de costes, frente a un beneficio de 2.000 millones de euros el año anterior. Sus ingresos cayeron a 13.600 millones de euros frente a 36.400 millones de euros en 2019. El grupo transportó el 25% de su tráfico habitual, si bien se prepara para un fuerte crecimiento de la demanda en 2021, tan pronto como se reduzcan las restricciones a los viajes mediante un mayor despliegue de pruebas y vacunas, por lo que tiene previsto ofrecer este año, en el corto plazo, hasta el 70% de su capacidad previa a la pandemia de COVID-19. La crisis ha acelerado la transformación del grupo que a su regreso será “más pequeño, más ágil y más sostenible para mantener nuestra posición de liderazgo en todo el mundo y asegurar a largo plazo los puestos de trabajo de nuestros 100.000 empleados”.

Como para el resto de la industria aérea, 2020 fue el año más desafiante en la historia del Grupo Lufthansa y sus aerolíneas. “Las restricciones de viaje y la cuarentena han provocado una caída única en la demanda de viajes aéreos. Reconocidos ahora internacionalmente, los certificados digitales de vacunación y prueba deben reemplazar las prohibiciones y demás medidas para que las personas puedan volver a viajar, visitar a familiares y amigos, conocer socios comerciales o aprender sobre otros países y culturas”, ha afirmado Carsten Spohr, CEO del Grupo Lufthansa, al presentar este jueves sus resultados financieros del año pasado.

El margen de EBIT ajustado fue menos 40,1% desde poco más de un 5,6% del año anterior. La fuga de efectivo operativo en el cuarto trimestre de 2020 fue de alrededor de 300 millones de euros al mes. El grupo alemán destaca que los avances en la reestructuración limitaron el impacto de la situación pandémica intensificada en los ingresos. Los costes de personal se redujeron significativamente mediante reducciones de plantilla, acuerdos de crisis con los sindicatos y jornadas laborales reducidas. A finales de 2020, el número de empleados era de 110.000, alrededor de un 20% menos que el año anterior (ver: Lufthansa prepara 39.000 despidos pese a que sus reservas se cuadruplican).

El gasto de capital en el Grupo Lufthansa se redujo en aproximadamente dos tercios interanual en 2020 a 1.300 millones de euros (3.600 M € en 2019), principalmente sobre la base de amplios acuerdos con fabricantes de aviones que prevén el aplazamiento de las entregas de aviones en 2021 y más allá, de modo que el gasto de capital anual también será menor de lo planeado originalmente en años futuros. El flujo de caja libre ajustado fue de -3.700 millones de euros, con alrededor de 3.900 millones de euros pagados solo para reembolsos de billetes. Esto se compensó con 1.900 millones de euros de nuevas reservas. La deuda neta, incluidos los pasivos por arrendamiento, aumentó a alrededor de 9.900 millones de euros (6.700 M € en 2019).

Al 31 de diciembre de 2020, el Grupo Lufthansa tenía una liquidez disponible de alrededor de 10.600 millones de euros, de los cuales 5.700 millones de euros estaban relacionados con medidas de estabilización del gobierno no utilizadas. A finales de 2020, el Grupo Lufthansa había utilizado fondos de estabilización del gobierno de alrededor de 3.300 millones de euros, de los cuales, ya se han reembolsado 1.000 millones de euros.

Tráfico en 2020

En 2020, las aerolíneas del Grupo Lufthansa ofrecieron alrededor de un tercio de los vuelos o una capacidad (kilómetros de asientos disponibles) del 31% en comparación con el año anterior.

Con 36,4 millones, el número de pasajeros fue el 25% del año anterior, lo que resultó en un factor de ocupación del 63% que supone 19,3 puntos porcentuales menos que el año anterior.

El Grupo Lufthansa se benefició de su sistema de hub. A diferencia de los competidores, que ofrecen solo conexiones punto a punto, las aerolíneas del Grupo Lufthansa pudieron agrupar los bajos volúmenes de tráfico en sus hubs y así mantener conexiones importantes.

De cara al futuro

El año pasado, el número de empleados se redujo en alrededor de 28.000. En Alemania, se reducirán otros 10.000 puestos de trabajo o se deberán compensar los costes de personal correspondientes. La flota del Grupo se reducirá a 650 aviones en 2023. A mediados de la década, el Grupo espera que el nivel de capacidad vuelva al 90%. Además, el Grupo está examinando la venta de subsidiarias que ofrecen solo sinergias menores con el negocio principal.

Siempre que se eliminen las restricciones, las reservas tienden a aumentar considerablemente en la zona de tráfico respectiva. Para todo el año 2021, el Grupo espera que la capacidad en oferta aumente entre un 40 y un 50% de los niveles de 2019, y se mantiene la expectativa de que se generarán flujos de efectivo operativos positivos cuando la capacidad en oferta supere el 50%. "Con la expansión estratégica del negocio del turismo, el Grupo está en condiciones de aprovechar las oportunidades del mercado a corto plazo", apuntan.

El Grupo Lufthansa espera que la pérdida operativa, medida en términos de EBIT ajustado, sea menor en 2021 que en el año anterior.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.