Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un análisis de Esther Mascaró

Por qué acelerar la vacunación es vital para el turismo

El semáforo británico y la presencia de turistas internacionales dependerán del ritmo de vacunación en España 18 mayo, 2021 Premium

Las incertidumbres en que sigue sumido el sector turístico son tantas que se da la paradoja de que, cuando los británicos empiezan a poder viajar de nuevo, desde ayer lunes 17 de mayo, hay agencias de viajes de ese país que han decidido paralizar las ventas para el verano. En este momento pierden menos dinero sin vender que arriesgándose a afrontar los cambios previsibles en la clasificación de los destinos, las cancelaciones, las devoluciones y los diversos problemas y costes que pueden surgir simplemente porque no saben a qué destinos será seguro viajar dentro de 15 días según su propio Gobierno (vea Reino Unido: preguntas y respuestas para no alimentar falsas esperanzas). Es cierto que, como decían en EEUU, el semáforo británico no tiene ningún aval científico, sino que se basa en criterios políticos. Pero también sabemos que dos son los criterios que más pesan: la Incidencia Acumulada (IA) que en este momento, en el Reino Unido, es de 48 casos (suele mirarse a 14 días por 100.000 habitantes), y el porcentaje de vacunación, que allí es del 53,5% en inmunización parcial y del 29% en inmunización total. Sabiendo esto, y sabiendo que Escocia y otros mercados internacionales tendrán su propio semáforo y funcionarán de manera parecida, ¿por qué no hace España un gesto hacia el sector turístico y los mercados internacionales?

Turquía, uno de los principales competidores de España en el Mediterráneo, tiene unos porcentajes de vacunación que están por debajo de los españoles: 17,7% de población inmunizada parcialmente y 12,8% totalmente. En España esos porcentajes están hoy en el 31,9% de población parcialmente inmunizada y el 14,9% de población totalmente inmunizada.

En la primera columna, la población inmunizada parcialmente, en la segunda, la que ha sido inmunizada totalmente y ha recibido las dos dosis de la vacuna.

Turquía está en rojo para el semáforo británico, y España en ámbar. En la práctica, ambos destinos están fuera de las recomendaciones del Reino Unido, que aunque no prohíbe viajar a los países que no están en verde sí que pide a sus ciudadanos que no lo hagan

De hecho, aunque hay turoperadores que venden paquetes a destinos en ámbar ya que no está prohibido viajar a esos países, el ministro de Sanidad Matt Hancock ha sido muy claro este lunes en el Parlamento británico: "El consejo oficial del Gobierno es muy claro: la gente no debe viajar a los países en color ámbar o rojo de vacaciones. Si un país no está en la lista vede, nadie debería viajar allí".

Pero Turquía, como han hecho otros destinos mediterráneos, ha dado un paso más y está vacunando a los trabajadores del sector. España no lo hará, a pesar de la evidencia de que la vacunación, aún habiendo acelerado el ritmo en las últimas semanas, no está llegando al inicio de la temporada a las cifras que serían deseables para garantizar algo cercano a la inmunidad de grupo, que se considera conseguida cuando el 70% de la población esté inmunizada.

Esta semana era de nuevo Gabriel Escarrer, CEO de Meliá Hotels International y presidente de Exceltur, quien reclamaba acelerar al máximo la vacunación. Lo hacía en el Foro Hosteltur, por Twitter y también en una entrevista de Agustín Rivera para El Confidencial.

Y es que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho este fin de semana que en 100 días habremos alcanzado la inmunidad de grupo o de rebaño. Quizá sea cierto, pero es que 100 días son tres meses, es toda la temporada turística.

Destino seguro = población inmunizada

"Cuando oigo a Pedro Sánchez hablar de que en 100 días tendremos inmunidad de rebaño, yo digo que no tenemos 100, sino 30 días. Nos jugamos mucho porque España no se puede permitir el lujo de perder otra temporada de verano. En este mes tenemos que agilizar la vacunación. Para mí, una vez que se ha logrado inmunizar a los grupos más vulnerables, a los grupos de edad por encima de 50 años, luego se debería priorizar las vacunas en aquellas comunidades autónomas con mayor dependencia del sector turístico", asegura Escarrer en esa entrevista.

Y añade: "A mí, con todos los respetos, una provincia del norte de España que tiene industria y automoción y veo su bajada del PIB el año pasado y es testimonial… Sin embargo, en Baleares y Canarias el turismo es todo. Grecia o Italia han priorizado destinos vacunados y ahí es de verdad donde se marca la diferencia"

Y es que para el directivo, la situación ha cambiado y las decisiones políticas deben estar en sintonía con cada uno de esos cambios: "Hasta hace poco se hablaba de incidencia o de ocupación de UCI, pero ahora, en un contexto normalizado, lo importante es el grado de vacunación de donde voy a ir yo a pasar mis vacaciones. Israel, por ejemplo, a excepción de lo que está pasando en los últimos días en Gaza, ha sido el destino más pujante el último mes y medio. Y Dubai, tres cuartos de lo mismo. El mejor reclamo es poder vender la percepción de destino seguro porque la gente está inmunizada".

