La nueva normativa busca preservar la identidad de estas edificaciones

Cantabria regula el uso turístico de las cabañas pasiegas

Asimismo facilita una nueva actividad económica para el desarrollo de los municipios

El Consejo de Gobierno de Cantabria ha aprobado esta semana el decreto que regulará el uso turístico de las cabañas pasiegas. La nueva normativa elaborada por la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio desarrolla en su articulado una regulación específica para esta tipología de alojamiento, adaptada a la identidad propia de estas edificaciones, en la que se ha tenido en cuenta las características del espacio de la comarca pasiega y sus aspectos diferenciadores.

El decreto regula las cabañas pasiegas de forma independiente a lo determinado para los establecimientos de uso turístico en el medio rural. Su principal objetivo es preservar y poner en valor un patrimonio etnográfico y cultural que ha de conservarse tanto arquitectónica como culturalmente, y al mismo tiempo facilitar el desarrollo de una actividad económica como alternativa al sector primario.

Asimismo el Gobierno de Cantabria pretende facilitar con esta normativa el desarrollo de un nuevo atractivo turístico en la región y convertir éste en un producto diferenciado y complementario a otros ya existentes en el conjunto de la oferta turística regional y nacional.

La regulación establece 19 municipios en los que pueden estar las cabañas pasiegas catalogadas como tales. En la imagen, la cabaña pasiega de Carmen, en Selaya.La regulación establece 19 municipios en los que pueden estar las cabañas pasiegas catalogadas como tales. En la imagen, la cabaña pasiega de Carmen, en Selaya.

Y es que, según explica el consejero de Turismo, Eduardo Arasti, “las cabañas pasiegas, y en general todo el territorio pasiego, poseen unas características paisajísticas y patrimoniales únicas que las convierten en singulares y atractivos como destino turístico asociado a valores como la experiencia, las emociones o el contacto con la naturaleza y las costumbres propias del lugar, acordes a las demandas del turista actual”.

El titular de turismo subraya, además, la importancia de “facilitar a los propietarios de cabañas un nuevo modo de vida y de ingresos que permita el desarrollo económico de los municipios pasiegos y contribuya a mejorar la economía y calidad de vida de sus habitantes”.

Garantizar la calidad

Además de motor de crecimiento económico y de garantizar la conservación de la tipología arquitectónica propia de las cabañas pasiegas, el desarrollo de este nuevo producto turístico “también supone garantizar la calidad al cliente y al turista que demanda este tipo de alojamiento”, añade Arasti.

De esta forma, el articulado del decreto contempla requisitos de orden arquitectónico y garantizan el servicio y la comodidad propios de un alojamiento turístico.

El decreto considera cabañas pasiegas aquellas edificaciones ubicadas y catalogadas como tales por parte de los 19 municipios incluidos en el mismo: Arredondo, Castañeda, Corvera de Toranzo, Liérganes, Luena, Miera, Puente Viesgo, Riotuerto, Ruesga, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Santiurde de Toranzo, Saro, Selaya, Soba, Vega de Pas, Villacarriedo y Villafufre.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.