Diario 6013 30.09.2020 | 20:53
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista con el Director General de Playasol Ibiza Hotels  

Antonio Doménech: "El invierno será largo y habrá movimientos de carteras"

Esta temporada Ibiza ha abierto el 30% de la planta hotelera y la cuarentena de Reino Unido le ha impactado de lleno 24 agosto, 2020
  • Ibiza ha tenido cerca del 30% de la planta hotelera abierta pero han ido cerrando debido a las cuarentenas y restricciones de los emisores
  • El próximo año Playasol Ibiza Hotels ralentizará inversiones en mejoras pero mantiene su plan de expansión pensando en nuevos destinos
  • El mercado nacional representó el 50% de los huéspedes, pero en números absolutos recibieron menos españoles que en 2019

Entrevista/ Playasol Ibiza Hotels le ha hecho frente a una temporada con demanda deprimida abriendo al 28% de su capacidad: más de 1.400 habitaciones, desde el 3 de julio. Las restricciones en los principales mercados emisores anticipó el cierre de algunos establecimientos, pese a tener en julio una ocupación del 65% y una proyección para agosto del 72%. Antonio Doménech, su Director General reconoce que el posicionamiento que tienen en Ibiza y el no depender de la turoperación han sido claves en los resultados de esta temporada que, no saben si tendrá dos meses completos. La cadena cuenta con 35 hoteles en Ibiza y uno en Palma de Mallorca, y aprovechará que sus cuentas están saneadas y que el contexto pondrá oportunidades en el mercado para seguir creciendo, incluso más allá de las Islas Baleares.

¿Qué balance hace de esta temporada tan atípica?

Nunca hemos vivido algo igual pero soy optimista, con todas las dificultades. El plan de reapertura lo hicimos en abril-mayo, cuando esto parecía que no iba a abrir y pudimos hacerlo menos tiempo que el que creíamos, pero el plan ha salido. Hemos sido pocos los que decidimos abrir, creo que un 30% de la planta hotelera de Ibiza y todavía es difícil sacar datos exactos. Ha habido mucho movimiento con hoteles que abrieron y han ido cerrando debido a las restricciones, con Reino Unido primero, luego Holanda, Alemania, Italia.

El 30% de la planta hotelera de Ibiza abrió esta temporada pero han estado operativos menos de dos meses

¿Cuál ha sido la situación de Playasol Ibiza Hotels?

Tenemos una pequeña ventaja porque somos la compañía con más volumen en la isla, la primera en número de habitaciones, y el estar en todos los destinos de la isla nos ha permitido tener una mayor capacidad de captar clientes, por lo que probablemente nuestras cifras estén un poco por encima de las demás. Abrimos los primeros establecimientos el 3 de julio, con el 28% de nuestra capacidad de habitaciones, que significa 1.489 habitaciones en 11 hoteles de los 36 que tenemos, pero los primeros días de agosto ya cerramos uno y posteriormente estamos cerrando otros. En julio tuvimos una ocupación del 65%. En este momento, en que ya hemos cerrado uno, son 1.196 habitaciones y estaremos rondando el 72% de ocupación. Y sabemos que la última semana va a ser difícil.

¿Cómo ha sido el comportamiento de los mercados?

A nivel de compañía, y somos una muestra importante en la isla por la capacidad que tenemos, el turismo nacional normalmente estaba en un 20% de la totalidad y vamos a cerrar en casi un 50%, más del doble. Como el británico no ha viajado, el italiano tampoco, el holandés tampoco, la media española sube, pero hemos tenido menos españoles que el año pasado.

Reino Unido, que era el mercado número uno, con el 24%, lo vamos a cerrar en el 14 o 15% del total, debido a las regulaciones. El tercer mercado este año va a ser Italia, que ha pasado de un 16% el año pasado a un 11,5%. Hay un cambio sustancial, pero si al británico lo hubiesen dejado viajar se hubiesen mantenido sus cuotas cercanas al 23%. Sigue habiendo varios vuelos de Reino Unido a España pero los turoperadores no viajan. Ha caído muchísimo.