Sobre Dubai, no se pierda este artículo de mi compañera Vivi Hinojosa, Dubai: claves de su reapertura turística... que podía haber seguido España.

Gabriel Escarrer, en el Foro Turístico Hosteltur el pasado jueves.

Vacunación en función del PIB

Una de las ideas que aporta Escarrer es, a la hora de priorizar vacunas, tomar como referencia las comunidades autónomas donde más haya bajado el año pasado el PIB por su dependencia del turismo. "Me podrán decir que hay ciudadanos de primera o de segunda, pero dentro de tres meses todos seremos ciudadanos de primera cuando se alcance la inmunidad de rebaño, pero el presidente del Gobierno debe saber que las comunidades autónomas que pierdan la temporada no hablarán dentro de tres meses del coronavirus, sino de la debacle económica que pueden suponer para los destinos turísticos de referencia".

Y añade: "Los recursos son limitados y los tienes que priorizar donde haya más repercusión. Cada vez que lo digo parece que soy poco solidario, pero la solidaridad empieza por la economía. Si no arreglamos la economía de estos destinos, el problema va a ser mucho más grande. Estaremos todos vacunados, pero no tendremos para comer".

La estrategia británica

Gabriel Escarrer también se ha mostrado favorable a aplicar en España el sistema de vacunación que ha llevado a cabo el Reino Unido, alargando al máximo el tiempo entre la primera y la segunda dosis para así garantizar que un número mayor de población esté vacunada.

De hecho, tanto Escarrer como el presidente de Palladium Hotel Group, Abel Matutes Prats, recogían en Twitter un estudio que avala que retrasar 12 semanas el tiempo entre la primera y la segunda dosis de la vacuna de Pfizer aumenta hasta tres veces y media los anticuerpos generados contra la Covid-19, según demuestra el trabajo de la Universidad de Birmingham con 175 personas de entre 80 y 99 años.

Ambos se mostraban favorables a implantar en España este sistema de vacunación, aplicando la segunda dosis de Pfizer a las 12 semanas. El objetivo sería alcanzar a finales de junio la ansiada inmunidad de grupo teniendo a más adultos vacunados con una sola dosis y retrasando al máximo las segundas dosis.

Esta estrategia ha funcionado en el Reino Unido, donde se ha llevado a cabo con AstraZeneca, y le ha dado al país la tan ansiada inmunidad de grupo según calcula el Gobierno de Boris Johnson, ya que hay más de un 50% de población vacunada y otro 20% de población que ha sufrido la Covid y ha generado anticuerpos de forma natural.

Una temporada que empieza con muchas dudas

Las dudas no se refieren solamente al mercado británico, sino también a otros mercados europeos, a las preferencias de los turistas, a las opciones que tengan de viajar a unos u otros destinos en función de si están ellos vacunados o no o del nivel de inmunidad en el propio destino, a cómo funcionará el famoso certificado verde digital europeo que debe facilitar la movilidad a los vacunados... llevamos semanas hablando de todo ello, estamos a mitad de mayo y las incertidumbres siguen.

No se pierdan este artículo de mi compañero Xavier Canalís: Reino Unido: preguntas y respuestas para no alimentar falsas esperanzas.

Los políticos juegan a la confusión, o están realmente confundidos, tanto en el Reino Unido como en España, porque escuchar a la ministra Reyes Maroto decir en varias ocasiones estos días que los británicos podrán venir a España a partir del 20 de mayo no tiene mucho sentido en estas circunstancias.

Entiendo que la ministra desea que el sector español esté tranquilo, que sepa que hay alguien al mando, darle lo que ella llama "certezas"... pero la realidad es tozuda

El día 20 de mayo los británicos no vendrán a España, primero porque nuestro país sigue en color ámbar y así seguirá al menos hasta principios de junio

Y segundo, porque de momento no pueden ni aun queriendo ni estando dispuestos a comerse la cuarentena ámbar de regreso al Reino Unido: todavía no hay acuerdo para rebajar las restricciones europeas a terceros países y el Ministerio del Interior tampoco ha hecho una excepción con el Reino Unido como tercer país para España.

Y si esto se consigue para el día 20, este jueves, seguiremos en ámbar.

O sea, que de momento, tal y como decíamos hace unos días, está claro que España no tendrá turistas británicos hasta junio.

Y a partir de entonces veremos si cambia el color al menos de Baleares o Canarias, de todo el país, o si seguimos todos en ámbar. Y, de vuelta al principio, eso dependerá de la Incidencia Acumulada y de la ratio de vacunación.

Photo by Nico on Unsplash

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.