Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista con el fundador de Grupo Logitravel y la gestora Smy Hotels

Smy Hotels le da un giro a su estrategia y se enfoca en el asset light

“Nunca venderemos un activo en el que no mantengamos la gestión”, asegura Ovidio Andrés 28 julio, 2021 Premium
  • "El objetivo es deshacer la posición en activos para darle mucha más gasolina a la gestora y que pueda coger más hoteles"
  • La alianza con Wyndham le permitirá a Smy Hotels traer a Europa marcas posicionadas entre asiáticos y americanos
  • Este año quieren incorporar al menos tres hoteles en España, debutar en Malta y seguir creciendo en los países en los que tienen presencia

En 2018 Ovidio Andrés abandonaba el cargo de presidente ejecutivo de Logitravel, manteniendo el 100% de su propiedad, para facilitar el crecimiento del grupo. Tras haber adquirido su primer activo hotelero un año antes, hacia una apuesta por el sector poniendo en marcha Smy Hotels y fichado a José Antonio Granja como CEO de la cadena. Casi tres años y una pandemia más tarde, el presidente no ejecutivo de ambas compañías ha hecho un nuevo cambio estratégico, dejando de lado la idea de una cadena patrimonialista para convertirse en una gestora de marca blanca con presencia en España, Grecia, Portugal, Italia y Túnez. En esta entrevista con HOSTELTUR, Ovidio Andrés desgrana los planes de la gestora.

Smy Hotels nace como cadena, pero con la pandemia el plan ha cambiado

Mi ilusión era desarrollar una marca, Smy Hotels, que es lo que todo el mundo ha hecho... pero es un concepto del siglo pasado. En 2018, cuando empezamos, nuestra estrategia era colocar parte del patrimonio familiar en activos hoteleros. Queríamos comprar activos que pudieran estar a bajo precio. Este era mi planteamiento original, que es el de mucha gente que ha pasado del sector emisor al hotelero. A medida que fui aprendiendo y fui incorporando gente como José Antonio Granja (CEO) o Jose Yudici (Chief Development Officer), me fui dando cuenta que el mundo no es como era y que hoy, en un mercado global, desarrollar una marca requiere mucho tiempo y mucho dinero. Dentro de los debates estratégicos hemos evolucionado.

¿En qué consiste esa evolución?

No somos una cadena hotelera, sino que queremos ser una explotadora o gestora marca blanca. Nuestra estrategia es asset light. Creo que cuanto menos activos, mejor, porque los activos son intensivos en equity y el crecimiento es muy lento para lo que necesita una explotadora moderna. Además, construir una marca como Smy iba a costar muchísimo, porque podíamos encontrar hoteles que no se parecen en nada.

Ovidio Andrés.

¿De qué forma se adapta Smy Hotels a ese cambio de estrategia?

Hemos cambiado el foco: no iremos a comprar hoteles, pero sí iremos por el alquiler. Cuando haces un cambio de estrategia lo que tienes que hacer es acomodar lo que eres a lo que quieres ser. Para desarrollar a tope la gestora hotelera el objetivo sería deshacer la posición en activos, para darle mucha más gasolina y que pueda coger muchos más hoteles. Esto no quiere decir que los vamos a malvender, pero si podemos cambiar equity hotelero por equity de gestora lo vamos a hacer.

Las operaciones serán siempre de sale & leaseback, nunca venderemos un hotel en el que nosotros no mantengamos la gestión

Esta apuesta por la marca blanca se refuerza con el acuerdo con Wyndham

Al decidir ser una gestora marca blanca, justamente, lo primero que necesitábamos eran marcas, porque puede ocurrir que un propietario ya tenga una marca muy potente, pero la mayoría sí que necesitan. Y además tiene que ser una marca global, que te permita tener más alcance. Para eso nos hemos procurado un acuerdo internacional con la marca más grande del mundo, que es Wyndham, que tiene un porfolio de 20 marcas; un programa de fidelización de 80 millones de clientes, sobre todo de lugares en los que no estamos; y en tercer lugar tienen una red de inversores americanos y asiáticos con un gran apetito por productos europeos. Como gestora una de nuestras marcas es Smy Hotels, que también la utilizaremos. Hemos pegado un cambio brutal de lo que éramos a los que somos.

¿Cómo se está desarrollando esa alianza?

Las reuniones han sido fantásticas, nos están apoyando e incluso poniendo activos sobre la mesa y nosotros también a ellos. Antes de final de año estoy seguro de que habrá dos o tres hoteles.

Con Wyndham hay un encaje fantástico de las dos estrategias: ellos los que buscan es desarrollar sus marcas en Europa y nosotros buscamos tener la posibilidad de asignar la mejor marca a cada activo

¿Están encontrando muchas oportunidades por la COVID-19?

Estamos en un momento muy especial, donde todas las fichas están en el aire y el estrés financiero que ha ocasionado la pandemia se va a hacer más patente al final de este año. Dentro de este mal momento, una empresa como la nuestra tiene que aprovechar. Lo que en otro momento nos costaría dos o tres años hoy lo podemos hacer en 6 meses. Es un momento disruptivo y de oportunidades. Nosotros tenemos montado todo el equipo de operaciones, la solución IT desarrollada. Tenemos todo para crecer.

El acuerdo con Wyndham es para desarrollar 20 nuevos hoteles durante los próximos 10 años.

En el primer semestre del año no se han quedado quietos

Con la entrada de Jose Yudici tenemos un muy buen perfil de expansión. Hemos cogido el Smy Sighientu Thalasso & Spa, un hotel vacacional en Cerdeña; hemos abierto el Carlos V en Alghero de casi 200 habitaciones y el tercero ha sido el hotel de Lisboa, un 4 estrellas que abrirá en agosto. Hay otros proyectos en Tenerife, Milán y muchas otras cosas que acabarán saliendo. Nos encontramos en un momento fantástico, donde hay cantidad de cambios, en la propiedad y la gestión, por lo tanto lo queremos aprovechar. Estamos en España, Portugal, Túnez, Grecia e Italia y es muy probable que este año abramos Malta y tal vez otro país. Donde estemos el objetivo es crecer mucho y siempre de la mano de un socio local.

¿Qué perspectivas de expansión tienen para España?

No va a ser tan difícil crecer en España como lo era hace un año, habrá muchas oportunidades. Es verdad que hay players muy potentes y profesionales, y por eso es difícil, pero tenemos varios proyectos en estudio y estoy convencido de que para fin de año habremos incorporado tres hoteles en nuestro país.

En los otros mercados en los que están presentes ¿la venta de activos y cambio de gestor hotelero se está moviendo como aquí?

Debido a las políticas de apoyo a la empresa que ha tenido el gobierno español, el estrés financiero va a ser mucho mayor. En otros países hay más subvención directa y por tanto el endeudamiento es menor, pero aquí se ha optado por dar facilidades a préstamos ICO y hay que pagarlos. Es un gravísimo error.

Si en España no toman una decisión tendiente a reducir el endeudamiento de las empresas, para que cuando salgamos podamos tener dinero para hacer proyectos y generar empleo, habrá un problema: la empresa española no podrá competir con la extranjera

Esto, que es un problema, desde el punto de vista de gestora es una oportunidad porque la gente acabará cansada de pedir préstamos y querrá mayor seguridad financiera. Como gestora el objetivo es ayudar al propietario que confía en nosotros un activo y aportarle el mayor valor posible. ¿De qué forma? Pagando el alquiler como toca y, si en algún momento quiere vender , ofrecerle una red de inversores que confían en las marcas que manejamos, para que tengan una salida del activo mucho más fácil.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.