Antes de sumarse a Playasol Ibiza Hotels, Antonio Doménech formó parte de Barceló y Meliá

Muchos hoteles en la isla tienen previsto bajar la persiana de temporada el 30 de agosto ¿cuáles son los planes de Playasol?

Nosotros solemos cerrar en noviembre, después del puente del 1 de noviembre. Empezamos a cerrar entre el 10 y el 15 de octubre y vamos cerrando hasta el 5 de noviembre, y mantenemos en invierno uno abierto, que es el Hotel Marítimo, que este año esperamos tener abierto desde el 12 de octubre, pero todo dependerá de cómo avancen las cosas. En los próximos 15 días vamos a cerrar tres hoteles más, para quedarnos en septiembre con unas 624 a 772 habitaciones, veremos según evolucione el mercado y la programación aérea.

¿Qué pasará con los empleados?

Hemos tenido todos los fijos y fijos discontinuos en ERTE, parcial y total, y hemos sido capaces de rescatar al 50% de los trabajadores, el otro 50% no ha sido posible. Los ERTE actuales terminan el 30 de septiembre y estamos viendo cómo se regula a partir del 1 de octubre, que es la gran cuestión que tenemos encima de la mesa. Estamos esperando que se prorroguen, creo que es esencial que se pueda hacer para nuestro sector, y a medida que vayamos cerrando establecimientos habrá que volver a ERTE.

"Las empresas que están absolutamente turoperadas, que hay muchas, lo van a tener difícil"

Decía que a pesar de que hay vuelos desde Reino Unido, como los tuoperadores no viajan la caída es más fuerte ¿Cree que una vez superada la crisis habrá un cambio en la distribución hotelera en la isla?

Sabemos que uno de los retos de nuestro sector es la digitalización, básicamente en la comercialización. Desde el principio de nuestra joven compañía, tenemos 6 años, apostamos a la venta directa y a la digitalización. En este momento estamos por encima del 30% de venta directa, nuestro cliente proviene de nuestros medios, por lo que tenemos una dependencia de turoperadores de no más del 10%. Trabajamos con agencias, con OTA, pero en su momento no apostamos por la turoperación, aunque tenemos dos o tres con los que trabajamos bien y por el momento son empresas saneadas, pero no sabemos qué pasará durante este periodo de invierno y la dificultad que van a tener. Pero las empresas que están absolutamente turoperadas, que hay muchas, lo van a tener difícil.

Hotel Playasol Lei Ibiza

¿De qué forma están afrontando esta crisis en Playasol Ibiza Hotels?

Lo primero que tenemos que hacer siempre en una crisis tan nueva, global y potente, es proteger la caja. Lo importante es ser los más resistentes y más estables posible. Teníamos un proceso de renovación de nuestra cartera de habitaciones, hemos renovado el 58% de nuestra planta, pero el año que viene probablemente vamos a ralentizar este tipo de inversiones. Por otro lado también estamos viendo y explorando nuevas posibilidades, porque es probable que haya reajustes en el mercado.

¿Ya está viendo más hoteles a la venta?

Estas situaciones que estresan tanto la economía necesitan de ciertos movimientos y soluciones. Creo que para reforzar ciertos balances algunos harán ventas. Con seguridad habrá movimientos de carteras, pero hoy por hoy todo es muy reciente. Todavía estamos recuperándonos del primer round tan duro que tuvimos. El invierno es largo, creo que este invierno será más largo y por lo tanto se van a necesitar soluciones y, a lo mejor, la venta de un activo puede ser una solución para el balance de una compañía, así que habrá movimientos pero todavía no están en el mercado.

"Este invierno será mas largo y se van a necesitar soluciones y la venta de un activo puede ser una solución para el balance de una compañía"

¿Qué posición toma Playasol Ibiza Hotels en este escenario: expandirse o descapitalizarse?

