Diario 5433 21.11.2018 | 05:22
Hosteltur: Noticias de turismo
En libertad provisional

Ruiz Mateos: “Cuando sea posible mi voluntad es pagar lo que quede pendiente”

El empresario culpa a la crisis 30 agosto, 2012

José María Ruiz-Mateos, acusado por una presunta estafa de 13,9 millones de euros en la compraventa del Hotel Eurocalas en Mallorca, ha enviado a través de su portavoz, Ignacio Fernández Candela, un documento que recoge la que hubiese sido su declaración ante la jueza María Pascual, en el que reconoce que la negociación para la compra del hotel la llevó él mismo, "como de costumbre, junto con los colaboradores y ejecutivos pertinentes", y que "siempre hubo intención de pagar".

El empresario ha manifestado que en "su ánimo siempre ha estado y estará cumplir con mis compromisos", por lo que "cuando sea posible mi voluntad es pagar lo que quede pendiente” con el dinero que, según dice, el Estado le debe por la expropiación de Rumasa en 1983. Asimismo ha explicado que se había venido pagando puntualmente y a plena satisfacción desde el principio de la compra, durante cinco años y “cuando vinieron las dificultades se mantuvieron diversas conversaciones con el señor Miralles (anterior propietario del hotel y querellante en el procedimiento) en las que nos manifestaba que comprendía perfectamente nuestra situación y en las que estaba abierto a estudiar diferentes soluciones y alternativas”.

Uno de los motivos que alega para haber dejado de realizar los pagos ha sido la crisis económica, afirmando que su empeño era mantener a toda costa el empleo y procurando en todo momento que no hubiera despidos. Asimismo también ha culpado a Banco Santander, que según sus declaraciones, durante el año 2000, llegó a cancelar créditos por importe de 41 millones de euros mientras que en 2010 la entidad denegó un crédito por valor de 20 millones que "previamente ya había sido concedido".

Ruiz-Mateos se encuentra en libertad provisional después de haber sido detenido este martes (véase “Detienen a Ruiz-Mateos en Madrid”) y de que asistiera el miércoles a su cita en el despacho de la jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, María Pascual, donde Ruiz-Mateos se acogió a su derecho a no declarar. Según su portavoz, los argumentos que se han aportado este jueves hubieran constituido la declaración del empresario "si no existieran fortuitos e involuntarios impedimentos circunstanciales y dada la sorpresiva actuación de la juez María Pascual con una primera detención innecesaria que ha derivado en un encadenamiento de problemáticas añadidas".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.