Diario 6008 25.09.2020 | 00:10
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El nuevo decreto de la Generalitat entra en vigor este jueves

Freno a Airbnb: Barcelona suspende las licencias a habitaciones turísticas

Suspensión preventiva por un año prorrogable a dos de licencias de habitaciones de uso turístico y también de obras para hacer viviendas compartidas 25 agosto, 2020
  • La teniente de alcalde de Barcelona sostiene que la medida es para "blindarnos" y "poner limites a la especulación"
  • El Ayuntamiento de Barcelona tendrá dos años para regular esta nueva fórmula de alojamiento turístico
  • El Gremio de Hoteles también ha criticado el nuevo decreto de la Generalitat, mientras que Airbnb lo ha aplaudido

El gobierno municipal de Barcelona ha acordado suspender preventivamente la concesión de licencias para el alquiler de habitaciones turísticas en pisos para evitar tener que otorgarlas por la entrada en vigor, el próximo jueves, del decreto de la Generalitat que legaliza esta actividad.

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha anunciado la suspensión preventiva de licencias para esta nueva actividad turística por un año, prorrogable otro más, para "blindarnos" y "poner limites a la especulación".

Sanz ha explicado que con esta suspensión preventiva el Ayuntamiento se "cura en salud" y "da una oportunidad a la Generalitat a rectificar el reglamento" para que sea más restrictivo con la nueva actividad, incorpore la reflexión desde el territorio y ponga al alcance de los ayuntamientos instrumentos jurídicos y los recursos para su inspección y control".

La teniente de alcaldía de Barcelona denuncia que el decreto del gobierno catalán que legaliza el alquiler de habitaciones turísticas se ha hecho "al dictado" de Airbnb

Esta suspensión preventiva de licencias impide que mientras el Ayuntamiento elabora y aprueba la ordenanza y el plan urbanístico que regule esta actividad, para lo que tiene un plazo de dos años, nadie pueda presentar una declaración responsable de actividad y el juez le dé la razón.

La teniente de alcaldía ha denunciado que el decreto del gobierno catalán que legaliza el alquiler de habitaciones turísticas se ha hecho "al dictado de plataformas digitales, al dictado de Airbnb, sin tener en cuenta los riesgos" que las actividades que se incorporan tienen para la ciudad y para la garantía del derecho a la vivienda.

También ha dicho que es una regulación genérica que "pasa la pelota" a los ayuntamientos, que son los que deberán ver cómo controlan la actividad, con problemas como el que supone que los inspectores accedan a una vivienda privada.

El reglamento de la Generalitat que entra en vigor esta semana permite al propietario de una vivienda en Cataluña inscrito en un registro turístico municipal realizar la actividad económica de alquilar simultáneamente hasta a cuatro turistas habitaciones por períodos máximos de 31 días no encadenados los 365 días del año.

Suspensión de las licencias de obras

Según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona, "se suspenden durante un año el otorgamiento de licencias de habitaciones de uso turístico en viviendas, los permisos para obras para hacer viviendas compartidas y otras autorizaciones".

"La moratoria responde a la necesidad de elaborar, en los próximos doce meses, una nueva normativa municipal que regule la nueva modalidad del alquiler de habitaciones de uso turístico en viviendas, prevista en el Decreto de turismo, aprobado por el Gobierno de la Generalitat de Catalunya el 4 de agosto".

Según recuerda el consistorio barcelonés, "esta nueva modalidad permite alquilar habitaciones de uso turístico siempre que no se superen los 31 días de estancia, que haya un máximo de cuatro plazas por piso y que quien solicite la licencia sea la persona que reside habitualmente en la vivienda".

A partir de la suspensión decretada en Barcelona, "se iniciarán los estudios previos para tramitar un plan especial para regular la implantación de la actividad con la voluntad de compatibilizar los diferentes usos, siempre garantizando el derecho a la vivienda de los vecinos y vecinas", ha explicado el Ayuntamiento.

Por otra parte, "también se podrá proceder a tramitar una ordenanza que fijará los requisitos para el ejercicio de la actividad en la ciudad".

Vista de Barcelona desde el parque Güell.

Los hoteleros en contra de las habitaciones compartidas...

También el Gremio de Hoteles de Barcelona ha cuestionado el nuevo Decreto de turismo de la Generalitat de Cataluña, el cual autoriza al titular de una vivienda a alquilarla a terceras personas por una estancia que no supere los 30 días.

Según los empresarios esta nueva modalidad no garantiza seguridad y “beneficiará nuevamente a los grupos y mafias que operan en Barcelona comercializando alojamiento turístico ilegal”.

...Y Airbnb a favor

Por su parte, Airbnb ha afirmado que el nuevo decreto reglamentario es “un paso adelante” para los que comparten casa en Cataluña y en Barcelona.

Según sostiene la compañía estadounidense dedicada a la comercialización de viviendas de uso turístico, durante estos últimos años "Airbnb ha trabajado con las autoridades y los municipios catalanes en un marco regulatorio que pudiera ayudar a los residentes a alojar viajeros en su hogar de manera responsable, diversificando el turismo, protegiendo la vivienda, siguiendo la normativa vigente y pagando sus impuestos".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.