En los últimos dos años entendimos que nuestro proyecto estaba lanzado y funcionando a buena velocidad, y hemos estado estudiando posibilidades y con voluntad de crecimiento. No de un crecimiento exagerado, pero sí de buscar oportunidades y, porqué no, algún nuevo destino, siempre dentro del sector vacacional que es el sitio en el que queremos estar. Nuestro modelo es en propiedad y arrendamiento, no estamos trabajando ni en gestión ni en franquicia y es como tenemos previsto seguir. No pretendemos ser una compañía global en cuanto a hotelería vacacional, de negocios y ciudad, básicamente nos queremos especializar en vacacional. Tenemos 36 hoteles, 35 en Ibiza y uno en Palma de Mallorca y estamos interesados en otros destinos como pueden ser Canarias, Costa del Sol, Costa del Levante, Costa Dorada. Creo que los destinos mal llamados maduros, son muy fuertes a nivel internacional y altamente conocidos y estamos interesados en hacer operaciones.

El modelo de Playasol es propiedad y arrendamiento ¿hubo una renegociación de contratos y qué pasará en la pospandemia?

Ha habido cambios. Con la totalidad de propiedades hemos podido llegar a acuerdos razonables. Nos hubiese gustado tener mejores condiciones pero nos pudimos sentar a la mesa. Como es una crisis tan global todo el mundo ha tenido necesidad de entenderse. Nadie tenía calibrado el impacto de todo esto por lo tanto estamos aprendiendo a negociar, a buscar soluciones más equitativas. En momentos como este, en que todo el mundo pierde, hay que ver que se pierda de la forma más equitativa y sobre todo que esto promueva una recuperación rápida.

Esta crisis sin precedentes traerá cambios en el cliente ¿habrá que pensar en un nuevo modelo turístico?

La verdad es que yo creo que nuestro modelo es exitoso, tiene de todo, tiene montaña, playa, fiesta, tranquilidad, por lo tanto creo que todo el mundo va a querer seguir viniendo a Ibiza, por lo que, dependiendo de la programación aérea, de cómo evolucione la pandemia y las posibles vacunas, la recuperación debería ser mejor y más rápida que en otros destinos. Esta es una crisis mundial que no habíamos visto, pero creo que Ibiza tiene unos puntos por encima de cualquier otro destino, que la hacen diferente y tenemos que trabajar en buscar ayudas, apoyos, ver que las compañías aéreas puedan resistir bien para que haya conectividad y lo mismo con las empresas navieras.

"Tenemos que trabajar en buscar ayudas, apoyos y ver que las compañías aéreas puedan resistir bien para que haya conectividad y lo mismo con las empresas navieras"

¿Qué cambios sí habrá que afrontar para salir de la crisis?

Lo que tenemos que hacer es trabajar, trabajar y trabajar, para encontrar soluciones. En España tenemos empresas muy importantes. Somos campeones en turismo, las hoteleras españolas son magníficas y hay gran profesionalidad. Creo que vamos a salir, con dificultades, como todos, y con cambios sobre nuestro modelo de comercialización, de comunicación, tenemos que trabajar más en la digitalización, ser cada vez más competitivos, trabajar bien los costes, dar valores añadidos y tener nuevas ideas.

¿Cómo cree que ha gestionado el Gobierno el tema de la COVID-19 con los mercados emisores?

El Gobierno de Baleares ha trabajado bastante bien, pero la comunicación a nivel de país ha sido excesivamente dramática. Creo que es importante comunicar los problemas, pero hemos sido excesivamente fatalistas en el mensaje y no ha habido homogeneidad. La comunicación ha sido mejorable, por no decir mala. El Gobierno balear ha operado de forma más activa y ha sido, por la importancia del sector turístico, más dinámico, pero el mensaje nacional es francamente mejorable.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.