Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El futuro del grupo está en el aire tras la dimisión como CEO de Javier Hidalgo, al que su padre le pasó el testigo hace menos de cinco años

Globalia, una incógnita tras el fallido relevo generacional

La corporación es hoy propietaria al 100% solo de su división de handling y de la hotelera Be Live, que está en negociaciones para fusionarse con Bluebay 16 abril, 2021 Premium

La dimisión de Javier Hidalgo como consejero delegado de Globalia anunciada esta semana, menos de cinco años después de que lo ascendiera su padre y presidente de la corporación Juan José Hidalgo, sume al que fuera el gran grupo turístico vertical de España en la mayor de las incertidumbres sobre su futuro. Quien se supone que iba a tomar el relevo generacional del fundador del grupo abandona la máxima responsabilidad de la compañía justo después de la venta de Air Europa a IAG y de la fusión de su división de viajes con Ávoris Reinventing Travel.

La venta del buque insignia de la compañía al grupo de Iberia por 500 millones y la fusión de Halcón Viajes y Travelplan con el grupo de Barceló, deja por ahora en manos exclusivas de Globalia solo su filial de handling Groundforce y su división hotelera Be Live Hotels, que en agosto del año pasado anunció que estaba en negociaciones para fusionarse con Bluebay.

Sobre los planes de Be Live y Bluebay para crear un grupo hotelero con casi un centenar de hoteles y 21.500 habitaciones no hay novedades por ahora, según las últimas informaciones facilitadas a HOSTELTUR, y siguen las negociaciones, mientras que el futuro de Groundforce, que no se vendió con Air Europa a IAG, es todo una incógnita.

No obstante, Globalia se mantiene como propietario del 49,5% de Ávoris Corporación Empresarial, el grupo resultante de la fusión con la división de viajes del Barceló, que recientemente ha logrado el visto bueno a un crédito de 320 millones de euros del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la Sepi.

Hay que recordar que Ávoris es el mayor grupo de creación y distribución de producto turístico del mercado español con una cifra de negocio de 4.000 millones de euros, una plantilla de más de 6.000 empleados y una red de agencias con 1.500 puntos de venta.

El sueño de Hidalgo

La elección de Javier Hidalgo como CEO de Globalia, de la que posee el 17% de las acciones, se produjo tras el fracaso de Juan José Hidalgo de sacar a Bolsa el grupo. Convertir Globalia en una empresa cotizada fue el gran sueño de Hidalgo, que de la nada terminó creando un grupo con 15.000 empleados y que en 2018 facturó 3.850 millones de euros.

Hidalgo, que se mantuvo como presidente, designó a su hijo como su sucesor al frente del grupo pese a las diferencias en el seno de la familia y alabó su labor a los mandos de la compañía, pese a que su director general Pedro Serrahima solo duró un año en el cargo. "Estoy satisfecho con mi hijo porque ha cogido con muchas ganas su responsabilidad y eso me da mucha tranquilidad", decía en diciembre de 2017.

Sin embargo, solo un año después comenzaron los rumores sobre la venta de Air Europa y la división de viajes con Halcón y Travelplan a la cabeza.

Los rumores se convirtieron en noticia y finalmente, el 4 de noviembre de 2019, se anunció la adquisición de Air Europa por parte de IAG, el grupo de Iberia y Vueling, por 1.000 millones de euros.

Ese mismo mes, Globalia y Barceló cerraban el acuerdo para fusionar sus divisiones de viajes para crear el mayor grupo turístico de nuestro país.

Juan José Hidalgo (izquierda) y su hijo Javier, en la presentación del primer 'Dreamliner' de Air Europa, en febrero de 2018.

De esta manera, Globalia vendía su joya de la corona, que aportaba el 50% de las ventas del grupo; se unía a quien hasta ahora había sido uno de sus competidores en la venta de viajes y se veía obligada a redefinir su futuro.

Pero el estallido de la pandemia de coronavirus en marzo del año pasado echó por tierra los acuerdos iniciales y finalmente la venta de Air Europa a IAG se ha cerrado por la mitad, 500 millones de euros.

La COVID-19 impactó tan duramente en la aerolínea que ha tenido que recurrir a un crédito del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de 475 millones de euros, que ya ha sido autorizado por el Gobierno.

El año en que el grupo tendría que estar celebrando por todo lo alto los 50 años de la apertura de su primera agencia Halcón, en 1971, Globalia se ha convertido en una sombra de lo que llegó a ser con su fundador, que a sus casi 80 años (los cumple en julio) afortunadamente se recupera de su lucha contra el coronavirus, del que se contagió en enero y tuvo que ser hospitalizado.

Con Globalia parece cumplirse una vez más la maldición que suelen arrastrar las empresas familiares españolas y es que, según los cálculos del Instituto de Empresa Familiar, solo el 30% de ellas consiguen superar satisfactoriamente la transición de la primera a la segunda generación.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.