Diario 5639 19.07.2019 | 16:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El mantenimiento de las instalaciones es esencial

Así se protegen los hoteles contra los incendios

Es diez veces más probable que ocurra un fuego en un establecimiento hotelero que en una vivienda privada 7 julio, 2019

En España se han producido alrededor de 10 incendios diarios en establecimientos hoteleros durante 2018, según las estadísticas de seguridad contra incendios registrados por la asociación de aseguradoras Unespa. Este dato convierte al fuego en un gran riesgo para los alojamientos. Este artículo procede de Proveedores Hosteltur.

De hecho, varios estudios realizados por organismos internacionales apuntan que la probabilidad de que se ocasione un incendio en un hotel es hasta diez veces mayor que la de un hogar convencional. Por este motivo, Adrián Gómez, presidente de Tecnifuego, enumera varias acciones que pueden llevar a cabo los establecimientos para prevenir incendios tanto en su interior, como en su exterior.

Gómez destaca que lo mejor que se puede hacer en una Política Contra Incendios (PCI) es ir más allá de lo obligado por las leyes. Estar al día en todo lo que se refiere a las normas del Código Técnico de Edificación (CTE) y el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI) es una cuestión básica. Esta normativa expone los mínimos, pero los establecimientos pueden reforzarlos.

Seguridad es calidad

El diseño, la ejecución, la puesta en funcionamiento y el mantenimiento de dichas instalaciones, así como sus materiales, componentes y equipos, deben cumplir lo establecido en el RIPCI. Desde 2017, esta normativa incluye nuevos sistemas contra incendios como el control de humos, agua nebulizada, mantas ignífugas y señalización fotoluminiscente.

La seguridad debe ser considerada una inversión, un aporte al bienestar y un distintivo de calidad y excelencia, comenta Gómez. Añade que “elegir los productos y empresas mejores y más eficaces” puede marcar la diferencia de un proyecto.

De media en 2018 se han producido unos 10 incendios diarios en establecimientos hoteleros.

En este sentido, resulta esencial que los elementos de protección contra incendios encajen a la perfección. Gómez señala que la protección pasiva –en referencia a todos los elementos especiales que evitan el fuego y su propagación y la evacuación– y la activa deben complementarse.

La protección activa engloba todos aquellos sistemas que tienen la función de proteger los edificios de forma eficaz y ofrecen seguridad a las personas que los habitan. Los detectores, extintores, rociadores y evacuadores de humos son algunos ejemplos.

Novedades tecnológicas

En general, todos los equipamientos dirigidos al sector hotelero experimentan una gran evolución. Según Gómez, los equipos PCI van integrando las novedades, desarrollos y tecnologías.

Para evitar los incendios en hoteles, por ejemplo hay novedades de detección temprana, como los nuevos sistemas de agua nebulizada o rociadores automáticos, el control y evacuación de humos que se diseñan a través de simulaciones, entre otras innovaciones.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.